De Buenaventura al Royal Ballet de Londres

264
[themoneytizer id=”22300-1″]

Considerado uno de los mejores bailarines del mundo, Fernando Montaño presentó en Colombia su Autobiografía ‘Una Buena Ventura’. /COLPRENSA

Ayudar tender puentes para que otras personas tengan las oportunidades que él tuvo es una de las prioridades de Fernando Montaño, el bailarín de Buenaventura que contra todos los pronósticos es una pieza clave del Royal Ballet de Londres.

Acaba de presentar ‘Una Buena Ventura’, su autobiografía que está lejos de ser una oda a lo que ha sido una hazaña a su dedicación, perseverancia, talento, trabajo y constancia, es un testimonio en el cual se muestra, que pese a tener todo lo anterior, difícilmente lo habría conseguido si no hubiera tenido una legión de ángeles a su lado.

Con el auditorio del Gimnasio Moderno de Bogotá lleno, hizo la presentación oficial de este libro. La danza no pudo faltar y durante cerca de quince minutos realizó una muestra de su talento y trabajo que lo ha llevado a ser el primer colombiano en ser solista de una de las más prestigiosas compañías de ballet del mundo, la Royal Ballet.

En primera fila, una legión de niños de una escuela de ballet de Bogotá, quienes no perdieron detalle alguno de los movimientos de Montaño en el escenario y. luego, no dejaron de preguntarle todo tipo de cosas, que con mucha atención y cariño Montaño les contestó.

Es un libro inspirador de principio a fin con un niño que nació de la madre que ya se había realizado la ligadura de trompas, que bailaba lo que escuchaba en la radio y que se enamoró del ballet a través de un programa de televisión infantil peruano Nubeluz.

Llegó al ballet tarde, a los 12 años, cuando colgó los guayos de fútbol para dedicarse a la danza. “Creo que ellos no sabían bien que ocurría. Mi padre quería que siguiera en el fútbol, pero cuando me dediqué a la danza y fui becado, se dieron cuenta que tenía talento. Luego a mi padre llegaba y todo el mundo lo felicitaba por mí y se sentía muy orgulloso”, recordó Fernando.

Aunque no ha sido un camino de rosas, siempre reconoce la mano amiga que lo ha ayudado, desde la edad de 14 años cuando dejó a su familia en Cali para irse a vivir a Cuba donde fue recibido de manera tal, que él ya cuenta con una familia cubana.

De ahí viajó a Italia hasta tener la oportunidad de llegar al Royal Ballet, la compañía de ballet de la Reina, a la cual se puede llegar a tener una audición sólo por recomendación.

Jamás olvidará esa audición, la música jamás funcionó y la tuvo que realizar en silencio absoluto. “La música la teníamos en la cabeza y eso hizo que fuera un momento especial que nos permitió ser admitidos en la compañía”.

Sólo comenzando el sueño de tocar el cielo a través de hacer parte de la compañía de ballet de la Reina de Inglaterra, uno de sus ángeles abandonó la tierra. Su madre falleció mientras que él demostraba en Londres de lo que estaba hecho, pero se sobre puso a esa adversidad y continuó hasta lograr ser solista de esta prestigiosa compañía.

Apenas comienza el recorrido con este libro que seguramente será uno de los más buscados en la próxima Feria Internacional del Libro de Bogotá, mientras continúa la gestión de lo que será una película sobre su vida.

La noche terminó con una larga sesión de firma de libros que le tomó a Fernando Montaño más de dos horas hasta que no quedó un sólo libro sin su autógrafo. /[email protected]

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte