Comunidad sufre por falta de agua potable

714

[themoneytizer id=22300-1]

Sus habitantes  tienen que recolectar agua de un pozo cercano para sus labores domésticas.

Los habitantes del corregimiento  de Chinoblas en el municipio de Pivijay, hacen un llamado a las autoridades municipales y departamentales para que solucionen la falta de agua potable que tienen alrededor de 120 familias pasando necesidades, debido a que la única planta de tratamiento no funciona desde hace más de cuatro años.

Dicha planta de tratamiento nunca ha funcionado causando inconformismo entre sus habitantes pues consideran que esta obra al igual que otras hechas en el departamento del Magdalena, se han convertido en un ‘Elefante Blanco’, sin que poco o nada les importe a los entes administrativos. “Esta planta nunca ha funcionado, es una odisea conseguir agua a diario para poder cocinar o bañarnos”, manifestó uno de sus habitantes.

AGUA POCO SALUDABLE

Además de la falta del preciado líquido, la comunidad asegura que la poca que pueden recolectar para las labores domésticas, no es apta para el consumo humano debido al alto grado de impurezas que generan problemas estomacales y de la piel. “El agua que nos toca recoger para poder cocinar es de los pozos de agua que tenemos acá en el pueblo, no es la mejor pero es la única que tenemos”, aseguró uno de sus habitantes.

SE SIENTEN ABANDONADOS

Esta población que se encuentra cerca a la cabecera municipal de Pivijay, asegura sentirse en completo abandono, pues no cuentan con servicios públicos como el de agua potable y alcantarillado, la educación no es la mejor y sus vías de acceso son un desastre especialmente cuando llega la temporada de lluvias.

Chinoblas, un corregimiento del Magdalena ha sufrido desde su fundación por las inclemencias de la pobreza y por la falta de cumplimiento de las obras de los mandatarios de turno que han pasado por el departamento y no han hecho nada para sacarlo adelante.

AFECTA EL SERVICIO EDUCATIVO

Sin agua los niños  no pueden ir a sus clases como debe ser, teniendo en cuenta que no tienen como bañarse, como preparar sus alimentos y como lavar sus uniformes; por lo que la situación se agrava aún más.

Así mismo, la falta de agua potable y saneamiento adecuado en las instituciones educativas, priva a los niños, niñas y adolescentes de un entorno saludable de aprendizaje y puede influir en su escolarización sobre todo en el caso de las niñas.

Finalmente esperan que los tomen en cuenta y que los ayuden a solucionar la falta de agua potable, especialmente por la población infantil que es la que más sufre ante esta problemática.

[themoneytizer id=22300-28]

También podría gustarte