Sa-Risa celebra 20 años haciendo reír a Santa Marta

569

[themoneytizer id=22300-1]

‘La niña Sari’ es uno de sus dos personajes favoritos, junto a la de palenquera.

POR: LEIDY HENRÍQUEZ GALVIS

Lo que empezó como una “mamadera de gallo” durante el cumpleaños de uno de sus jefes, mientras laboraba en la Gobernación del Magdalena, fue tomando forma hasta convertir a Sara Acosta en una de las abanderadas del humor y la alegría en Santa Marta.

Estar empleada en ese lugar, fue la plataforma ideal para que ‘Sa-Risa’, como es ampliamente conocida a nivel local, mostrara lo que mejor sabía hacer desde niña: burlarse de todo y de todos y frente a sus compañeras secretarias, hacer chistes, versos e incluso, amenizar las reuniones sociales fuera del entorno laboral.

Pero fue el 6 de mayo de 1999 cuando ‘Sa-Risa’ salió del anonimato y dio un salto a la fama en la ciudad; con el apoyo de su gran amiga, la periodista Rosa Hernández –a quien dice, nunca dejará de agradecerle, porque la descubrió, organizó y llevó a cabo su primer evento masivo en el entonces recién inaugurado Café del Parque, junto a la sede de la Alcaldía Distrital.

“Desde entonces, ya tengo 20 años de estar haciendo humor. Antes los shows los hacía en Cajamag, que me ayudaron y apoyaron mucho, pero después entró el proceso de remodelación del Teatro, duró mucho tiempo y me ha tocado hacerlos en diferentes partes, con el fin de no perder la trayectoria que llevaba”, contó Sara Acosta de Cortés, en su visita a la sede de HOY DIARIO DEL MAGDALENA.

‘Sa-Risa’ se define como una “mujer que nació con talento” y agradece a Dios por darle la habilidad de hacer humor y pintar sonrisas en los rostros de quienes disfrutan de sus shows, “más que todo en este tiempo que está tan convulsionado; para que la gente se distraiga un rato, se olvide de los problemas, las deudas,  y hasta de los ‘cachos’… todo”.

A ese mismo público que la ha visto durante estas dos décadas, a las nuevas generaciones y a toda la comunidad en general, la humorista los invita a celebrar su trayectoria este viernes 24 de mayo a las 7:00 de la noche, en la sede de Edumag, ubicada en la carrera 22 No 15-10 barrio Jardín.

“Vayan a que se distraigan con mis personajes, con coplas, anécdotas, chistes, tamboras; ya la gente que ha ido todos estos años, ya saben a lo que van, a reír a carcajadas. De pronto se van a encontrar con los mismos chistes, porque es recordar, pero este año habrá más sorpresas. Los espero; no se lo pueden perder”, es la invitación que cordialmente hace esta humorista.

Personajes como el de ‘La Monja’, ‘El Borracho’ y ‘La Cachifa’ son algunos de los que esta humorista ha interpretado durante este camino artístico y que por supuesto, harán parte del repertorio en esta velada de risas y alegría; sin embargo, Sara admite que tiene dos personificaciones favoritas, las cuales sus ‘fans’ también llevan en el corazón.

“El de ‘La Niña Sari’, que tiene el ‘fundillón’, las ‘tetonas’, la falda y la peluca de canas; es una señora chismosa. Y el de la palenquera, porque yo desde niña, mi mamá y mi abuela, fueron una de las primeras personas que le dieron posada a esas negritas de San Pablo, que es un pueblo cerca de Palenque. Yo aprendí a hablar como ellas y una vez me ideé coger unas alegrías, llevarlas en una ponchera, disfrazarme”, narró.

Sarita, quien también es recordada por su participación en algunas producciones de televisión como La Costeña y el Cachaco y el show humorístico ‘La Barra’, se bautizó ‘Sa – Risa’ por las iniciales de su nombre y porque simplemente, risas es lo que ella irradia y brinda a todos los que la conocen.

“Yo llego a una parte, enseguida empiezo con un chiste y las personas se ríen; me satisface así la gente, esté amargada, trabajando ocupada, sacan una sonrisa apenas me ven llegar. Siempre he sido así y he dejado una huella imborrable en mis compañeros, eso también me agrada, que después de tantos años, encuentre uno el mismo cariño”, dijo.

Finalmente, ‘Sa-Risa’ reconoce que hacerse popular y lograr lo que hasta hoy tiene, no ha sido fácil; está convencida de que todo se debe a su perseverancia e insistencia, porque no ha contado con recursos suficientes y le ha tocado “trabajar con las uñas y por no perder el público, he seguido haciéndolo”.

[themoneytizer id=22300-28]

También podría gustarte