Capturan con fines de extradición al empresario José Piedrahíta

294

El empresario antioqueño José Byron Piedrahíta Ceballos fue capturado con fines de extradición en su finca del municipio de Caucasia, tras ser implicado en un proceso judicial por el supuesto soborno a un agente federal de Estados Unidos cometido en 2010.

La detención se produjo a las 6:00 a.m. de este viernes en la hacienda La Contadora, por parte de uniformados del CTI de la Fiscalía y del Ejército, quienes lo trasladarán a una cárcel de Bogotá, a la espera de que la Corte Suprema de Justicia decida si autoriza la extradición.

 

Este es un nuevo expediente en contra de Piedrahíta, a quien las autoridades estadounidenses han vinculado en investigaciones pasadas por presuntos nexos con el Cartel de Cali y la organización criminal “la Oficina”. Al respecto, el empresario siempre se ha declarado inocente.

 

La acusación en Estados Unidos

La orden de arresto con fines de extradición parte de una investigación de la Fiscalía estadounidense ante la Corte del Distrito Sur de La Florida (caso N°17-20651 cr-Scola), que se hizo pública el pasado 21 de septiembre.

De acuerdo con los documentos revelados por el Departamento de Justicia, la historia comenzó en 1991, cuando el Servicio de Aduanas de EE.UU. y la DEA lanzaron la Operación Piedra Angular en contra del Cartel de Cali. En dichas pesquisas, fueron reseñadas 18 personas, sospechosas de narcotráfico y lavado de activos para ese grupo ilegal, entre las cuales estaba José Byron Piedrahíta.

Al frente de la operación estuvo el agente especial Chistopher V. Ciccione, integrante de la agencia Homeland Security Investigations (HSI), y quien más adelante terminaría involucrado en la presunta red de corrupción.

El expediente, firmado por los fiscales Luke Cass y Jennifer A. Clarke de la Sección de Integridad Pública del Departamento de Justicia, señala que tres personas conspiraron para que el empresario antioqueño fuera borrado de la lista de sospechosos de la Operación Piedra Angular: el agente Ciccione, el propio Piedrahíta y Juan Carlos Velasco Cano, alias “Cabezón”, un exsocio del Cartel de Cali que tras salir de una cárcel norteamericana se convirtió en informante de la HSI.

Este hombre sirvió de enlace entre el funcionario federal y Piedrahíta, quien según los acusadores habría sobornado al investigador con el pago de cerca de 20.000 dólares, una cena lujosa, fiesta y encuentro con prostitutas.

Los hechos ocurrieron entre el 6 y el 9 de diciembre de 2010, cuando Ciccione y otro compañero de la HSI viajaron a Bogotá y se hospedaron en el hotel Marriott. Allí fueron recibidos con un banquete, licor y tres chicas prepago, con quienes se acostó el agente.

Al día siguiente hubo otro banquete en el exclusivo restaurante capitalino Pesquera Jaramillo. Además de Ciccione, Piedrahíta y Velasco, asistieron varias mujeres, un coronel del Ejército y una reconocida estrella de música Pop colombiana, cuyos nombres no revela el expediente.

Todos estos gastos, incluyendo 17.700 dólares en efectivo, habrían sido pagados por el empresario.

En consecuencia, el proceso de la Operación Piedra Angular fue archivado por un juez de distrito en La Florida, el 21 de octubre de 2011.

Ciccione es acusado de alterar bases de datos y mentir en declaraciones, argumentando que nunca fue posible identificar plenamente al sospechoso. Adicionalmente, movió fichas para lograr que Piedrahíta y su esposa obtuvieran una visa Parol especial para ingresar a territorio estadounidense.

La captura del agente Ciccione fue anunciada por el Departamento de Justicia el pasado lunes. En contra de este funcionario de 55 años hay seis cargos, por conspiración para defraudar a EE.UU., fraude y obstrucción a la justicia.

