Llegada de tropas rusas a Venezuela aumenta preocupación en la región

329
[themoneytizer id=”22300-1″]

La preocupación se ha despertado debido a que horas antes del aterrizaje, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que había tenido que reforzar su seguridad, argumentando que el autoproclamado presidente interino de ese país Juan Guaidó, tiene un plan para matarlo. También anunció nuevas capturas de ‘terroristas’.

La llegada de dos aeronaves rusas a Venezuela, con cerca de 100 militares, ha generado una nueva preocupación alrededor de la crisis de gobernabilidad del país, pese a que el gobierno de Vladimir Putin explicó que la presencia en Caracas cumple con la Constitución y obedece a un acuerdo de cooperación militar firmado hace varios años entre ambas naciones.

La preocupación se ha despertado debido a que horas antes del aterrizaje, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que había tenido que reforzar su seguridad, argumentando que el autoproclamado presidente interino de ese país Juan Guaidó, tiene un plan para matarlo. También anunció nuevas capturas de ‘terroristas’.

Uno de los primeros en reaccionar fue la Organización de Estados Americanos (OEA), que calificó como inadmisible que Rusia tenga acuerdos de cooperación con un régimen usurpador como el de Nicolás Maduro, que ha sido declarado como ilegítimo por resoluciones a la luz de la Carta Interamericana. Aseguró que estas acciones atentan contra la paz y seguridad del hemisferio.

La OEA generó el debate acerca de que esta acción estaría violando la Constitución venezolana, por no haber contado con la autorización de la Asamblea Nacional, como lo exige esta misma para casos como estos. Por esta razón, aseguró que la llegada de militares es un acto lesivo de la soberanía de Venezuela.

 “Los efectivos militares extranjeros son un instrumento de amedrentamiento represivo en el contexto de una transición democrática liderada por el presidente encargado Juan Guaidó”, agregó la OEA.

Por su parte, el Grupo de Lima rechazó la llegada de tropas rusas a territorio venezolano y condenó cualquier tipo de provocación que amenace la paz y la seguridad en la región.

“El Grupo de Lima renueva su llamado a las naciones que aún mantienen vínculos de cooperación con el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro, para que ayuden a facilitar la búsqueda de soluciones que abran paso a la restauración de la democracia y el orden constitucional en Venezuela”, agregó.

Por el lado de Colombia, el canciller Carlos Holmes Trujillo señaló que el Gobierno está preocupado por la llegada de tropas rusas a Venezuela sin la autorización de la Asamblea Nacional de ese país, argumentando que se generan inquietudes alrededor de la paz y la estabilidad de la región.

“Expresamos nuestro más profundo rechazo por el arribo de dos aeronaves militares rusos a Venezuela en momentos en los que ese país atraviesa una grave crisis multidimensional que el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro se niega a afrontar”, agregó el Canciller.

Humberto Calderón Berti, embajador en Colombia del autoproclamado presidente Juan Guaidó, señaló que los rusos tienen un interés geopolítico de irritar a Estados Unidos y de tener presencia en América Latina. Dijo que desde hace varios años Rusia ha venido insistiendo en la necesidad de instalar en Venezuela bases militares submarinas.

 “Tenemos un riesgo muy grande. Si eso se logra, vamos a tener un problema muy serio para Venezuela, para Colombia y para la región. Hace años se vienen insertando en el país elementos terroristas de Hezbollah, de otras partes del mundo”,  dijo Calderón.

Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, señaló que Rusia está agravando la tensión con Venezuela a través de su presencia militar. Agregó que Washington no se quedará cruzada de brazos  ante esta situación./Colprensa

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte