¡Por fin volvió a llover en Santa Marta!

639

[themoneytizer id=22300-1]

Un fuerte aguacero sorprendió en la madrugada y mañana de ayer a los samarios, quienes anhelaban las lluvias desde hace meses. /MONTINER ALVIS

Tras cinco largos meses de espera y varios días de “amague” con densas nubes que cambiaban la tonalidad del cielo samario de los últimos meses, regresaron las lluvias a gran parte del distrito. En algunos sectores las precipitaciones que si bien no fueron fuertes, causaron cortes de energía y represamiento de agua.

Las lluvias que iniciaron desde horas de la madrugada y se extendieron hasta cerca de las 10 de la mañana con pequeños intervalos, se convierten en las primeras precipitaciones que se registran en gran parte de la zona urbana de la ciudad; durante el resto del día, la nubosidad gris predominó, generando esperanza en gran parte de los samarios, que esperan que con estas lluvias el caudal de los ríos que abastecen las plantas de tratamiento de agua aumenten, y así se pueda restablecer el suministro del preciado liquido a través de las redes, y así dejar atrás la critica situación que padecen hoy.

Como una bendición, catalogaron muchos samarios las tan esperadas lluvias en la ciudad, para la gran mayoría de los barrios fue la oportunidad perfecta para recolectar agua, habitantes dicen que con esta podrán satisfacer algunas necesidades básicas de sus hogares teniendo en cuenta la falta del líquido.

Las lluvias que si bien eran esperadas en la ciudad tomaron por sorpresa a los samarios, puesto que el reporte de las autoridades meteorológicas de lluvias durante este mes para Santa Marta era prácticamente nulo, siendo los pronósticos más favorecedores para sectores de las estribaciones de la Sierra Nevada.

CORTES DE ENERGÍA:

Las precipitaciones trajeron consigo otro problema y fueron los repentinos cortes de energía en decena de barrios, donde tan solo con las primeras gotas cuando el reporte de ciudadanos que avisaban de inesperadas suspensiones en el fluido eléctrico, causando en algunas intersecciones viales de la ciudad trastornos en la movilidad.

Comercios del centro histórico tuvieron que hacer uso de plantas eléctricas para lograr contar con el servicio. “Nada más fueron las primeras góticas, cuando de una se fue la luz, ayer se fue porque por el calor la gente consume más, y hoy porque llueve, entonces simplemente la luz se va porque si y porque no” expresó José Tulio Vargas, comerciante.

A través de redes sociales los ciudadanos expresaron su descontento con esta situación teniendo en cuenta que en temporada seca igualmente se presentaban fallas en la prestación del servicio por la alta demanda de energía y ahora con las lluvias las redes también presentan problemas.

Ciudadela, Gaira, Villa Betel, María Eugenia, Villa Dania, Nueva Mansión, Las Américas, Primero de Mayo, Garagoa, Luis R. Calvo, Almendros, San Fernando, Nacho Vives, San Jorge, Alfonso López, Parques de Bolívar, 20 de Julio, Bonda, Olivos, Ciudad Equidad y Centro Histórico, fueron algunos de los barrios que presentaron reportes de cortes de energía.

REPORTE DE LAS AUTORIDADES:

Según el reporte de las autoridades de gestión de riegos distrital, si bien las precipitaciones no fueron torrenciales, no se presentaron reportes de afectaciones o inundaciones.

“Aunque inicialmente a través de redes circuló la información de afectaciones en varias instituciones educativas por las lluvias, verificamos con nuestro equipo del Cobasa los cuales nos informaron que no era cierto; en la ciudad según el reporte que tenemos no hubo afectación, las lluvias no tuvieron la misma intensidad en toda la ciudad, pero en ningún sector registramos problema” Jaime Pérez Arias, director de Gestión de Riesgo.

Agregó que: “Esta llovizna se debe a un frente frio que circula por la región según nos informó el Ideam, y pues resulta una bendición para la ciudad, las cuales sin duda impactarán en las próximas horas en el aumento de la presión en las redes para atender a la ciudadanía” concluyó el funcionario distrital.

NO MÁS ‘LAGUNA DE CHICO’:

Aunque para la gran mayoría las lluvias se convierten en lo más esperado del año, para otros sectores se ha vuelto un dolor de cabeza por las inundaciones; para los comerciantes de la zona de la carrera 10 entre avenida del Ferrocarril y Avenida del Río, la situación cambió, gracias a las recientes obras en la zona para acabar con la popularmente conocida “Laguna de Chico”.

A pesar que las precipitaciones de este viernes no fueron torrenciales, esta obra pasó la prueba, puesto que no se registraron represamientos de agua en la zona que llevaran a cerrar el tránsito por la vía como en años anteriores venía ocurriendo.

Para los comerciantes, esto sin duda alguna impactará positivamente no solo en sus negocios sino en todos los habitantes de la zona que quedaban incomunicados durante cada lluvia y horas posteriores por la laguna que se formaba en este sector.

[themoneytizer id=22300-28]

También podría gustarte