Mototaxismo: ¿quién le pone el cascabel al gato?

1.283

[themoneytizer id=22300-1]

Según el Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT), hay más de 14 millones y medio de vehículos, de los cuales el 57% son motocicletas.

Por
Andrés Muñoz

En Colombia, según el Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT), hay más de 14 millones y medio de vehículos, de los cuales el 57% son motocicletas. Solo en abril, de acuerdo con la ANDI, 47.459 motos nuevas salieron a recorrer las ya congestionadas calles de las ciudades colombianas.

Y a medida que su número aumenta, también la accidentalidad: cada 94 minutos muere un colombiano por un siniestro de tránsito. El 44% de las víctimas son motociclistas.

Comprar una moto y usarla para prestar el servicio público de transporte, se ha vuelto una alternativa relativamente fácil frente al desempleo en muchas ciudades de Colombia, pese  a que es una actividad considerada ilegal que tiene como pena la pérdida de la licencia hasta por 25 años.

La falta de controles, sin embargo, ha permitido que este fenómeno, en vez de detenerse vaya cada vez más en ascenso. ¿Se está perdiendo la batalla contra elmototaxismo en el país?  ¿Quién es el responsable de que haya controles más efectivos?

“Claramente, la facultad de imponer las sanciones está en cada territorio, nosotros solo recordamos que esas sanciones existen desde el 2002. No es falta de penas, porque ya existen el tema es el control’’, advierte la ministra de Transporte, Ángela María Orozco.

Sin embargo, cuando se les pregunta a las autoridades locales,  hay muchos factores que hacen complejo el cumplimiento efectivo de la ley. Esta semana, alcaldes de todo el país, convocados por Fedemunicipios, estuvieron reunidos en Cartagena analizando este y otros factores relacionados con la seguridad vial.

“Es un problema social a nivel nacional, nosotros vamos atacamos y qué hacen: se bajan y queman el vehículo. No hay sanción que valga, por eso, tenemos que hacer que el transporte informal sea un delito penal”, dice el alcalde de Girón (Santander) y presidente de la Federación Colombiana de Municipios, John Abiud Ramírez.

Y aún en los municipios que tienen bajo control el mototaxismo, la lucha contra este fenómeno es un eterno juego del gato y el ratón. “Manizales es controlable, cuando se van creando grupos de mototaxistas, los taxistas y la gente nos cuenta y vamos atacando, no dejamos entrar nada de mototaxismo. Igual cuando llegan de otro pueblo, no los dejamos entrar”, explica el Secretario de Tránsito de la ciudad, Carlos Alberto Marin.

En Florida (Valle), un municipio con alta presencia de mototaxismo, se hizo un censo al comienzo de la actual administración. ‘‘Nos dio la no despreciable suma de 960 personas prestando servicio de transporte público en vehículos informales como lo es la motocicleta’’, manifestó su secretario de Tránsito.  En Florida, un municipio de unos casi 60 mil habitantes, hay más de 7.300 motos. Más del 13% de ellas están dedicadas al mototaxismo.

Un porcentaje no muy diferente al de muchas ciudades del país. En la mayoría de ellas no hay los recursos suficientes para controlarlo.

“En Colombia, 7 de cada 10 municipios no tienen control operativo en vía pública, es decir, que no hay un guarda  de tránsito ni un policía de tránsito que esté verificando el cumplimiento de la normas de tránsito”, explica Alejandro Maya, exdirector de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV).

Y agrega: “eso hace que el mototaxismo en el país se aumente de una manera alarmante particularmente en municipios, por ejemplo, como Santa Marta, Sincelejo, Cartagena y Lorica”.

Aunque la Policía Nacional hace presencia en todo el territorio nacional, su labor se orienta a la seguridad ciudadana. Para que la entidad preste servicios en materia de movilidad es necesario que se firme un convenio interadministrativo con la respectiva alcaldía municipal y que esta aporte los recursos correspondientes, lo cual no siempre ocurre.

“Lo que estamos haciendo es darle todo el apoyo a los municipios, que nos designen un funcionario para darle toda la capacitación. Ya en 700 municipios donde no había funcionarios, se inició fue un proceso de asignar y capacitar y ya sacamos los primeros 120 hace como un mes capacitados”, señaló la Ministra de Transporte.

Pero aún en las principales ciudades del país, en donde hay presencia significativa de policía de tránsito, no es algo fácil de controlar: “En el mismo Bogotá, a pesar de tener autoridades de tránsito y control operativo esa inspección y vigilancia, se les hace complejo determinar cuándo se está haciendo uso de la motocicleta de manera privada o cuando realmente se está prestando un servicio público”, señala Maya.

Por eso, en algunos municipios, en vez de seguir jugando al gato y al ratón, se han puesto en marcha programas para ofrecerle alternativas a quienes viven de esta actividad. Así ocurrió, por ejemplo, en Florida, Valle, en donde, a través del SENA, se le ofreció a los mototaxistas capacitación en actividades legales.

Incluso, una de las alternativas que está contemplando el Gobierno es que los conductores cambien sus mototaxis por motocarros, un vehículo más seguro, pero que además sí puede llegar a ser válido de acuerdo con la ley.

“La moto individual jamás la podemos habilitar como sistema de transporte. Frente al motocarro creo que no hay que desconocer que en algunas regiones, puede ser la última milla del sistema, dado que por la crisis de vías terciarias no entra nada más”, afirma la ministra Orozco./Colprensa.

[themoneytizer id=22300-28]

También podría gustarte