En ‘jaque’ la movilidad por deterioro de la malla vial

937

[themoneytizer id=22300-1]

El más reciente inventario del estado de la malla vial, arrojó que la Avenida del Río requiere con urgencia la intervención en 67 placas deterioradas; mientras que en la avenida del Libertador se determinaron 62 puntos críticos y seis sectores deteriorados en la carrera 19./MIGUEL ORTEGA

Con peligrosas maniobras los conductores en ocasiones arriesgan su vida por hacerle “el quite” a las enormes zanjas que se encuentran en algunos puntos de las principales arterias viales de la ciudad.

Por
GIANCARLOS
VILLARREAL LARIOS

Conducir por algunas de la principales arterias viales de la ciudad se ha convertido una tarea de alto riesgo, debido al avanzado estado de deterioro que presenta la malla vial, lo cual ha generado una preocupación generalizada, no solo para los conductores de buses de transporte público, carros particulares, taxis o motocicletas sino también de los mismos peatones quienes en ocasiones tienen que “compartir” los andenes de la vías debido a que motocicletas en su intento de esquivar las enormes zanjas optan por circular por los andenes.

Por tal razón, los conductores hacen un llamado a la Administración Distrital a que inicie lo más pronto posible, intervenciones en vías a las que durante décadas no se les ha reemplazado ni una placa de pavimento, y que en la actualidad se han convertido en trampas peligrosas.

La queja de los conductores no es solo por la falta de inversión sino también, por el acto que consideran “descarado” de algunas empresas que realizan trabajos de redes que se encuentran por debajo de las placas de pavimentos y luego de sus intervenciones no realizan los trabajos para dejar las vías tal cual como estaban al principio.

Precisamente el Distrito conoce del mal estado de las vías por las quejas ciudadanas, sino también por los resultados conocidos por la Administración Distrital  tras el inventario de la malla vial desarrollado por la Secretaría de Movilidad realizado en el último trimestre del año 2018, cuyo estudio técnico arrojó que deben invertirse más de 15 mil metros cuadrados de vías en toda la ciudad.

LAS ZONAS DE RIESGO

Durante un recorrido por algunas vías de la ciudad, HOY DIARIO DEL MAGDALENA logró evidenciar “las dos caras de la moneda” mientras algunas vías de la ciudad son intervenidas por el Sistema Estratégico de Transporte Público de Santa Marta –SETP en el marco de la adecuación de algunas vías para la implementación del nuevo modelo de transporte masivos, en otros puntos en nula la intervención del distrito en materia de reposición de las placas de pavimentos destruidas.

Las principales arterias viales y que se encuentran en deterioro son la Avenida del Río en cercanías a la intersección con la avenida del Libertador, una gran zanja a un costado de la vía en sentido norte-sur  provoca que los conductores tengan que realizar maniobras peligrosas para intentar esquivarlos, en ocasiones generándose un caso en la movilidad por la falta de cultura ciudadana de otros conductores que parquean en el costado contrario de la zanja “obligando” a los conductores a tener que pasar por el hueco.

La avenida Campo Serrano es el ejemplo más claro de desidia y falta de intervención en todos los ámbitos, en amplios tramos de la vía se evidencia la gran cantidad de huecos y zanjas que ahonda la situación caótica diaria en este sector por cuenta de la invasión al espacio público como de constantes infracciones de tránsito.

Otro de los sectores en el tramo de la avenida del Libertador a la altura del colegio San Luis Beltrán. En plena puerta de entrada y salida  a esta institución se encuentra una zanja de alarmantes proporciones, que en el pasado ha causado varios accidentes en horas de la noche cuando principalmente conductores transitan a altas velocidades y no se percatan de los huecos que “adornan” las vías.

Pero el panorama no solo es de zanjas y huecos únicos, en la avenida del Libertador a la altura del Parque de Los Trupillos en lo que pareciese una zona minada, son cerca de 200 metros de vía entre la entrada del centro comercial Buenavista y el ingreso al colegio Inem Simón Bolívar que se encuentra una vía llena completamente de huecos, en las que en intentos por “armonizar” la zona las personas con escombros y tierra buscan tapar el olvido de las autoridades.

Y es que precisamente esa práctica de tapar con tierra y residuos de construcciones algunos huecos peligrosos en las vías los que s e han convertido en negocios y el área de sustento para muchas personas, quienes en un intento por obtener ingresos acuden a esta práctica de tapar la falta de inversión.

Según el Distrito luego de la realización del inventario del estado de la malla vial, la avenida del Río es la vía que requiere con urgencia la intervención en 67 zonas y placas deterioradas; mientras que en la avenida del Libertador se determinaron 62 puntos críticos y seis puntos deteriorados en la carrera 19.

“UN HUECO EN EL BOLSILLO”

Para los conductores la situación actual de la malla vial en la ciudad es una constante preocupación que se le suma a los diferentes inconvenientes que “circulan” por las vías.

