Mauricio Aristizábal, de hacer traperos a modelo internacional

800

[themoneytizer id=22300-1]

Mauricio Aristizábal, se consolida como uno de los mejores modelos del país.

Mauricio Aristizábal nació en Medellín y es reconocido en el país por su experiencia en el mundo del modelaje y su participación en el reality que realizó el Canal Caracol, ‘La Agencia, Batalla de Modelos’.

Para Aristizábal, la familia es el eje central de su vida. Desde pequeño trabaja con su padre en la elaboración de traperos, un negocio que los ha mantenido económicamente durante 20 años. La fábrica es su propia casa, desde allí distribuyen los productos a diferentes sectores de Medellín.

Durante sus primeros años creció rodeado de armas, drogas y dinero fácil. En cada esquina de Moravia, el barrio que lo vio crecer, abundaba el narcotráfico y la delincuencia; el control territorial y el fuego cruzado. Siendo tan solo un niño, logró superar estos problemas y puso por delante la educación que su familia le inculcó.

Con el deseo de “ser alguien en la vida”, emprendió nuevos caminos y decidió dejar a un lado los problemas que lo agobiaban, para cumplir el sueño que muchos de sus amigos dejaron derrumbar por la vida fácil.

Con la perseverancia que siempre lo ha caracterizado, logró que varias agencias nacionales e internacionales pusieran los ojos en su trabajo. Su aspecto físico y su actitud arrolladora lo han llevado a lugares que nunca pensó pisar.

Además, su profesión como modelo le ha permitido llegar a pasarelas tan importantes como el Fashion Week. Los lujos, el dinero y la buena vida no han logrado alejarlo de su familia y su barrio, pues él anhela aprovechar el mayor tiempo posible con sus padres.

Actualmente está perfeccionando su profesión como modelo. Por eso, se encuentra estudiando actuación y presentación con profesores reconocidos como María Fernanda Navia, Rosa María Corcho y Paola Moreno.

Los proyectos internacionales no se quedan atrás. Acaba de grabar un comercial dirigido por Simón Brand para una cerveza americana del Súper Bowl, junto al también paisa Maluma. También está a la expectativa de firmar algunos contratos con marcas de ropa y espera ser llamado para algunos desfiles en el exterior.

Después de alcanzar un reconocimiento en el mundo de la farándula, ¿qué mensaje quiere dejarle a la gente que vive en el barrio que lo vio nacer?

En Moravia frecuento una barbería y el dueño me contó que una niña una vez le confesó que yo era un orgullo para ella, porque en el colegio le hacían matoneo por ser de Moravia y lo que yo estaba haciendo era mostrar que uno se debe sentir orgulloso de donde es.

Yo quiero demostrarle a muchas personas que ven impedidos su sueños que en la vida, si uno se propone, puede llegar a lo más alto sin necesidad de optar por una vida fácil.

SU PASO POR  ‘LA AGENCIA’

¿Qué le dejó La Agencia?

Fue una manera para mostrarme a la gente, mi participación fue muy corta, pero me ayudó para que diferentes medios quisieran saber sobre mi vida y el trabajo que hago junto a mi padre.

¿Cómo es vivir en un mundo detrás de cámaras y con supervisión en todo momento?

En los realitys a ti te aíslan y te controlan, por eso muchas personas colapsan y empiezan a mostrar lo peor de ellos y no significa que las personas sean eso, solo que con esa presión lo que buscan es mostrar los mejores actos, independientemente si son buenos o no, para generar más trasmisión.

¿Que le faltó por dar en La Agencia?

No me faltó, me pareció un poco justificadas las críticas de los jurados. No veía argumentos suficientes ni tampoco consideré que tuve la oportunidad que le dieron a otras personas. De la participación estoy muy contento, porque de muchos que estuvieron más tiempo que yo, no siguen igual de activos como yo. /[email protected]

[themoneytizer id=22300-28]

También podría gustarte