Capturan 10 personas por corrupción en la salud en Ibagué

740
[themoneytizer id=”22300-1″]

Tras el allanamiento que hizo el martes el CTI a las sedes de Tolihuila en Ibagué para buscar material probatorio de los lotes de medicamentos existentes, anoche se conoció que en total fueron siete los allanamientos realizados en la capital tolimense, los cuales incluyeron a Fundasalud y varios apartamentos, diligencia que dejó un total de 10 capturas. El caso está siendo llevado por fiscalía 27 seccional adscrita a la Dirección Especializada contra la Violación de Derechos Humanos.

Durante la audiencia que se cumple en el Palacio de Justicia contra los 10 capturados por el presunto delito de venta de medicamentos adulterados, se conocieron detalles de cómo operaba el cartel, desde el gerente en adelante.

Según detalles de la audiencia ante los Juzgados Quinto y Octavo de Control de Garantías de Ibagué, el grupo, encabezado por el gerente de Fundasalud, Marco Antonio Ramírez Varón, adquirían los medicamentos que una red de mercado negro los traía de Venezuela y Ecuador, para reempacarla con medicamentos buenos de pacientes con hemofilia y luego distribuirlas a EPS, entre ellas Emcosalud Tolihuila y Pijao Salud.

Las personas tenían contactos en distintas ciudades colombianas donde conseguían medicamentos vencidos y los falsificaban; en Ibagué, por medio de otra empresa, contrataban con pacientes enfermos para instaurar tutelas y, al ganarlas, les formulaban esos medicamentos.

Entre las marcas que rebajaban hay de Roche, Novartis, Bayer, entre otras.

Se conoció además, que el detenido Yesik Wilches Machado, tenía la fundación Distrimédicos, los hermanos Sergio Andrés y Luis Alejandro Bedoya Moreno, eran los encargados de ‘chiviar’ los frascos de medicina y traerlos de la frontera.

Los detenidos son: Germán Humberto Pinto, Yesik Wilches Machado, Carlos Julio Moncada Pinzón, Mónica Liliana Ovalle Páez, Marco Antonio Ramírez Varón, Arcesio Collazos Sanabria, Sergio Andrés Bedoya Moreno, Luis Alejandro Bedoya Moreno, Juan Gabriel Basto y Guillermo Andrés Castellanos Montaña.

Estas personas son investigadas por los delitos de violación de derechos patrimoniales de autor y derechos conexos, falsedad en documento privado, usurpación de derechos de propiedad industrial y derechos obtentores de variedad de vegetales, favorecimiento del contrabando, concierto para delinquir, corrupción de alimentos, productos médicos o material profiláctico y enajenación ilegal de medicamentos.

Entre tanto, Tolihuila informó que luego de la revisión, se determinó que la medicina cumple con las moléculas “originales producidas por los respectivos laboratorios”, asimismo, que “no se encontró ningún medicamento adulterado, que ponga en riesgo la vida de los pacientes”.
Señaló que las presuntas irregularidades se hallaron en un frasco de Clavulin de 250 gramos comprado a Coopidrogas y en 16 tabletas de Dolex Forte, las cuales fueron recibidas por inventario a Fundasalud IPS, en enero.

IBAGUÉ (El Nuevo Día).

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte