Investigarán ‘paseos’ de civiles en helicópteros del Ejército a ‘Ciudad Perdida’

1.305

[themoneytizer id=22300-1]

En la imagen se observa como las frágiles y emblemáticas terrazas de Ciudad Perdida fueron utilizadas como helipuerto debido presuntamente para el desarrollo de un paseo familiar de miembros de la unidad militar.

Luego de la denuncia por el presunto viaje de varios civiles en una aeronave del Ejército Nacional a Ciudad Perdida, en la Sierra Nevada de Santa Marta, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, anunció una investigación para establecer las causas que llevaron a estas personas a desplazarse en el helicóptero.

Botero expresó que por lo general las aeronaves son usadas para transportar ayuda humanitaria y que los viajes a este punto se hacen con relativa frecuencia para llevar provisiones a las personas que están custodiando la parte alta de la Sierra Nevada.

 “En el mes de abril fue una temporada muy difícil con relación a los arahuacos y hubo que subirles comida, hubo que prestarles todo el servicio y colaboración para llevar productos alimenticios”, dijo el jefe de la cartera de Defensa.

Señaló que se adelantan investigaciones para identificar el motivo por el cual habían personas extras a la tripulación, ya que aclaró que “eso no es un vuelo que se hace para los civiles, eso es un vuelo que tenía otro propósito, lo que se investiga es por qué iban esos civiles en el vuelo”.

Las declaraciones las entregó Botero en su visita al Centro de Rehabilitación Integral (CRI), el cual fue inaugurado en agosto para brindar apoyo a diferentes personas que fueron mutiladas por cuenta de las minas antipersonal en el marco del conflicto armado.

Según Botero, de los 9639 uniformados que se han visto afectados se han logrado atender 5054 personas. “Tenemos la posibilidad de hacerles aquí un sinnúmero de programas que le brindan actividad física para aportar a su rehabilitación”, dijo.

Durante su intervención, el alto funcionario también manifestó que la erradicación manual de cultivos ilícitos en lo que va corrido del año ha dejado ocho personas muertas, entre ellos un policía, un erradicador y seis miembros del Ejército; y más de 40 heridas y mutiladas, donde hay siete policías, cinco erradicadores y 18 militares, entre otros.

 “Con el principio de precaución que tomó la Corte Constitucional frente al glifosato, hoy tenemos que lamentar la muerte de estas personas, por lo que estamos esperando que la Corte Constitucional module su sentencia. Mientras tanto, no tenemos otro mecanismo que continuar erradicando manualmente”, destacó Botero.

También advirtió que el narcotráfico está cobrando vidas de ciudadanos que son víctimas de la violencia que se genera en las zonas donde los cultivos ilícitos tienen mayor extensión. Y aunque lamentó que este flagelo destruya desde la economía hasta el bienestar común, explicó que Colombia cuenta con 100 grupos de erradicadores, lo que demuestra que la Fuerza Pública está cumpliendo con su labor constitucional, incluso a costa de su vida.

 “Entre el primero de enero y el 6 de agosto de 2018 se erradicaron 29.500 hectáreas de coca. Una vez inició este Gobierno, entre el 7 de agosto y el 31 de diciembre de ese año, se erradicaron 30.500 hectáreas. Es decir que en menos tiempo hicimos más”, dijo.

EL CASO

Fotografías de un helicóptero adscrito a la Primera División del Ejército Nacional que presuntamente habría llevado a familiares de miembros de la unidad militar hasta las frágiles ruinas de Ciudad Perdida o Teyuna, uno de los sitios arqueológicos más importantes de la cultura Tayrona, en la Sierra Nevada de Santa Marta levantaron la polémica en las últimas horas, puesto que según la imagen que rondó en las redes sociales se evidencia una masiva cantidad deciviles en el sector además de utilizar este sitio como helipuerto.

El caso que habría ocurrido el pasado 17 de abril tendría como protagonista el helicóptero MI-17 del Ejército con matrícula EJC – 3384 y que según las denuncias habría presencia tanto de efectivos militares de la Primera División del Ejército Nacional como de integrantes del Instituto Colombiano de Antropología e Historia –Icanh.

Guías turísticos de la zona ante la escena de este sitio arqueológico utilizado como un helipuerto manifestaron su preocupación y preguntaron a los uniformados en la zona, quienes presuntamente les habrían manifestado que se encontraban desarrollando labor de abastecimiento en la zona a las tropas desplegadas en el sector.

Ante la polémica que se ha suscitado con la publicación de estas fotografías la Primera División del Ejército envió una nota de prensa en la que explica las razones de la estadía de la aeronave en el sector, así como la apertura de una investigación desde la Inspección General del Ejército para determinar el cumplimiento de la labor.

Asimismo, al cierre de esta edición el Instituto Colombiano de Antropología e Historia –Icanh, no se ha pronunciado al respecto acerca de esta situación.

COMUNICADO:

Frente a la información divulgada en un medio de comunicación nacional que cuestiona el empleo de una aeronave de la Institución el pasado 17 de abril, enCiudad Perdida, de la Sierra Nevada de Santa Marta, el Comando de la Primera División del Ejército Nacional se permite comunicar que:

1. Las aeronaves que hacen parte del Ejército Nacional, se encuentran autorizadas por el Instituto Colombiano de Antropología e Historia –ICANH y por la Comunidad Indígena Kogui asentada en la Sierra Nevada de Santa Marta, para realizar aterrizajes en esta zona, sin representar afectaciones.   

2. Actualmente, y desde hace varios años, en el lugar se encuentran de manera permanente tropas de los batallones de Infantería Mecanizada n.° 5 General José María Córdova y de Alta Montaña n.° 6, adscritos a la Segunda Brigada, con el propósito de adelantar operaciones que garanticen la seguridad y la tranquilidad de las comunidades que allí habitan, así como de sus turistas. También los soldados de estas unidades apoyan en la conservación y preservacióndel medio ambiente. 

 3. La aeronave cumplía la misión de abastecer las tropas que se encuentran desplegadas en el sector de acuerdo a la programación establecida por la unidad, la cual fue realizada.  

4. Estos apoyos no sólo están orientados a nuestras tropas, sino a la comunidad que allí habita. Se han realizado actividades como extracción de residuos sólidos (basura), evacuaciones aeromédicas, se han mitigado 14 conflagraciones forestales en lo corrido del año y en compañía de las comunidades indígenas, se han ingresado más de 17 toneladas de alimentos y litros de agua potable, para ayudar a solventar las necesidades básicas de las comunidades.

5. Para cumplir estas misiones o tareas como operaciones, apoyos logísticos, acción integral, medio ambiente, evacuaciones aeromédicas, la Institución busca optimizar sus recursos, realizando estas acciones de manera paralela o simultánea, sin afectar el desarrollo operacional de la Unidad. 

6. Finalmente, he sido notificado por la Inspección General del Ejército de la apertura de las averiguaciones, sobre el cumplimiento de la misión y el personal que allí fue transportado.

[themoneytizer id=22300-28]

También podría gustarte