¿Se alejan los Char?

409
[themoneytizer id=”22300-1″]

De otro lado ayer se palpó que hay molestia al interior de la bancada de Cambio Radical porque algunos congresistas de esa colectividad decidieron pasar por alto la decisión del partido de no votar el Plan Nacional de Desarrollo.

Concretamente, fueron los votos de los Char y los parlamentarios cercanos a esa cuerda política los que salvaron la aprobación de esta iniciativa en las Comisiones Económicas del Congreso.

El senador Richard Aguilar advirtió que la actitud de sus compañeros de bancada demuestra que la mermelada llegó a la colectividad.

 “Debemos lamentar la indisciplina de algunos de nuestros compañeros. El partido había tomado la decisión de no acompañar y no asistir a las Comisiones Económicas”, señaló.

Y dijo: “Tanto que están criticando la mermelada y yo lamento que se haya infiltrado la mermelada en el partido”.

Aguilar anunció, al término de una cumbre política que se adelantó en Valledupar, que analizarán sanciones internas contra los parlamentarios que decidieron votar esta iniciativa.

“Vamos a tomar decisiones contundentes. Esperamos hacerlo la próxima semana, porque la indisciplina no se puede aceptar al interior de Cambio Radical”, indicó.

La votación del Plan Nacional de Desarrollo evidenció una fuerte división al interior de Cambio Radical entre Germán Vargas Lleras y la familia Char.

El senador Arturo Char dijo que este es un proyecto “importantísimo” y por eso había decidido hacer presencia en la discusión del mismo.

 “Es la apuesta de nuestro país, del Gobierno y del presidente, en quien tenemos fijadas nuestras esperanzas y las esperanzas de muchísimos colombianos yen el caso nuestro, de la región Caribe”, indicó.

Los senadores de Cambio Radical Carlos Abraham Jiménez, Luis Eduardo Díaz Granados y Arturo Char, al igual que algunos representantes como Modesto Aguilera, le completaron el quórum al Gobierno y votaron el Plan de Desarrollo.

A su turno, el representante César Lorduy señaló que es claro esto va a afectar las relaciones entre el Ejecutivo y el Congreso de la República, porque en el criterio de algunos funcionarios del gobierno lo que pretenden es resolver desde ya la agenda legislativa de los próximos cuatro años.

Para Lorduy, uno de los candidatos a la presidencia de la corporación por parte de Cambio Radical, “hay artículos que nos permiten mirar que a mediano plazo el Congreso, por lo menos en su relación con el Ejecutivo, queda castrado. Y castrado significa que no vamos a ver un solo ministro en el Congreso presentando proyectos de ley porque la mayoría de sus inquietudes quieren resolverlas por el Plan de Desarrollo que es una mezcla de aspiraciones de cada uno de los ministros”.

Planteó que fue evidente que el Plan Nacional de Desarrollo estuvo desarticulado, y de ahí que cada ministro quiso resolver los problemas presupuestales urgentes que tiene su cartera, sin que ello se debata primero en el Congreso.

Aseguró además que “lo más lógico es que los ministros presenten iniciativas para que sean estudiadas, pero no se puede pretender que en el Plan de Desarrollo se solucione la agenda legislativa para los próximos cuatro años”.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte