Suicidios se ‘disparan’ en el Cesar

915
[themoneytizer id=”22300-1″]

En el departamento del Cesar se han registrado 14 suicidios en lo que va corrido del 2019.

POR:
NIBALDO
BUSTAMANTE

Luis Eduardo Argote vivía sumergido en un mar de depresión. Su semblante no era el mismo desde que comenzó su calvario clínico, cargando con el peso desahuciado de una enfermedad crónica.

El pasado 19 de enero su mente amaneció más débil que nunca y perdió la batalla contra la idea maligna de suicidarse o, mejor, suicidarse como expresión acomodada a una recomendación social.

Ese día, el barrio El Carmen del municipio de Curumaní  amaneció consternado por la fatal noticia. Murmullos y especulaciones arropaban el asombro de sus habitantes, mientras las autoridades realizaban la inspección judicial al cadáver del hombre de 58 años de edad.

La escena dantesca  pendía en el patio del inmueble en donde el hombre de oficio conductor decidió ponerle fin a su angustia.

“Él sufría de diabetes, yo lo veía muy deprimido porque los médicos le cortaron una de sus extremidades y eso le imposibilitaba caminar, de pronto esa situación lo desesperó y tomó esta decisión”, aseguró  uno de los vecinos del profesional del volante.

El caso de Luis Eduardo Argote fue el último hecho de suicidio registrado en el municipio de Curumaní, que según la Secretaría de Salud del Cesar, es la segunda población con el mayor número de incidencias en el tema de autoeliminación.

De acuerdo a los registros de esta cartera en lo que va corrido del año se han presentado tres situaciones de autoeliminación en Curumaní, los mismos casos de Valledupar, de los 14 reportados en el departamento del Cesar.En 2018 para esta misma fecha, la entidad detectó 13 eventos de suicidios, es decir, uno menos que en 2019.

La última manifestación de autoeliminación en Valledupar fue el pasado 21 de enero en la urbanización  La Riviera de la capital del Cesar cuando un menor de edad se quitó la vida bajo la modalidad de ahorcamiento.

Aparentemente, Diego Andrés Saurith Murillo debía cumplir el reto de Ballena Azul y jugar Momo, sin embargo fue hallado en su residencia con cortaduras en el brazo izquierdo, un hecho similar al que él mismo habría hecho el año pasado en el municipio de Villanueva, La Guajira.

 Lo más curioso tanto para los familiares como para los investigadores judiciales, es que Saurith Murillo antes de su muerte se encontraba escuchando música rock y su padre le había prohibido usar el internet, razón por la cual el menor se enojó.

Según Julio Saurith, padre de la víctima, al llegar a casa siempre encontraba sonriente a su hijo, pero esta vez el escenario fue otro: el cuello del infante estaba atado a la escalera con una correa.

“Lo que le digo a la ciudadanía vallenata es que revisen las redes sociales de los niños, cosa que no hice con mi hijo, no pensé que él estaba en eso. No quiero que eso pase más en esta ciudad. Ojalá los padres estén pendiente a sus hijos”, advirtió Julio Saurith.

EL COMPORTAMIENTO

En relación al género, el 100% de los suicidios ocurridos este año en el departamento del Cesar corresponden a hombres, mientras que el 34% de los casos registrados están en el rango entre 55 y 64 años de edad.

Un informe presentado por el Instituto de Medicina Legal asegura que  1.600 casos se registraron en Colombia en 2018, con una tasa de aumento del 25% entre 2008 y 2017.

Por lo menos 800.000 personas se quitan la vida cada año en el mundo, según cifras reveladas por la Organización Mundial de la Salud. En 2016, el suicidiofue la segunda causa de muerte entre las personas de 15 y 29 años y peor aún, aproximadamente, cada 40 segundos una persona en el mundo se quita la vida.

LOS ESPECIALISTAS

Para María Eugenia Sarmiento, psicóloga clínica y magister en psiconeuropsiquiatría y Rehabilitación de la Universidad Metropolitana de Barranquilla, “las causas de este flagelo son cuatro: primeramente la presencia de una esquizofrenia cuando la persona siente alucinaciones auditivas y visuales. Auditivas porque escucha una voz que le dice que se suicide y visual al observar imágenes que la motiven a tomar la decisión”.

Otras causas, según la experta en el tema, apunta a unos trastornos del estado de ánimo en la persona con tendencia a la depresión o estados bipolares que también la motiva a quitarse la vida; el consumo de sustancia psicoactivas sea droga o alcohol y tener una personalidad límite, es decir, aquellas que secaracterizan por su inestabilidad a nivel emocional y extorsionan afectivamente a los miembros de su familia por ser rechazados y son tan vulnerables que terminan suicidándose.

“Hay factores de eventos negativos que cualquier persona sufre a lo largo de la vida como los problemas económicos, ruptura de una relación sentimental o amorosa, divorcio o mala relación con los hijos, el cambio de colegio del niño a otra ciudad. No todo el mundo sabe manejar estas situaciones y los conduce a una depresión que mal manejada puede tener graves consecuencias”, explicó María Eugenia Sarmiento.

Respecto a las personas más propensas a tomar este tipo de decisiones, la profesional de la salud advirtió que “los adolescentes y los adultos mayores tienen el mayor riesgo de asumir este comportamiento suicida. Los adolescentes por su cambio de conducta, de pronto sus padres siempre estuvieron ausentes y nos les brindaron un afecto o una disciplina oportuna y cuando el papá o la mamá no corrige, el menor cree que no lo aman o le permiten hacer lo que él quiera. Incluso se involucran con amigos de mala procedencia o con conducta delincuencial y esa situación lo va llevando a sumergirse en un mundo donde no hay afecto y ternura, hay resentimientos, soledad y vacíos emocionales”.

La profesional de la salud fue enfática en reconocer que “mientras no hagamos prevención en el seno de la familia se corre el riesgo de que la persona sea vulnerable a este flagelo, porque esto no es responsabilidad de los organismos del Estado, los suicidas no son por impulsabilidad sino que son planificados, primero se inicia con una idea que se va cristalizando por semanas o meses hasta que la persona va analizando con detalles la forma en que se va a suicidar. Los hombres son más decisivos que las mujeres porque utilizan métodos como el ahorcamiento, lanzándose al vacío o acudir a un arma de fuego. Las mujeres son más manipuladoras y usan medicamentos o clorhidratos para llamar la atención de su pareja o familia”.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte