En Santa Marta hay más de 38 mil venezolanos

1.792
[themoneytizer id=”22300-1″]

La población migrante venezolana se ha ´disparado´ en los últimos meses, hasta el punto que muchos servicios públicos, como el de salud, se encuentran colapsados en el Distrito.

 “La mayoría de los ciudadanos venezolanos hacen parte de la informalidad lo que genera una situación compleja en la ciudad”, afirmó el Secretario de Gobierno.

POR
JAVIER
CHARRIS
FONTANILLA

La población de venezolanos que se ha refugiado en Santa Marta, a raíz de la crisis política y social de su país, está cercana a las 38 mil personas, indicó el secretario de Gobierno del Distrito, Adolfo Bula Ramírez, con base en estadísticas suministradas por Migración Colombia.

Según el funcionario, en la capital de Magdalena reside, de forma permanente o en tránsito hacia otra parte del territorio nacional, una cifra muy parecida a la que se registra en una ciudad mucho más grande como lo es Cali, en el Valle del Cauca, donde según Migración Colombia hay unos 40 mil venezolanos.

Bula Ramírez reconoció que la presencia de tantos venezolanos en la Ciudad de Bastidas genera una situación que calificó de compleja. “A Santa Marta van y vienen venezolanos de todas las edades y su estadía aquí le genera a la ciudad una situación compleja”, dijo.

Sobre lo anterior, explicó: “La composición de la población venezolana en nuestra ciudad es de diversa condición social, pero se caracteriza especialmente por el bajo nivel, no se trata de un capital humano formado, lo que les impide vincularse a actividades de la economía formal de la ciudad”.

El secretario fue enfático al manifestar que la gran mayoría de los venezolanos que vienen a la ciudad están en la informalidad, vendiendo en las calles y las avenidas; hay otro gran grupo vinculado a las actividades de la construcción; hay un tercer grupo que se ha dedicado a las ventas informales de todo tipo en los sitios de mayor atracción turística de la ciudad como los son: El Rodadero, la bahía de Santa Marta, Taganga, Bello Horizonte, entre otros.

Para el titular de la Cartera de Gobierno a nivel Distrital la situación más compleja se deriva de la vinculación de un grupo de venezolanos a las actividades ilegales y, por ende, delictivas que hoy se registran en Santa Marta, tales como: el hurto, los homicidios, la trata de personas, entre otras acciones por fuera de la Ley.

MAYORES PREOCUPACIONES

Bula Ramírez dijo que después de participar el martes en una reunión sostenida en Bogotá en la sede de la Cancillería colombiana, a la administración distrital se le genera un mayor nivel de preocupación respecto de la llegada de venezolanos hacia Santa Marta, por cuanto el ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Holmes Trujillo, anunció que esa migración se va a incrementar en la misma proporción en que se agudicen los problemas políticos, económicos y sociales del vecino país.

Según el secretario de Gobierno, el vocero de la administración del presidente Duque reportó que ante la aguda crisis que hoy vive Venezuela se espera que a Colombia arriben entre 1.8 a 3.5 millones de personas que pueden quedarse aquí de forma permanente o hacer tránsito hacia países como: Argentina, Chile, Brasil, Uruguay, entre otros.

Mientras los alcaldes o los secretarios de gobierno de las ciudades capitales del país que acudieron a esa reunión esperaban el anuncio de la disposición de ayudas económicas de parte de la administración colombiana para atender la migración venezolana, el canciller Trujillo se limitó fue a pedir un mayor esfuerzo a los municipios y distritos que ya o agotaron los dineros disponibles para esa labor o están en su límite.

A propósito de lo anterior, Bula Ramírez registró que la Alcaldía de Santa Marta ha brindado apoyo en salud y en educación a la población venezolana que se ha refugiado en esta parte del país, además de todos los servicios que se ofrecen en las Ferias de la Equidad y el Buen Vivir, pese a no haber recibido apoyos de la Nación.

Adicionalmente, dijo el funcionario de Santa Marta, que el ministro de Relaciones Exteriores ratificó que el presidente Duque sigue tocando las puertas de gobiernos amigos y de organismos multilaterales para que hagan aportes en dinero o en especie que sean útiles para hacerle frente a la crisis humanitaria provocada por la migración venezolana.

También anunció que en los próximos días volverán a la ciudad los funcionarios nacionales que tienen la función de coordinar las acciones de atención a los migrantes venezolanos en esta parte del país para hacer una nueva evaluación de la situación que ello provoca en Santa Marta y seguramente programar actividades especiales para ayuda de ese segmento de población de la ciudad.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Holmes Trujillo, y la Asociación de Ciudades Capitales de Colombia (Asocapitales), acordaron realizar encuentros frecuentes con miembros del Gobierno Nacional, para plantear los requerimientos que tienen las distintas ciudades en relación a la migración venezolana.

“El camino correcto para hacerle frente a las exigencias de esta crisis migratoria es trabajar juntos y de forma coordinada. Hemos hecho reflexiones sobre las perspectivas a corto plazo, toda vez que debemos estar preparados para continuar atendiendo con el mismo criterio humanitario, de solidaridad y de gratitud histórica, ese flujo migratorio que se ha venido haciendo hasta el momento”, dijo el Canciller.

A su turno, el presidente de Asocapitales, Mauricie Armitage, señaló que son conscientes de que hay ciudades que tienen problemas más complejos que otras, pero la asociación seguirá trabajando mancomunadamente con el Gobierno Nacional.

El Canciller exaltó la manera en la que los alcaldes han venido atendiendo los desafíos que les exige la crisis migratoria proveniente de Venezuela acudiendo a sus propios presupuestos y a su organización administrativa.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte