Policía incautó 48 aletas de tiburón

1.069
[themoneytizer id=”22300-1″]

Las 48 unidades de aletas utilizadas con fines de remedios caseros o ser comercializadas fueron dejadas a disposición de la autoridad nacional de acuicultura y pesca (AUNAP).

El operativo puso en descubierto la modalidad criminalidad conocida como ‘El finning o aleteo’ que consiste en atrapar tiburones , cortarles sus aletas y devolver a los animales al mar.

Mediante labores para proteger las especies animales y en la lucha contra el comercio ilícito trasnacional de especies, la Policía Nacional a través de la Policía Fiscal y Aduanera de la Metropolitana de Santa Marta, logró en las últimas horas la incautación de varias aletas de tiburón, especie amenazada en vía de extinción.

Las acciones de control fueron adelantadas en las diferentes vías de acceso de la ciudad, en el sector de la vereda Las Tinajas, donde los uniformados mediante diligencias de registro y control a vehículos que se movilizaban por la zona, hallaron 48 unidades de aletas de tiburón utilizadas con fines de remedios caseros o para ser enviadas y comercializadas en Europa, donde el kilo de aletas puede llegar a costar 10, 20 o hasta 30 veces más que el kilo, es decir unos 600 euros por kilogramo.

Durante la diligencia una persona, – al parecer propietario de los elementos incautados-, las autoridades le impusieron un comparendo de acuerdo a la Ley 1801 en su artículo 101 #1,  “comportamientos que afectan las especies de flora o fauna silvestre; colectar, aprovechar, mantener, tener, transportar, introducir, comercializar, o poseer especies de fauna silvestre (viva o muerta) o sus partes, sin la respectiva autorización ambiental”.

Con la incautación se puso al descubierto una modalidad criminal conocida como ‘El finning o aleteo’, práctica pesquera que consiste en atrapar tiburones, cortarles sus aletas y devolver los animales mutilados al mar, teniendo en cuenta que morirán por asfixia al no poder nadar y conseguir la circulación de agua por sus branquias o agallas y desangrados.

Entre tanto, las aletas incautadas fueron dejadas a disposición de la autoridad nacional de acuicultura y pesca (AUNAP). Por su parte, la Policía Fiscal y Aduanera, realizó un llamado a la comunidad a denunciar casos de contrabando, comercio ilícito y la evasión fiscal.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte