DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Sofocado incendio en la Sierra

491

[themoneytizer id=22300-1]

En la zona la lluvia registrada el fin de semana, y el apoyo de la Fuerza Aérea fueron determinantes para que se lograra liquidar el incendio forestal.

Según el reporte de las autoridades luego de varios días de labores de equipo del Cuerpo de Bomberos y con apoyo de la Fuerza Aérea se pudo extinguir las llamas de este incendio con el que se completan más de 25 casos de emergencias forestales.

Tras cerca de una semana de llamas en estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, en cercanías al corregimiento de Minca, específicamente en Altos de Don Jaca y Jolonura, las autoridades entregaron un parte positivo de sofocación de las llamas, que amenazaban con extenderse y provocar una emergencia de mayores proporciones.

El capitán del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Santa Marta, Ricardo Chahín Muñoz entregó el parte positivo, luego de más de cuatro días de labores para lograr sofocar las llamas que consumían los cerros de la ciudad.

El vocero del cuerpo de Bomberos además aseguró que el factor climático también permitió que la conflagración fuese liquidada. “Damos un parte positivo en el control y liquidación del sector de Altos de Don Jaca y Jolonura, el cual fue liquidado por personal del Cuerpo de Bomberos de Santa Marta y con apoyo de la Fuerza Aérea, en el sector cayó una fuerte lluvia que nos ayudó con el control de este incendio, y este lunes, se trabajo con personal por tierra” anotó el Capitán.

Según las hipótesis que se manejan acerca de las posibles causas de la emergencia las autoridades creen que se trate de un nuevo caso de quemas provocadas para la práctica de siembra y resiembra de cultivos.

Por su parte, la Fuerza Aérea hizo presencia y apoyó las labores a través del helicóptero Bell 212 con sistema Bambi Bucket por parte del Comando Aéreo de Combate No 3.

Según mencionaron desde la Fuerza Aérea durante la operación se volaron 3 horas, en la que se realizaron 7 descargas con un total de 1700 galones de agua y uno y medio de líquido retardante, que se utilizaron para mitigar los focos ubicados en Jaca, Minca y Jonolura, donde la población ya se veía amenazada por esta emergencia ambiental.

Las autoridades reiteran el llamado a la ciudadanía a evitar las quemas, debido a que por la fuerte temporada de sequía que vive la ciudad los sectores vegetales son más propensos a incendiarse, lo cual por las basta zonas secas, que se convierten prácticamente en yesca para las llamas estas se extiendan rápidamente a sectores con presencia de familias.

Asimismo según reporte las autoridades bomberiles en la ciudad y su área urbana se han registrado en lo corrido del año cerca de 25 incendios forestales.

[themoneytizer id=22300-28]

Notas Relacionadas