DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

El agua que distribuye el Distrito sí es apta para el consumo humano

556

[themoneytizer id=22300-1]

La gerente de la ESSMAR Ingrid Aguirre ha estado personalmente en el operativo del suministro den agua potable a los distintos sectores populares de la ciudad a través de carrotanques.

Con seguimiento especial y permanente, Secretaría de Salud garantiza calidad de agua que distribuye Essmar. Son dos los frentes de trabajo que comprende ese acompañamiento.

La Secretaría de Salud del Distrito puso en marcha un acompañamiento especial al Plan de Contingencia que adelanta la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta -Essmar- para la distribución de agua a los barrios de la ciudad donde esta no llega por las acometidas a raíz de la intensa temporada de sequíaque afecta la urbe.

El titular de la Cartera de Salud, Julio Salas Burgos, precisó que ese acompañamiento tiene como principal propósito garantizar a los samarios que el aguaque reciben de la Essmar, en la actual situación de emergencia que vive la ciudad, es apta para el consumo humano.

“El agua que los samarios están recibiendo de la Essmar sí es apta para el consumo humano. Evidentemente es lo que estamos garantizando con elseguimiento que le hacemos a las tareas de la Essmar es que el agua cumpla con las condiciones físico-químicas que la hagan apta para el consumo humano. No se puede descuidar el tema comunitario, porque el agua puede que llegue bien, pero se puede contaminar en la forma como se almacena o se emplea”, comentó Salas Burgos.

DOS FRENTES DE TRABAJO:

El funcionario explicó que son dos los frentes de trabajo que comprende ese acompañamiento. El primer flanco corresponde a la inspección y la vigilanciaque se cumple al tomar muestras y poner en marcha acciones preventivas para evitar la proliferación o la transmisión de enfermedades que se puedan dar por el mal manejo del agua cuando se transporte o se distribuya a la comunidad.

Por ello, dijo Salas Burgos, se inspeccionan los carros-tanques, los pozos o acuíferos de donde se extrae el preciado líquido, así como las mangueras o las acometidas que se empleen para conducir el agua hasta los tanques de distribución de comunitaria. También, se inspecciona el estado y la higiene de esos tanques.

Todo lo anterior está encaminado a garantizar las condiciones físico-químicas que el agua debe preservar para ser apta para el consumo humano. Con ello, se previene la transmisión de enfermedades diarréicas y la fiebre tifoidea, entre otros males.

El segundo frente de trabajo es aquel que involucra directamente a la comunidad. Por ello, se hacen charlas a la comunidad sobre buenas prácticas para quese le dé el manejo adecuado al almacenamiento del agua. Estas acciones se priorizan en los sectores donde la crisis de agua es más aguda.

Esas charlas tienen como objetivo ilustrar a los moradores de todos los barrios afectados por la escasez de agua a poner en práctica las siguientes recomendaciones:

* No manipular el agua con las manos contaminadas.

* No dejar expuesta o a la intemperie el agua almacenada para que no se contamine por fuentes líquidas o sólidas.

* Evitar que el agua sirva para la reproducción de larvas que ya maduras propicie la transmisión de enfermedades como el dengue.

* La cloración en casa, hervir el agua destinada finalmente para el consumo humano.

El secretario de Salud de Santa Marta, Julio Salas Burgos, además destacó que en el acompañamiento que se hace al Plan de Contingencia que ejecuta la Essmar por la escasez de agua en la capital magdalenense intervienen funcionarios y contratistas adscritos a: Dirección de Salud Pública, el Área de Salud Ambiental y la Dimensión Calidad del Agua, quienes son los encargados del trabajo a diario con la empresa y con la comunidad.

DISMINUCIÓN DE CASOS DIARRÉICOS:

“El índice con el que se mide la calidad del agua en Santa Marta ha mejorado incluso si se le compara cuando se tenía un operador estratégico para el manejo del sistema de acueducto”, indicó Salas Burgos.

“En el primer trimestre de 2018 hubo el reporte de unos 1.500 casos más de enfermedades diarréica que en el mismo período de este año. El agua puede ser uno de los factores que lleve al registro de casos de esa enfermedad”, agregó.

[themoneytizer id=22300-28]

Notas Relacionadas