DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

La venta de artículos religiosos y el ´rebusque´ en Semana Marta

676

[themoneytizer id=22300-1]

La venta de incienso, velas, estampas y otros artículos religiosos se constituye en una oportunidad económica para algunas personas en esta temporada de Semana Santa. /MONTINER ALVIS. 

El comercio minorista en las afueras de las iglesias, parroquias o semáforos de la ciudad se ha convertido en una oportunidad para algunas personas que se ganan la vida honestamente.

Por
EDGAR
TATIS GUERRA

La Semana Santa genera una expectativa importante en diferentes sectores de la ciudad, y se constituye en una bendición económica para algunas personas que comercializan incienso, velas, escapularios y otros artículos religiosos.

Por estos días es muy común observar personas vendiendo en las afueras de las iglesias, parroquias o semáforos con tal de ganarse un dinero de manera honesta. Algunos están ofreciendo una variedad de dulces típicos para deleitar el paladar de los samarios, residentes y turistas quienes disfrutan la magia de Santa Marta.

El comercio minorista también aporta a dinamizar la economía local en donde prima el buen servicio al cliente. Así lo confirma Edmary Camacho, una venezolana que por estos días exhibe varios dulces en una mesa ubicada en la entrada contigua a La Catedral.

Asegura que la preparación de los dulces es una tradición propia de la Semana Mayor y que gracias a la compra que realizan los feligreses ella puede percibir unos ingresos para subsistir junto a su familia.

 ‘‘Estoy muy optimista por esta época que se caracteriza por la devoción, religiosidad y buena acogida a esta gran variedad de dulces que ofrezco para deleitar a todos. Acá tenemos dulce de guandul, ñame, mango, mora, piña, papaya, ciruela, coco, hicaco, batata, mongo y otros’’, indicó la vendedora.

Edmary fue categórica al manifestar que tiene porciones de dulces desde $2.000 en adelante y que hay algunos especiales para personas diabéticas porque llevan stevia. Dijo que las mayores expectativas son para los días jueves, viernes y sábado santos ya que es cuando aumentará el flujo de feligreses que vienen a visitar los Monumentos en La Catedral y demás iglesias.

Por su parte Milton Sabas, quien expende incienso, velas, rosarios, escapularios, novenas, vírgenes y otros artículos religiosos en la entrada de La Catedral dijo que la comercialización de sus productos ha estado muy floja y que eso se debe a una perdida de la tradición.

Manifestó que en esta época de Semana Santa son varias las personas que prefieren irse de vacaciones, de paseo o salir a la playa, en lugar de tener un recogimiento espiritual. ‘‘En realidad uno observa menos personas visitando las iglesias y mucha más gente turisteando en las playas, creo que el fervor religioso debería aumentar para que tengamos más bendiciones de Dios’’, puntualizó Sabas.

La época religiosa también ha incentivado a unos venezolanos a rebuscarse en los semáforos ofreciendo elementos religiosos como los escapularios o elincienso incluyendo el recipiente de metal colgado de unas cadenas que se usa para esparcir el humo del incienso quemado.

[themoneytizer id=22300-28]

Notas Relacionadas