Guaidó y Maduro dispuestos a proseguir con los contactos  

[themoneytizer id=”22300-1″]

El presidente Nicolás Maduro y su rival Juan Guaidó se mostraron dispuestos a seguir intentando resolver su pugna por el poder en Venezuela bajo mediación de Noruega, tras un primer cara a cara entre sus equipos que finalizó sin acuerdo.

“Desde la delegación del gobierno del presidente Nicolás Maduro seguiremos trabajando por la paz, la concordia, la democracia y la defensa de nuestra Constitución”, tuiteó el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, uno de los delegados del mandatario socialista.

El mensaje acompañó un comunicado del gobierno noruego que informó de la realización, bajo su auspicio, del primer cara a cara “entre representantes de los principales actores políticos de Venezuela” en Oslo.

“Las partes han mostrado su disposición de avanzar en la búsqueda de una solución acordada y constitucional para el país, que incluye los temas políticos, económicos y electorales”, indicó el texto del Ministerio noruego de Exteriores.

En una primera visita a Oslo a mediados de mayo, cuando se anunció la mediación del país europeo, no hubo contacto directo entre los equipos.

Ahora sí existió, pero “finalizó sin acuerdo”, señaló en un comunicado Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por medio centenar de países.

“Estamos dispuestos a continuar junto a ellos (Noruega)” en este esfuerzo, garantizó el jefe parlamentario, quien se autoproclamó en enero luego de que elLegislativo de mayoría opositora declarara a Maduro en “usurpación” del poder.

Guaidó ha reiterado que cualquier mediación debe tener como fin último la salida de Maduro, algo en lo que insistió su equipo en esta ocasión.

“Hemos ratificado nuestra ruta: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres como vía para solucionar la tragedia que hoy sufre nuestra Venezuela”, expresó Guaidó en referencia a la grave crisis socioeconómica que asola al país con la mayor reserva petrolera del mundo.

Según cifras divulgadas el martes por el Banco Central, el PIB de Venezuela se contrajo 47,6% entre 2013 -cuando Maduro reemplazó en el poder al fallecido Hugo Chávez- y 2018.

Asimismo, la inflación fue de 130.060% en 2018, cifra muy inferior a las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), que la calculó en 1.370.000%el año pasado y en 10.000.000% para 2019.

La crisis, con escasez de medicinas, electricidad y combustible, es atribuida por Maduro a una “guerra económica” opositora y a sanciones estadounidenses, pero la oposición culpa a años de políticas erradas y desatada corrupción.

La mediación será útil para Venezuela siempre que existan elementos que permitan avanzar en pro de una verdadera solución”, señaló Guaidó, blanco de críticas de un sector opositor contrario a un diálogo ante varios intentos fallidos anteriores.

CARACAS AFP

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte