DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

¿Por qué y para qué celebramos el Día del Idioma?

773

[themoneytizer id=22300-1]

En homenaje al escritor Miguel de Cervantes Saavedra, fallecido el 23 de abril de 1616, se estableció el Día del Idioma.

Por
ARMANDO
MONTEALEGRE

Los hispanohablantes celebramos el Día del Idioma el 23 de abril como un homenaje a Miguel de Cervantes Saavedra, fallecido un 23 de abril de 1616, autor de Don Quijote de La Mancha.

Y festejamos porque tenemos el legado del hombre que inmortalizó nuestro idioma, nuestras palabras. Ya lo dijo Pablo Neruda, en Confieso que he vivido, “…Son las palabras las que cantan, las que suben y bajan… Se llevaron el oro y nos dejaron el oro…Se lo llevaron todo y nos dejaron todo…Nos dejaron las palabras”. Por esta y muchas otras razones este día se rinde culto al idioma y a nuestra lengua.

Nuestro idioma es tan dinámico que es considerado como la segunda lengua más importante del planeta y la tercera más hablada. Esto quiere decir, que gracias a ese tronco de las lenguas romances, a la renovación e innovación permanente acorde con los ritmos científicos y tecnológicos del hombre, y a las manifestaciones de las diferentes culturas y lenguajes, el Día del Idioma se debe celebrar en las instituciones educativas, en los medios de comunicación, en el Parlamento, en la calle, en los parques, en la casa, hablando bien, escribiendo bien, hablando correctamente y escribiendo correctamente. Donde quiera que estemos, este día debe prevalecer la fuerza del idioma con su sonoridad, su romanticismo, su gramática que nos permite comunicarnos y su ortografía que dice cuánta grandeza hay en las palabras.

Hoy en día vemos, leemos y escuchamos atropellos contra la riqueza de nuestra lengua. Algunos dirán que lo importante es que haya comunicación. Una cosa es comunicarse y otra emplear correctamente el idioma.

En consecuencia, El Día del idioma se celebra para que reconozcamos la riqueza de una lengua que nos dejaron los conquistadores, retomando a Neruda, “salimos perdiendo, salimos ganando”. Es un acto de reflexión para pensar en la inmensidad de la literatura que le ha dado a América Latina los Premio Nobel como respuesta para decirle al mundo que existimos, que somos y seremos por nuestras palabras. /Apartes tomado de la página Magisterio.com.co.

[themoneytizer id=22300-28]

Notas Relacionadas