Los mismos cargos cobijan a Piedrahíta y al informante Velasco, quien continúa prófugo de las autoridades.

 

Procesos anteriores

El 3 de mayo de 2016 la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Ofac) del Departamento del Tesoro, incluyó a Piedrahíta en la Lista Clinton, congelando sus transacciones financieras, al señalarlo como presunto lavador de dinero para la organización criminal “la Oficina”, que delinque en el Valle de Aburrá y tiene redes transnacionales. La sanción administrativa cobijó a otros miembros de su familia, empleados y a sus compañías.

Por otro lado, en una Corte del Distrito Oeste de Virginia, cursa en su contra desde 1997 un proceso penal por la supuesta comisión de lavado de activos para el Cartel de Cali.

En una entrevista concedida a EL COLOMBIANO el pasado 10 de abril, Piedrahíta se declaró inocente de esas sindicaciones y expresó que sus abogados ya estaban presentando todas las pruebas antes las autoridades norteamericanas.

Con base en los señalamientos de sus pares estadounidenses, la Fiscalía colombiana le abrió un proceso de extinción de dominio y en octubre de 2016 le embargó 18 bienes y propiedades, por valor cercano a los 13 millones de dólares.

Sin embargo, el empresario ganó esa batalla jurídica, y el 28 de marzo de 2017 el Juzgado Segundo Penal del Circuito Especializado en Extinción de Dominio de Antioquia falló a su favor (radicado 0500 3120 002 2016 0002800), declarando ilegal el embargo y ordenando la devolución de los bienes al propietario.

A juicio de Piedrahíta, los señalamientos en su contra vienen de personas extraditadas que buscan beneficios judiciales a cambio de enlodarlo. “Eso viene de una infinidad de denuncias que vengo colocando hace más de 12 años contra estos grupos al margen de la ley, tanto a ‘la Oficina de Envigado’ como a ‘los Urabeños’ y otros grupos armados, por encontrarme yo en esta región del país tan vulnerable a todo esto (Bajo Cauca). Una forma de ellos afectarme ha sido que han hablado algo de mí, diciendo que los he financiado. La Fiscalía no se ha tomado ni siquiera el tiempo para llamarme a que les explique las denuncias que tengo contra esos grupos. No hay ningún detenido. Hay denuncias por extorsión, desplazamiento forzado y asesinato de mis empleados”, señaló en la entrevista con este diario.

 

¿Quién es Piedrahíta?

Piedrahíta Ceballos nació hace 58 años en el municipio antioqueño de Bello. Es subteniente retirado del Ejército (1983), estudió Economía en la Escuela Militar de Cadetes y fue director del colegio militar José María Córdova.

Se inició como comerciante en los años 80, con ferreterías en el centro de Medellín. Después se radicó en Valle del Cauca, donde creó la planta de sacrificio FrigoYumbo. En los 90 ingresó a la Federación Nacional de Cafeteros, administrando haciendas de más de un millón de matas.

En la actualidad se concentró en negocios de ganadería y comercialización de pieles. Sus principales compañías están en la subregión del Bajo Cauca, donde genera 600 empleos, y es dueño de otras firmas en Panamá y Argentina. En la última década llegó a ser el segundo exportador de pieles de Colombia, con mercado en China.

Tras su captura, la Fiscalía colombiana expidió un comunicado, indicando que también lo investigan por su supuesta participación en una red de lavado de activos en Argentina, que blanqueaba dineros del narcotráfico para “la Oficina”. Esta organización estaría liderada por el inversionista inmobiliario Mateo Corvo Dolcet, quien junto a cinco personas fue detenido esta misma mañana en aquella nación.

Este diario consultó a personas cercanas a Piedrahíta, quienes manifestaron que por ahora no darán declaraciones. Indicaron que no hubo sobornos al agente Ciccione y que eso lo demostrarán en su debido momento.

 

Tomado de El Colombiano.

También podría gustarte