Solución al agua: urgencia de precandidatos presidenciales

423

Los precandidatos presidenciales por el Centro Democrático Carlos Holmes Trujillo, Iván Duque Márquez, Rafael Nieto Loaiza, Paloma Valencia y María del Rosario Guerra, coincidieron en que la prioridad de Santa Marta es solucionar la falta de agua que permita garantizar un turismo sostenible en los próximos años.

 

La capital del Magdalena requiere de una solución de fondo respecto al agua potable y de alcantarillado porque así no es viable un destino turístico.

 

Los precandidatos presidenciales por el Centro Democrático Carlos Holmes Trujillo, Iván Duque Márquez, Rafael Nieto Loaiza, Paloma Valencia y María del Rosario Guerra, coincidieron en que la prioridad de Santa Marta es solucionar la falta de agua que permita garantizar un turismo sostenible en los próximos años.

Después de escuchar una conferencia ofrecida por la bióloga Patricia Rojas, quien se refirió a la agenda 21 donde se establecieron los Objetivos del Milenio, unos compromisos de los países en el Acuerdo de París para actuar por el clima, la vida de los ecosistemas terrestres y submarinos, le fueron formuladas tres preguntas a cada candidato.

A la pregunta ¿cómo se van asumir los compromisos adquiridos por Colombia en el Acuerdo de París relacionados con la reducción del 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero? el primero en responder fue Rafael Nieto, quien asegura fomentará el uso de los biocombustibles reduciendo los hidrocarburos en el transporte por lo que se requiere una concertación seria con el sector privado.

A su turno Carlos Holmes Trujillo propone hacer acuerdos sectoriales específicos que contengan objetivos concretos en materia de disminución de emisiones de gases con efecto invernadero teniendo en cuenta que el principal emisor es el sector agropecuario al que debe comprometerse, también le apostará al crecimiento verde para un desarrollo sostenible pasando de esa economía lineal actual a una economía circular que conllevará a estimular el reciclaje.

El senador Iván Duque fue categórico al manifestar que en Colombia urge detener la deforestación ya que desde 1990 el país ha perdido cerca de 6 millones de hectáreas por esta causa, además incentivar el mercado automotor eléctrico y otros medios amigables como la cicloruta. Dijo que para bajar la huella individual de carbono se debe reciclar, reducir y reutilizar para ello propone incluir la cívica del siglo XXI en las escuelas y que desde la infancia se incentiven las prácticas ambientales. ‘‘Necesitamos una ganadería sostenible y en regiones como el Caquetá tenemos un buen ejemplo que debe generalizarse en el país’’, recalcó.

La senadora Paloma Valencia sostuvo que apoya la reducción en los aranceles a los importadores de vehículos con tecnologías limpias  ya que la gran polución está dada por el transporte público. ‘‘El gran reto de Colombia es llegar a consumir cero energía térmica, apostarle a la energía eólica e hidráulica que es limpia, que nos atrevamos a incluir tecnologías limpias en las viviendas usando paneles solares’’, dijo.

Por su parte la exministra María del Rosario Guerra resaltó que en esta región contamos con una Ciénaga Grande de 45 mil hectáreas que merece una atención encaminada a la recuperación de sus manglares, impulsar la pesca artesanal y hacer las inversiones necesarias para su equilibrio ambiental. Dijo que impulsará viviendas con paneles solares ya que el Magdalena tiene un déficit del 52%. Se compromete en aumentar la mezcla de biocombustibles para el transporte con el cultivo de palma africana y la caña de azúcar.

En términos generales el Foro fue muy fructífero ya que los asistentes dilucidaron las inquietudes del público y se ratificó el compromiso del partido fundado por el expresidente Álvaro Uribe Vélez en una solución a los problemas básicos de Santa Marta y el departamento del Magdalena. Se recordó que hay un estudio de la Universidad de Los Andes que plantea una solución a corto plazo trayendo agua potable desde los ríos Córdoba y Toribío, mientras se acomete la construcción de más de 65 kilómetros de tubería para bombear agua desde el río Magdalena, considerada la gran solución al desabastecimiento del preciado líquido.

También podría gustarte