“Mire esto súmele los huecos, a las motos metiéndosele por la mitad, a veces los transeúntes que no circulan por las cebras, los vendedores ambulantes y los buses de transporte frenando en cualquier lugar, uno se vuelve loco con eso, y cuando maneja se la pasa es preocupado porque de pueda estrellar”, menciona Luis Echeverría, conductor de la caótica avenida Campo Serrano.

Por su parte, Antonio Herrera, manifestó que los huecos en las vías se han convertido en un hueco en el bolsillo por los daños en los vehículos. “Uno paga impuestos y espera que las autoridades le hagan inversión a las vías, todas, les digo todas, están llenas de huecos y eso lo que termina es afectando los carros, y luego  a uno le toca asumir los costes (…) ojalá intervengan pronto las vías porque de verdad están vuelta una porquería”.

Las quejas de los conductores son puntualmente sobre algunas vías de de alto tráfico vehicular y en las que la movilidad se ha ralentizado, no solo por la gran cantidad de automotores sino también por la gran cantidad de huecos.

“En épocas de lluvia es peligroso porque esos huecos se llenan de agua, una moto, un carro o hasta una bicicleta que no conozca la vía y pase por ahí, se puede ir llevando su buen golpe, por ahora no ha llovido, pero es ahora deben aprovechar para intervenir esas zanjas que son un peligro, que construyan nuevas vías que las que están ya se quedaron pequeñas y están dañadas” manifestó otro conductor.

Los conductores asimismo aseguran que están cansados de que el Distrito solo aplique “pañitos de agua tibia” que han resultado ser unas “empanadas” puesto que a las pocas semanas luego de las intervenciones, las vías ya están nuevamente con los huecos del mismo tamaño o en ocasiones, más grandes.

PROYECTO DE INTERVENCIÓN  VA EN CAMINO

Y es que un hueco es más que un incómodo percance, puede resultar mortal o “simplemente” generar gastos millonarios por los daños en los vehículos, conscientes del diario dolor de cabeza de esta problemática para los conductores, desde el Distrito en varios años se han puesto “pañitos de agua tibia” con reparcheos, aunque anuncian inversiones multimillonarias para los próximos meses.

La actual concesión que interviene la malla vial del distrito finaliza en diciembre de este año a partir del cual la entidad encargada de la rehabilitación y mantenimiento de las vías será la Empresa de Desarrollo Urbano, según el gerente de esta entidad, Dagoberto Ospina desde el distrito se viene estructurando un “macro proyecto” para dar solución a la crisis del estado vial en la ciudad.

“El Distrito en compañía de la Empresa de Desarrollo Urbano en los últimos meses han venido desarrollando un proyecto macro para intervenir en los próximos meses cerca de 10 corredores viales de gran importancia y aproximadamente 100 vías adicionales para enfrentar la problemática del deterioro de la malla vial” aseguró Ospina.

El proyecto del que habla el Distrito será ejecutado con recursos de la sobretasa a la gasolina los cuales alcanzan la cifra anual entre los 12 mil millones en la vigencia 2020 hasta los 24 mil millones en el año 2033 según las aproximaciones del Distrito, esto luego de la aprobación por parte del Concejo Distrital de la pignoración de dichos recursos y su transferencia a la EDUS por un periodo de 14 años desde el año 2020.

El “macro proyecto” que en la actualidad está estructurándose, recientemente obtuvo una calificación BBB+ de Fitch Ratings lo que significa según informó el Gerente de la EDUS es positivo, tiene como dato trascendental que a diferencia de los otros proyectos que se han desarrollado en la ciudad este solo se le pagará al contratista luego de que vaya construyendo etapas y estas sean verificadas por la interventoría.

Según Ospina, las intervenciones que solo se iniciarían en el último trimestre de este año y constarían de varios escenarios no solo de reparcheo sino posiblemente de construcción de nuevas vías teniendo en cuenta que en los últimos años en el distrito si bien se han hecho intervenciones en algunos puntos viales, no se ha construido ni una sola nueva arteria vial, ahondando en la crítica situación de movilidad.

“El proyecto está considerado para tener diferentes alcances según la necesidad en particular no solo se habla de rehabilitación, sino también adecuación, construcción o reemplazar placas” anotó Dagoberto Ospina.

Mientras llega este “macro proyecto”, desde la Gerencia de Infraestructura según menciona el líder de esta cartera, David De Marchena, en la actualidad está próximo a licitarse un proyecto para exclusivamente iniciar reparcheo de vías que en las que se han detectado deterioro.

Aprobado en el año 1993 por el Concejo Distrital de la época, el cobro de una sobretasa del 8 por ciento a la venta de la gasolina inició con el objetivo de recuperar la red vial de la ciudad y aunque se lograron grandes construcciones, en los últimos años por cuenta de la poca inversión de la Unión Temporal Concesión Santa Marta 2000 Malla Vial quien obtiene dichos recursos y que ha sido denunciada de forma reiterada por el alcalde titular Rafael Martínez, ha llevado a la ciudad ha contar con una malla vial deteriorada y acabada.

[themoneytizer id=22300-28]

También podría gustarte