Urge visión compartida para recuperar el Río Manzanares

402
[themoneytizer id=”22300-1″]

El Río Manzanares requiere de una visión compartida entre los distintos estamentos de la sociedad samaria para acometer su recuperación integral incluyendo una reforestación en sus cuencas.

La problemática ambiental que registra el afluente amerita de acciones integrales con el compromiso del gobierno nacional, instituciones, corporaciones autónomas y ciudadanía en general.

Valiosas reflexiones se dieron en el marco del conversatorio ‘El Río Manzanares en nuestras manos’ que se desarrolló en el Claustro San Juan Nepomuceno y en donde sus participantes concluyeron que urge una visión compartida para recuperar ambientalmente dicho afluente.

En ese orden de ideas en el espacio que propició la Cooperativa Multiactiva Ambiental de Colombia (Coomacol) se planteó la necesidad de que las distintas organizaciones e instituciones públicas y privadas dejen a un lado sus egos particulares para asumir un compromiso superior con visión compartida del territorio que priorice la capacitación ambiental con pedagogía asertiva.

Según Lina Barbosa, gerente del Fondo de Agua de Santa Marta y Ciénaga, la problemática del río Manzanares es bastante compleja y no solo abarca los últimos 18 kilómetros del afluente ya que es importante una mirada integral desde la cuenca alta, media y baja. ‘‘Este es un problema que no se solucionará con un solo proyecto fuerte sino que se requiere de varias iniciativas con una visión compartida en donde cada institución aporte desde su misión, lo válido es mantenernos informados, articulados y encaminados hacia un mismo objetivo’’, recalcó.

La gerente del Fondo de Agua explicó que su estrategia es trabajar por la recuperación de la cobertura vegetal de la ronda hídrica del río Manzanares para mejorar la calidad de agua aunque reconoció que la situación es crítica ya que la zona ribereña se encuentra totalmente impermeabilizada y cuesta mucho dinero porque requiere la reubicación de las familias asentadas allí.

 ‘‘Es muy difícil que el impacto de cualquier otro proyecto de infraestructura natural tenga éxito sino se buscan soluciones que se complementen y que sean totalmente articuladas bajo la misma visión integral’’, recalcó.

Barbosa destacó que el Fondo de Agua es una plataforma que ha logrado sentar a varios actores tanto públicos como privados en una misma mesa por una meta común y eso un gran avance, pero también una demostración que sí es posible lograr engranaje y articulación.

 ‘‘Debemos mirar hacia el futuro por eso es importante la vinculación del sector académico y de la sociedad civil, que podamos vencer el pesimismo para asumir acciones informadas. Quiero poner a disposición la plataforma del Fondo de Agua para que aunemos los esfuerzos y conectarnos entre todos’’, anotó Lina Barbosa.

A su turno Pedro Bonilla aseguró que la Sierra Nevada de Santa Marta es un ecosistema estratégico donde confluyen tres corporaciones autónomas regionales que bien podrían a través de una visión compartida y de un enfoque integral unirse en un propósito de reforestación que permitan garantizarle a las nuevas generaciones el recurso vital del agua.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte