DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Acordeoneras menores mostraron su talento

583

[themoneytizer id=22300-1]

Por
NIBALDO
BUSTAMANTE
DE LA CRUZ

En el primer día de competencias en el concurso de acordeoneras menores, en el Festival de la Leyenda Vallenata, algunas demostraron que quieren llegar a la cima del inédito certamen.

Otras en menor proporción dejaron claro que vinieron a ganar experiencia con una regular presentación durante el primer día.

Los aires de paseo y merengue esculcaron el talento de 12 digitadoras que subieron a la tarima del Centro Recreacional La Pedregosa en la búsqueda de sumar puntajes que las conduzca a la siguiente ronda.

La primera ronda continuará hoy con la interpretación de los aires de son y puya para luego seleccionar el grupo de clasificadas a la segunda instancia  que se conocerá en la tarde de hoy.

El jurado está conformado por Jesús Saurith, Patricia Zuleta Muegues y María Inés Cabas. El sábado en horas de la noche se conocerá la primera Reina Infantil del Festival Vallenato, en una contienda que acapara las expectativas entre propios y visitantes.

La última reina infantil del Festival de la Leyenda Vallenata fue Mélida Andrea Galvis Lafont, coronada en el año 2012. Antes lo había hecho Yeimi Arrieta en el 2007.

LAS PARTICIPANTES

Nicole Dayana Mengual, de Santa Marta; Alexandra Gómez, La Loma, Cesar; Heinis Gulfo y Gisela María Jaramillo,  de Cartagena; Isabel Sofía Picón, Ocaña, Santander; Vanesa Marriaga y Zaidé Gutiérrez, de Valledupar; Rosana Hurtado y María Victoria Castilla, de Arjona, Bolívar; Diana Marcela Velásquez, de Bogotá; Laura Sofía Benítez, de Soacha, y  María Katerín Santiago, de Cúcuta.

SHERLYN, UN PRODIGIO DE LA GUACHARACA 

Su agresividad y talento a la hora de tocar la guacharaca se convirtió en centro de atracción en el primer día del concurso de acordeoneras menores del Festival de la Leyenda Vallenata.

Sherlyn Dayana Castro, oriunda de Arjona, Bolívar, mostró su capacidad en un instrumento compenetrado con la armonía rítmica de caja, canto y acordeón.

Cierra los ojos mientras toca; su mirada fija en el vaivén del trinche contrasta con los finos movimientos de sus manos acompañando a un merengue o paseo. La corta estatura de la  niña de 7 años sedujo al público que asistió ayer al Centro Recreacional La Pedregosa.

Heredó la vena musical de su madre, Yasiris Martínez, una reconocida guacharaquera de la población bolivarense quien se confunde entre los asistentes que respondieron con aplausos a las aptitudes de la agraciada participante.

En medio de tantos talentos, Sherlyn Castro se ganó el cariño. Su talento es admirable por eso acompaña a cuatro participantes como muestra de una proyección musical que comienza a dar sus frutos.

“Lo más difícil es la puya porque es muy rápida y el aire más fácil, es el paseo. También canto”, dijo en medio de palabras cortas y llenas de una inocencia envuelta por la timidez de su edad. Timidez que contrasta con su agresiva ejecución del típico instrumento festivalero.

[themoneytizer id=22300-28]

Notas Relacionadas