DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Crimen de venezolano fue venganza personal

[themoneytizer id=22300-1]

Iván Ricardo Morales Cabrita fue el venezolano asesinado a tiros en zona céntrica de Santa Marta la noche del lunes.

Las autoridades aseguran que este hecho se produjo por un acto de intolerancia que no sucedió en Santa Marta sino en Venezuela.

Las investigaciones adelantadas por la Policía Judicial de la Metropolitana de Santa Marta, señalan que la principal hipótesis sobre el crimen del venezolanoIván Ricardo Morales Cabrita, quien fue asesinado la noche del lunes, a pocos metros del colegio Hugo J. Bermúdez por un compatriota suyo, se produjo por posibles problemas personales entre la víctima, el presunto agresor y sus familiares.

El coronel Gustavo Berdugo Garavito, comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, manifestó que, sobre la situación que se presentó  en el sector del Parque San Miguel ya se analizaron las causas y una de ellas tiene que ver con la migración de venezolanos, “Esto tiene que ver con la migración de venezolanos o ciudadanos de otros países que llegan a nuestro territorio y que ingresan a una ciudad donde van a convivir y compartir, generando actos de comportamientos buenos y malos, como lo fue ese acto de intolerancia que no sucedió en Santa Marta sino en Venezuela”.

Por otro lado, el alto oficial aseguró que estos ya habían tenido problemas en el pasado y fue en la ciudad donde se reencontraron y se produjo el hecho, “ Ya venían con antecedentes y problemas de riñas y situaciones especiales que vivieron con unos familiares y es aquí donde se encuentran y reviven estos momentos; por lo que se genera la acción, una riña, posteriormente una discusión y se da la utilización del arma de fuego”..

Así mismo, explicó que una patrulla logró la efectiva captura del presunto agresor quien fue detenido por un grupo de personas de nacionalidad venezolana que lo persiguieron y lo golpearon en varias oportunidades, lo que permitió que este no huyera de las autoridades.

El comandante de la Metropolitana de Santa Marta, explicó que este hecho ha generado una gran preocupación a las autoridades; por lo que continúan trabajando en conjunto con la Alcaldía y Migración Colombia para que estos factores sociales que afectan la convivencia y la seguridad puedan ser minimizados. “El mensaje que enviamos a los ciudadanos venezolanos y en general, es que la ciudad y toda Colombia se solidarizan con la situación que hoy vive el país vecino. Sin embargo, hay unas leyes y normas que deben cumplir, lo segundo es qué hay unas leyes, una constitución y reglamentos que deben cumplir y es así que si se apartan de este protocolo legal van a ser capturados como lo hemos hechos”.

Finalmente, dijo que 200 ciudadanos venezolanos han sido capturados por diferentes delitos como el hurto, homicidio y violencia intrafamiliar, personas que deberán responder ante la justicia. “seguimos avanzando con mejores indicadores para lograr el día de mañana esa consolidación de la seguridad ciudadana tanto en la ciudad de Santa Marta como en el país”.

Recordemos que el hecho criminal tuvo incidencias a las 8:00 de la noche del lunes, en la carrera séptima entre calles 18 y 19, momentos en que el pistolero de nombre ‘Jhon’ interceptó a la víctima y le propinó tres disparos a la altura de la cabeza, dejándolo gravemente herido sobre el pavimento; por lo que fueauxiliado hasta la clínica Mar Caribe, donde minutos después los galenos en turno oficializaron su deceso.

Personal del Laboratorio Móvil de Criminalística del CTI de la Fiscalía, fueron los encargados de realizar los actos urgentes e inspección técnica al cadáver, el cual fue trasladado hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de esta capital.

Entre tanto, el capturado fue trasladado bajo estrictas medidas de seguridad hasta los calabozos de la Unidad de Reacción Inmediata (URI), a espera de que un juez le resuelva su situación judicial por el delito de homicidio.

Trascendió que, Morales Cabrita, de 36 años de edad, natural de Zulia, Maracaibo, dejó tres hijos menores, tenía un negocio de carnicería y panadería, y había llegado hace una semana a la ciudad a realizar la compra de una planta eléctrica.

[themoneytizer id=22300-28]

Notas Relacionadas