Fallo de la JEP hizo renunciar al Fiscal

529

[themoneytizer id=22300-1]

Una ´tormenta´ institucional se desató ayer en el país tras la renuncia irrevocable del fiscal Néstor Humberto Martínez. ´Exhorto a la ciudadanía a movilizarse con determinación por el restablecimiento de la legalidad y la defensa de la paz”, expresó Martínez Neira.

Por Daniela Miranda

A año y medio de terminar su cargo, ayer el Fiscal General de la Nación Néstor Humberto Martínez renunció a su cargo a razón del primer coletazo de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de no extraditar a ‘Jesús Santrich’ y otorgar su libertad.

En una corta declaración, Martínez expresó que esta decisión desafía a la justicia del país al “pasar por alto” las recomendaciones de la Fiscalía y de Estados Unidos frente a este caso llevando a hacer “trizas la cooperación judicial internacional”.

“Este desafío al orden jurídico no puede ser refrendado por el suscrito. Mi conciencia y mi devoción por el Estado de Derecho me lo impiden. Por ello he presentado renuncia irrevocable al cargo de Fiscal General de la Nación. Exhorto a la ciudadanía a movilizarse con determinación por el restablecimiento de la legalidad y la defensa de la paz, en un marco de justicia especial que exhale confianza para todos los colombianos y no para unos pocos y, particularmente, para todas las víctimas del conflicto”, expresó Martínez Neira.

En el país, en palabras del Fiscal General, progresivamente se consolida un estado de cosas antijuridicas, que conjura contra el Estado de Derecho de la Nación y expone a la sociedad frente al crimen en medio de las advertencias de la Fiscalía General de la Nación.

“En el futuro la reincidencia en el secuestro, la extorsión, entre otros delitos podrá convivir con los privilegios de la justicia transicional. En adelante, colombianos, los delitos permanentes del narcotráfico no podrán ser investigados por la justicia ordinaria y se juzgaran por la JEP con un sistema de beneficios, pese a que el colectivo social está amenazado como nunca por el cultivo y el tráfico ilícito de drogas”, dijo el saliente jefe del búnker, quien resaltó que no había sido notificado oficialmente de la decisión de la JEP, sino que se informó fue por las declaraciones dadas a prensa.

Las facultades de investigación de la Fiscalía, según Martínez, respecto a los crímenes ocurrido durante el conflicto quedaron “emasculadas y se abrió una puerta falsa para restringir la extradición y todo esto disque en nombre de la paz”.

La carta de renuncia del Fiscal Martínez ya fue presentada ante la Corte Suprema de Justicia, sin embargo, el órgano aún no se pronuncia al respecto.

CON GRAN TRAYECTORIA PERO CONTROVERTIDO

Néstor Humberto Martínez es una de las personas con mayor trayectoria que ha ocupado el cargo de Fiscal General.

Abogado, economista y político, es doctor en ciencias jurídicas de la Universidad Javeriana y tiene múltiples especialidades en derecho comercial, derecho de familia e incluso un magister en sociedad.

Martínez Neira es hijo del recordado humorista Humberto Martínez Salcedo, quien fue famoso por su personaje, el maestro Salustiano Tapias.

Martínez ocupó desde muy joven cargos en el servicio público. Fue uno de los fundadores del Centro de Arbitramento de la Cámara de Comercio de Bogotá. Fue  funcionario de la Superintendencia de Sociedades, Superintendente delegado para las Instituciones Financieras y en 1990 fue nombrado Superintendente Bancario.

En 1991 asumió como parte de la primera Junta Directiva del Banco de la República, que sucedió a la Junta Monetaria, y en 1994 fue nombrado Ministro de Justicia y Derecho por el expresidente Ernesto Samper. En el cargo ejerció durante poco más de un año y se destacó en medidas como la tipificación de delitos para perseguir el narcotráfico, la aprobación del Estatuto Anticorrupción y la Ley de Administración de Justicia.

En 1996, fue nombrado Embajador en Francia. Entre 1998, fue elegido por el entonces presidente Andrés Pastrana, como Ministro del Interior. Durante 1999 ejerció interinamente como Ministro de Justicia nuevamente.

Tras su paso como político por tres mandatos presidenciales diferentes  se dedicó a litigar montando su propia oficina de abogados, además dedicándose a la docencia en diversas universidades. A pesar de su éxito como litigante, estuvo relativamente retirado de la palestra pública hasta 2014, cuando volvió alGobierno en el mandato de Juan Manuel Santos, cuando creó el cargo de Ministro de la Presidencia y lo nombró como su primer titular.

Posterior a ello, en 2016 fue elegido por decisión de la Corte Suprema de Justicia como jefe del búnker luego que obtuvo 17 votos a favor de los 20 posibles.

[themoneytizer id=22300-28]

También podría gustarte