DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Urge siembra de árboles y reforestación de cuencas

978

[themoneytizer id=22300-1]

La siembra de árboles debe ser un compromiso de cada samario y residente para contribuir así con el planeta Tierra.

Desde el año 2009, a petición de Bolivia, la ONU fijó el 22 de abril como Día Internacional de la Madre Tierra en “reconocimiento de que la Tierra y sus ecosistemas sustentan nuestras vidas”.

Los ambientalistas, líderes de organizaciones no gubernamentales, universitarios y ciudadanía comprometida con la preservación de los ecosistemas, coincide en la urgencia de sembrar más árboles y reforestar la cuenca de los ríos para detener la catástrofe que impacta el planeta Tierra.

Aducen que un día como hoy cuando a nivel nacional y mundial se conmemora el Día de la Tierra no basta con seguir analizando el triste panorama, plantear retos o desafíos de los gobiernos, sino empoderar a la gente para que ponga su grano de arena. Y no se requiere de grandes obras o acciones ya que solo basta con sembrar un árbol o frenar la tala indiscriminada.

Comprometerse con las ideas promovidas desde la plataforma Día de la Tierra supone educar a los amigos y familiares sobre el calentamiento global o comprar productos ecológicos como bombillas de bajo consumo, no usar aerosoles o aprender a reciclar en casa.

El compromiso individual es la máxima de la iniciativa que se prolonga cada año, en donde ‘La Generación Verde’ motiva y llama la atención para pasar de la reflexión lógica a la acción consciente. El Día de la Tierra se celebra cada 22 de abril para favorecer la concienciación sobre la necesidad de proteger el planeta frente a la contaminación y la sobreexplotación de los recursos naturales.

PRIMER DÍA DE LA TIERRA

En 1970, el senador y activista Gaylord Nelson organizó una jornada de concentraciones por todo Estados Unidos para reclamar la creación de una agencia que se ocupara de la protección del medio ambiente. Uno de sus objetivos era conseguir la máxima participación de profesores y alumnos universitarios, por lo que pensó en la semana del 20 al 26 de abril porque no coincidía con los exámenes ni con las vacaciones de primavera. Y eligió el miércoles al considerar que ese día habría más estudiantes en los campus por la lejanía del fin de semana.

Era el 22 de abril de 1970 y el senador bautizó la jornada como Día de la Tierra, aceptando el consejo de Julian Koenig, un amigo suyo que trabajaba como ejecutivo de publicidad.

La convocatoria se fue consolidando año tras año. Y en el 2009, a petición de Bolivia, la ONU fijó el 22 de abril como Día Internacional de la Madre Tierra en “reconocimiento de que la Tierra y sus ecosistemas sustentan nuestras vidas”.

[themoneytizer id=22300-28]

Notas Relacionadas