Una ópera inspirada en hechos reales

498

[themoneytizer id=22300-1]

La opera ‘Diálogos de Carmelitas’, fue basada en hechos reales ocurridos en tiempos de la Revolución Francesa. /COLPRENSA

Solo dos oportunidades tendrán los colombianos para poder ver una de las óperas más apreciadas del siglo XX, este 11 de mayo en directo y el próximo primero de junio en diferido.

Se trata de ‘Diálogos de Carmelitas’, basada en hechos reales ocurridos en tiempos de la Revolución Francesa, cuando las monjas de un convento rural fueron sometidas a hostigamientos y persecuciones por parte del régimen de terror de Robespierre.

Este drama con tintes místicos resultó ideal para estimular la creatividad de un compositor con profundos sentimientos religiosos, que dotó su partitura de variadas piezas de carácter sacro.

Es una de las obras más esperadas de la temporada 2018-2019 de la Metropolitan Opera de Nueva York, que lleva a escena esta pieza que se estrenó en la La Scala en Milán (Italia), en 1957, y que ahora se podrá ver en las salas de cine de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Cartagena y ahora Manizales.

Es una pieza inspirada en la historia real de un grupo de monjas carmelitas que desafiaron los decretos antirreligiosos. Ahora se les conoce con el nombre de ‘Mártires de Compiègne’, ya que por su resistencia a los decretos del gobierno, que buscaba cerrar su convento, fueron guillotinadas el 17 de julio de 1794.

Yannick Nézet-Séguin dirige la producción clásica de John Dexter de la devastadora historia de la fe y el martirio de Poulenc. La mezzo-soprano Isabel Leonard canta el papel conmovedor de Blanche de la Force y la soprano Karita Mattila, una leyenda en su tiempo, regresa al Met como Priora.

Por su parte, el barítono canadiense Jean-François Lapointe hará su debut en Met como el Marqués de la Fuerza, un papel que cantó anteriormente en la Ópera Nacional de Holanda.

ARTE DESDE EL HORROR

“Hoy, les cortaron la cabeza a 40 individuos, entre ellos 16 monjas carmelitas de Compiègne”, anotó en su diario, el 17 de julio de 1749, Célestin Guittard de Floriban. El francés de 69 años registró varias de las ejecuciones públicas, llevadas a cabo por medio de una guillotina, durante lo que ahora llamamos el Terror. Las víctimas del régimen liderado por Robespierre fueron más de mil.

La muerte de las monjas fue un macabro efecto de la posición antirreligión que fue asumiendo la Revolución Francesa, que inició en 1789. El movimiento, que cambió la historia política del mundo entero, y tuvo gran influencia sobre el movimiento independentista que liberó a Colombia de España, mutó para convertirse en una nueva tiranía que aterrorizó a Francia de 1793 a 1794. En un giro del destino, el mismo Robespierre fue guillotinado el 28 de julio de 1794; con su muerte, murió el terror.

Pero la historia de las mujeres de Compiègne no terminó con su paso por la guillotina. Más de un siglo luego de que fueran llevadas al patíbulo, se inició el proceso de su beatificación; el 23 de febrero de 1896. En 1902, el Papa León XIII declaró venerables a las Mártires de Compiègne que, tres años más tarde, fueron beatificadas por el Papa Pío X.

Sus nombres están inscritos en monumentos, y su imagen adorna iglesias alrededor del mundo, en especial las que celebran su fiesta el 17 de julio. La fecha cae solo tres días después del Día de la Bastilla, la fiesta nacional de Francia, que rememora otro evento, más noble, de la Revolución.

Sobre las monjas martirizadas de Compiègne se han escrito varias novelas y se han realizado dos películas, pero es la ópera francesa en tres actos de Francis Poulenc, que se presenta el 11 de mayo y el 1 de junio en salas de Cine Colombia, que conforma el testimonio de las vidas y muertes de las 16 carmelitas ejecutadas por su fe.

El compositor francés Francis Poulenc (1899–1963) es conocido por una amplia variedad de obras en muchos géneros, que incluyen piano y música de cámara, canciones, ballets, tres óperas y música religiosa, y combina el misticismo con la sensibilidad moderna. Georges Bernanos (1888–1948), un autor francés interesado en política y religión, que a su vez se basa en la obra de Poulenc, escribió el libreto de la ópera, basado en un guión improductivo (que luego se convirtió en una obra de teatro). la novela Die Letzte am Schafott (conocida en inglés como The Song at the Scaffold) por el escritor alemán Gertrud von Le Fort (1876–1971). /[email protected]

[themoneytizer id=22300-28]

También podría gustarte