A la cárcel Juan Valderrama por muerte de su pareja chilena

966

[themoneytizer id=22300-1]

La Fiscalía, el pasado lunes, le imputó el delito de desaparición forzada, pero luego del resultado positivo de la prueba de ADN, en el que el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses constató que los restos óseos hallados en el sector de Portachuelo, Rionegro, correspondían a los de la excarabinera chilena, el ente fiscal realizó, el martes, la ampliación de la imputación. Agregó feminicidio y ocultamiento, alteración y destrucción de material probatorio, con sus respectivos agravantes.

Otro aspecto relevante durante la audiencia de medida de aseguramiento, tiene que ver con la petición hecha por la defensa de Valderrama, para que se le realizara una prueba psiquiátrica, con el argumento de que podría tener desórdenes mentales, a raíz de un accidente de tránsito, ocurrido hace más de 10 años; sin embargo, la juez se abstuvo de aceptar esta solicitud durante esta etapa procesal.
“Confío en la justicia colombiana totalmente, sé que van a hacer su trabajo como corresponde, van a aplicar el máximo que la pena aquí exige, solo puedo decirles que se ha hecho justicia, vamos a seguir adelante con esto, no nos vamos a rendir, no vamos a bajar los brazos, vamos a ver que esto se cumpla”, manifestó Alejandra Ojeda, hermana de Ilse, luego de conocer la decisión de la juez.

Historia con justicia, pero sin final feliz
5 de marzo: Ilse Amory Ojeda salió de Chile, acompañada de su novio, sin decirle nada a su familia y llevándose consigo cerca de 140 millones de pesos colombianos. Parte de ese dinero lo consignó a la cuenta de ahorros de su novio Juan Guillermo.

15 de marzo: la sargento chilena estableció contacto con sus familiares para manifestarles que estaba bien y que había llegado a Puerto Parra, Santander.

En comunicaciones posteriores, los familiares supieron que la mujer y su novio habían llegado a Bucaramanga, en donde permanecieron tres días, hospedándose en la residencia de una tía de Valderrama.

Días después, el hombre dejó a Ilse en casa del papá, en zona rural de Curití, en donde permaneció durante tres semanas. Mientras tanto, él viajó a Bogotá y también se paseó por Santander con la norteamericana Becky Evans.

Durante esos días en Curití, Ojeda enviaba vídeos y mensajes a sus familiares en los que mostraba a quienes serían allegados de su pareja, los lugares que visitaba y recalcaba que estaba muy feliz.

28 de marzo: Amory graba un conmovedor vídeo en el que manifiesta que Juan es un hombre malo e interesado, pero nunca se lo envía a su familia. Este fue hallado por las autoridades, en el celular de la víctima, en la parte trasera del carro Mazda plateado que Ojeda le había comprado a su novio.

El 29 de marzo, los familiares mantuvieron la última conversación en la que les manifestaba que el 30 de marzo viajarían de nuevo a Bucaramanga a vivir con su novio en un apartamento del papá.

31 de marzo: posible asesinato. Las cámaras de seguridad del peaje de Rionegro, registran el paso de Valderrama, en cuatro ocasiones.

Al ver que pasaban los días y la sargento no se reportaba, los familiares le escribieron al joven, quien manifestó que viviendo en Bucaramanga habían discutido el 5 de abril y no se habían vuelto a ver.

13 de abril. Juan Guillermo la reporta como desaparecida.

17 de abril. Extiende la denuncia y se inicia la investigación por parte de la Sijin.

26 de abril. Gracias a fuente humana, en un amplio operativo, la Policía de Bucaramanga halla unos restos óseos en el sector de Portachuelo en Rionegro.

27 de abril. Juan Guillermo Valderrama fue capturado por desaparición forzada, sin embargo, tras los resultados del ADN de los restos óseos hallados, podrían imputarle feminicidio agravado.

27 de abril en la noche, se legaliza la captura de Valderrama Amézquita.

29 de abril. La Fiscalía imputa cargos contra Juan Guillermo Amézquita, por desaparición forzada.

30 de abril. Medicina Legal da a conocer los resultados positivos de las pruebas de ADN y confirma que los restos óseos hallados en Rionegro, corresponden a los de Ilse Amory. La Fiscalía imputa feminicidio y ocultamiento, alteración y destrucción de material probatorio, con sus respectivos agravantes.

Bogota Colprensa

[themoneytizer id=22300-28]

También podría gustarte