Objeciones revivieron a la coalición mayoritaria de gobierno en el Congreso

427

[themoneytizer id=22300-1]

La pelea legislativa que dio el gobierno y el uribismo contra los partidos independientes y de oposición por el tema de las objeciones presidenciales a la ley estatutaria a la JEP, no sólo quedó en tablas al no decidirse si se aprobaron o se negaron, sino que revivió, a favor del gobierno, la coalición mayoritaria en el Congreso de la República.

Cuatros días después de que el tema fue el punto central en cada plenaria, el Senado lo evacuó ante la imposibilidad de lograr una decisión al momento de votar. La plenaria que estuvo citada para las nueve de la mañana tan sólo arrancó a las 12:30 pasadas, con la orden de volver a votar las objeciones. 


La misma, según el presidente del Senado, Ernesto Macías, se debió hacer porque en la primera votación no hubo decisión. Hoy al abrirse el registro por aprobarlas sólo hubo 33 votos y por negarlas uno, esto porque los partidos independientes y de oposición que habían estado unidos para negarlas, se salieron en una muestra de rechazo a la misma votación. 


Pero esa alianza entre independientes y oposición llegó tan sólo hasta ahí, porque de inmediato los partidos Conservador, Liberal, Cambio Radical y la U, decidieron que se debía pasar la página y dejar en manos de la Corte Constitucional la suerte final de esas objeciones, mientras que en lo legislativo se reactivaba la coalición mayoritaria que se conformó desde julio pasado, en la cual está también el Centro Democrático. 

Esta decisión de los cinco partidos abrió nuevamente la puerta legislativa a que al gobierno le sean aprobadas sus principales iniciativas, comenzando por el plan nacional de desarrollo, que de inmediato empezó a ser discutido en la plenaria del Senado y se terminaba de votar en la plenaria de la Cámara. 

También esa reactivación de la coalición mayoritaria estaría salvando el trámite de varios actos legislativos que están a punto de hundirse, la reforma política, la reforma a las regalías, la reforma que prohibe la conexidad del delito de narcotráfico con el delito político y hasta la reforma a la justicia, la cual fue presentada por el Partido Cambio Radical, y cuenta con el apoyo del propio gobierno nacional. 

Al reactivarse esta coalición se ratifican además los acuerdos políticos que se tienen para la conformación de las mesas directivas en el Congreso, y que según los mismos desde el 20 de julio la presidencia del Senado corresponde al liberalismo y de la Cámara de Representantes a Cambio Radical. En votos esta alianza garantiza mínimo 58 votos. 


De la misma forma esto permitiría que arranquen los cambios en el gobierno nacional, para que el presidente Duque cierre así su crisis de gobernabilidad, lo que se representaría en salida de ministros en los próximos días. 


Incluso este jueves se aclaró un supuesto impasse que hubo entre el expresidente y senador Alvaro Uribe y el liberal Lidio García (quien sería el nuevo presidente del Senado), se desmintió que Uribe hubiese golpeado a García el martes en la noche mientras se debatía sobre las objeciones. 

El senador conservador, Efraín Cepeda, sostuvo que “cada uno de los partidos (Liberal, Conservador, La U y Cambio Radical) ratificamos la postura que tuvimos en la plenaria, pero que sea la Corte Constitucional la que defina que pasará con las objeciones”. Cepeda además explicó que “estos partidos y el Centro Democrático, honrarán los acuerdos que hicimos al principio de la legislatura”. 


POR QUÉ LA CORTE 


Tras superado el tema, la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, sostuvo que “se salvó la extradición, definitvamente se la ha cerrado la puerta a los narcotraficantes en la JEP, no se consiguieron las mayorías para hundir las objeciones… confiamos en la decisión que tome la Corte Constitucional, estamos seguros que hará un balance de todo lo que ha pasado, definitivamente no hubo los votos para negar las objeciones”. 

Las razones por las cuales la Corte Constitucional debe asumir la decisión final de las objeciones, es porque la misma hace dos meses remitió notificación al Congreso que sin importar cuál fuera la decisión de las objeciones las mismas deberían ir a su revisión. 

También porque en todo ese proceso se habrían presentado varios vicios en el trámite, entre ellos el cálculo de las mayorías para saber con cuántos votos se decide una votación. 

BOGOTÁ (Colprensa).

[themoneytizer id=22300-28]

También podría gustarte