Alcalde puso en funcionamiento ascensores del mercado público

360
[themoneytizer id=”22300-1″]

El ascensor de carga tiene una capacidad de 800 kilogramos y el de pasajeros para ocho personas, los dos tiene sistema automático. La inversión de la Alcaldía del Cambio es de más de $341 millones./MONTINER ALVIS

“Le estamos cumpliendo al Mercado”, expresó el alcalde Rafael Martínez ayer durante la puesta en funcionamiento de los ascensores del edificio del Mercado Público.

El alcalde Rafael Martínez fue el primero en hacer uso del ascensor de pasajeros del Mercado Público, obra que hace parte del plan de recuperación integral de esta zona y que hacen que este siga siendo uno de los mejores del país.

Junto a todos los vendedores, el alcalde recordó cómo ha sido la lucha de estas dos últimas administraciones por devolverle a los samarios una plaza de mercado digna, que permitirá hacer de este uno de los mejores lugares de esta capital.

“Hoy estamos poniendo en funcionamiento dos ascensores, uno de carga y otro de pasajeros en el Mercado. Esto va a favorecer la dinámica comercial de este sector, debemos recordarles a los samarios que su mercado público Sigue Cambiando, que hoy es más seguro, que hay parqueaderos y que con el ascensor pueden tener acceso a la mejor verdura de la ciudad que está en el segundo piso, con los mejores precios”, dijo.

Asimismo, nuevamente invitó a los samarios a seguir regresando a su Mercado. “Esta es una forma de contribuir con el cambio de Santa Marta, no hay mejor forma de hacerlo que venir a comprarles”.

El ascensor de carga que tiene una capacidad de 800 kilogramos y del pasajero es para ocho personas, los dos tiene sistema automático.  La inversión de la Alcaldía es de $341 millones 326 mil.

VENDEDORES MOTIVADOS

María Rosado de Gámez, es una mujer que pasa de los 60 años y se dedica a la venta de tinto en el Mercado Público de Santa Marta. Hoy con la puesta en funcionamiento del ascensor de pasajeros en esta plaza pública, su vida cambió. Para esta vendedora, el ascensor es una gran bendición y produce mucha alegría. Ella, en su actividad, todos los días sufría al subir al segundo piso del mercado: “los años no llegan solos y la fuerza ya no es la misma”, afirma, entre risas la mujer.

 “Este ascensor es un bien para uno, a mí me costaba subir y ahora puedo hacerlo con mi carrito sin problema.  Yo tengo años de estar en el Mercado y veo cómo ha cambiado bastante en estos últimos años, mire las camisas que me da “Rafa” Martínez para trabajar mejor”, expresó la vendedora.

De manera espontánea y con la sabiduría que dan los años, la mujer invita a todos los samarios a visitar la plaza, especialmente a las ‘viejitas’, como ella les dice a las señoras que están de su edad y antes no iban por tener que subir las escaleras. “Que vengan todos al mercado, especialmente a las ‘viejitas’ que no querían subir por las escaleras, ahora tenemos un ascensor y es más fácil”, dijo.

Así como la señora María, la cocinera Miriam Freile de Gámez, que desde hace tres años tiene un restaurante en el segundo piso del Mercado, celebra el contar con el ascensor de pasajeros, pues sus dolencias en las piernas ya dejarán de ser un problema para ella y desde hoy le dice adiós a las escaleras.

Mientras hacía uso por primera vez del elevador, Freile de Gámez, con una gran sonrisa, manifestó: “Recibo la entrega de estos ascensores con gran amor, yo muchas veces sufrí de las piernas y no podía subir hasta el segundo piso, esto es una gran alegría para mí, vendedores y samarios”.

Para ella, Santa Marta es hoy una ciudad que sí está cambiando: “Yo sé que el cambio no se va, porque hemos visto el cambio en los parques que están por mi casa, el alcalde nos construyó un Centro para el Adulto Mayor en Bastidas, nos ha llevado a varias recreaciones, nos festeja el Día del Adulto Mayor y está pendiente de los abuelitos. Dios por eso lo tiene en su reino, porque primero los niños y luego los abuelitos”, expresó.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte