Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

El ´mano a mano´ en el Congreso por objeciones de Duque a la JEP

314
[themoneytizer id=”22300-1″]

El presidente Iván Duque se empleará a fondo para lograr avanzar con las objecciones en el Congreso. No la tendrá fácil.
Por
ARGEMIRO
PIÑEROS MORENO

Filtraciones, rumores, vaticinios y nervios de ‘punta’ ha sido lo que ha vivido el país en los últimos días por cuenta de las objeciones que presentó elpresidente de la República a la ley estatutaria de la Justicia Especial de Paz, JEP.

La respuesta que dio esta semana la Corte Constitucional afirmando que no se anticipará a la decisión del Congreso calmó en parte los ánimos, ante la posibilidad de que se diera un choque de trenes. Sectores cercanos al Gobierno consideraban que una eventual decisión de la Corte rechazando la posibilidad de que el presidente objetara la ley, habría sido un prevaricato.

Pero, superado este escenario, ahora todo está en manos del Congreso.

La entidad deberá estudiar las objeciones antes del 20 de junio, porque la ley fue expedida bajo el mecanismo del fast track, pero a juzgar por lo que han dicho los presidentes de ambas cámaras, es probable que el legislativo no necesite todo ese tiempo.

El presidente de la Cámara, Alejandro Carlos Chacón, sostuvo que la discusión se deberá dar antes de terminar el actual periodo de sesiones y se dará toda la discusión que sea necesaria. En cambio, el presidente del Senado, Ernesto Macías, declaró que las objeciones, al menos en esa corporación, se pondrán en discusión en la misma sesión en la que sean votadas.

La discusión en plenaria iniciará después de que las comisiones especiales entreguen su informe a cada plenaria. La del Senado está más inclinada a favor de las objeciones, mientras que la de la Cámara tiene la orientación contraria.

El secretario del Senado Gregorio Eljach, precisó que dichos informes, que equivalen a la ponencia de una ley, deberán contener las tendencias o posiciones de los congresistas. Como se prevé que en ninguno de los dos casos haya una posición unificada, a las plenarias se presentarán las opiniones a favor y en contra de las objeciones.

Cada corporación deberá aprobar o negar las reclamaciones con votación calificada, esto por el texto es una ley estatutaria que obliga a tener la mitad más uno de los votos. 54 en el Senado y 86 en la Cámara de Representantes.

Sin embargo, cuando la ley se tramitó varios congresistas tuvieron que declararse impedidos, lo que hace prever que también deberán hacerlo para lasobjeciones. Uno de ellos fue el expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien pese ser hoy el principal defensor de las objeciones no podrá votar. Igual les sucederá a tres senadores más de su bancada, María del Rosario Guerra, Paola Holguín y Honorio Enríquez.

Tampoco estarán para la votación los senadores y representantes del hoy partido Farc, porque están impedidos debido a que las normas que se tramitaron les benefician directamente.

Las cuentas en este momento, cuando aún hay partidos que faltan por tomar posición frente a las objeciones, inclinarían la balanza en contra de lasobjeciones en ambas corporaciones. En el Senado se prevé que 45 congresistas voten por acogerlas y 51 por negarlas. En la Cámara también se negarían con 82 votos contra 80.

Cambio Radical es el partido que hasta el cierre de esta edición mantenía la incertidumbre frente al tema. Este viernes, desde Valledupar, durante una reunión de bancada en la que participó el jefe del partido, Germán Vargas Lleras, se decidió que sólo hasta el jueves 28 de marzo tomarán una postura de partido.

Ese día, van a escuchar al fiscal General de Nación, la presidenta de la Corte Constitucional, la presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), a la presidenta de la Sala Penal de la Corte Suprema, al procurador General de la Nación, al defensor del Pueblo y a las ministras del Interior y de Justicia.

La postura del vargasllerismo obligará entonces a que las objeciones se empiecen a discutir en abril, si así lo determinan las mesas directivas, pero eso dependerá que las comisiones especiales tengan el informe respectivo para cada plenaria, que no estarían antes de finalizar la primera semana del otro mes.

Para ese momento la atención legislativa estará en el plan nacional de desarrollo, el cual logró superar su primer debate en medio de mucho esfuerzo del gobierno por lograr la votación mínima para que fuera aprobado el texto.

Ese panorama las objeciones se abordarían después de la Semana Santa, prácticamente en la última semana de abril.

En ese lapso el senador conservador David Barguil, espera conseguir el respaldo político para los partidos se puedan unir para tramitar algunas reformas que se requieren frente a estas normas de los acuerdos de paz. Propuesta que no será fácil de concretar porque la oposición ya anticipó que no la apoyará.

Las dificultades que enfrenten las objeciones en el Congreso, podrían afectar también la discusión sobre las reformas constitucionales que propuso elpresidente Duque para cambiar, entre otras cosas, el hecho de que la JEP asuma las investigaciones por casos de abuso sexual relacionados con el conflicto.

Dichas reformas tienen un trámite mucho más complejo. Deben ser aprobados en 8 debates, de los cuales los cuatro primeros deberían darse antes del 20 de junio, si es que se radican en esta legislatura, y los otros cuatro después del 20 de julio.

De modo que el debate sobre la JEP pinta para largo, más que por las objeciones, por las reformas que vendrán después./COLPRENSA.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte