Sara Vargas, la nueva joya de la paranatación colombiana

4.046

[themoneytizer id=22300-1]

Con tan sólo 12 años de edad, ya es la mejor del país en la categoría S6 de la paranatación y sus tiempos la tienen como la número uno de América y entre las mejores del mundo. Es una niña prodigio, es de esa raza de deportistas que nacen para ser campeones.

Es Sara del Pilar Vargas Blanco, compite en la misma categoría del múltiple medallista olímpico y mundial, Carlos Daniel Serrano, y va por el mismo camino, o mejor, por el mismo carril de la piscina, porque ya pulveriza tiempos, baja récords nacionales y se perfila como medallista de oro para los Juegos Parapanamericanos de Lima.

Tiene 12 años de edad, pero una mentalidad adulta. Mientras otros niños a esa edad todavía no saben qué van a hacer con su vida, ella ya lo tiene claro, le apunta al deporte, a la paranatación, para conquistar el mundo, para ganar oros olímpicos y mundiales. No titubea al afirmar que sueña con ser la mejor del planeta. Y condiciones le sobran.

Hija de John Vargas y Leonor Blanco, Sara nació en La Mesa (Cundinamarca). A los cuatro años tuvo su primer contacto con la piscina y aprendió a nadar a los cinco, por el ejemplo de su hermana mayor, Ana Gabriela, quien era nadadora convencional del alto rendimiento y le enseñó todas las bases, antes de partir de la casa para iniciar la carrera militar en Tolemaida, donde también entrena natación.

Cuando su familia confirmó que había heredado la talla baja de su madre, las terapias médicas la llevaron a tener que radicarse en Bogotá, donde se encontró con el sistema paralímpico, con el entrenador Steven Ruíz, quien le hizo una prueba y no sólo la pasó, se destacó para emprender el camino del alto rendimiento, con 10 años de edad.

“El deporte para mí es mi vida, es mi carrera, porque de la mano de mi entrenador, que es quien con mi familia ha creído siempre en mí, quiero seguir adelante para darle muchos triunfos a Bogotá y a Colombia”, asegura Sara, confirmando que su mentalidad está firme, con objetivos claros.

Esa prueba con el entrenador Ruíz fue hace dos años y en estas dos temporadas ya está a sólo 650 milésimas del récord de América, porque este fin de semana en los Abiertos Nacionales de Medellín registró 35.650 en los 50 metros libres y la mejor marca del continente es de 35 segundos, hecha por la estadounidense Victoria Arlen en el 2013.

En abril del 2018, con menos de un año de entrenamientos, Sara del Pilar viajó a Indianápolis, en los Estados Unidos, para competir en la Serie Mundial de Natación Paralímpica y conquistó las medallas de oro en los 50, 100 y 400 metros libres, para presentarse internacionalmente como la nueva joya de la paranatación colombiana.

Esas son sus pruebas estelares, sobre todo las de velocidad, pero también se destaca en el estilo mariposa, en el que esta semana hizo un tiempo de 40 segundos con 400 milésimas en los 50 metros, poco más de un segundo por encima del récord de América, que está en 39.130.

Todas las marcas las mejoró esta semana en Medellín, se colgó todos los oros por los que compitió, incluyendo las pruebas de relevos y con esos tiempos se clasificó para los Juegos Parapanamericanos de Lima, donde oficialmente se podrá presentar ante el mundo, con el gran sueño cercano, los Juegos Paralímpicos de Tokio-2020.

“Mi gran sueño es representar a Colombia de la mejor manera en unos Juegos Paralímpicos, vamos poco a poco, porque para la edad que tengo vamos bien, actualmente soy número uno de América en 50 y 100 metros libres y 50 metros mariposa, y creo que ya debo estar entre las tres primeras del mundo”, afirma Sara, con la seguridad y profesionalismo que con 12 años ya la caracteriza.

Tokio es el gran reto de Sara, quien decidió con sus padres estudiar de manera virtual en el colegio Paulo Freire, en el que cursa sexto grado, para poder tener el tiempo necesario para entrenar y manejar su tiempo, pues va al Complejo Acuático de Bogotá cuatro horas diarias, de martes a sábado.

“El deporte ha llegado para cambiar mi vida, es algo muy bonito, porque la natación cambió toda mi vida y la disfruto mucho, para mí es como un juego, en el que intento hacer lo mejor posible, siempre feliz para hacer feliz a quienes creen en mí”, comenta Sara del Pilar, quien no podrá competir en los Juegos Paranacionales de Cartagena por la edad, como en algún momento le pasó a Mariana Pajón y otros grandes talentos.

Este fin de semana le sacó más de 15 segundos a su escolta en los 50 metros libres, más de 20 en los 100 libres y cerca de 20 segundos en los 50 metros mariposa, bajó todas sus marcas, puso nuevos récords nacionales, se acercó a las marcas de América, ya ve a menos de cinco segundos los registros mundiales y sólo tiene 12 años, con dos años de entrenamiento. Sus registros van volando, pero su mente es la más aterrizada.

Ella es Sara del Pilar Vargas Blanco, la nueva promesa que se va haciendo realidad en el deporte paralímpico, el que viene creciendo como el segundo país de más desarrollo en el mundo y que con talentos como ella tiene garantizada la curva ascendente en resultados, en medallas y en alegrías para Colombia.

MEDELLÍN (Colprensa).

[themoneytizer id=22300-28]

También podría gustarte