SE DESPIDE DE LA HABANA         

276
[themoneytizer id=”22300-1″]

El príncipe Carlos, heredero de la corona británica, preparó un mojito y molió caña de azúcar en el último día de su histórica visita a La Habana que representó un espaldarazo al turismo en la isla, en momentos de tensiones entre Cuba y Estados Unidos. El príncipe de Gales y su esposa, la duquesa Camila de Cornualles, dejaron Cuba pasadas las 16H00 horas locales (20H00 GMT) a bordo de una nave de la Real Fuerza Aérea, con rumbo a las Islas Caimán. /AFP

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte