Conductores de buses dicen que se van a paro, dueños no los respaldan

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Los conductores del transporte público colectivo aseguran que sí habrá cese de labores el próximo martes cuatro de junio.

Por:
NIZFISNEYS
GUTIÉRREZ DOMÍNGUEZ

Ante el anuncio de un paro del transporte público urbano en Santa Marta programado para el próximo martes cuatro de junio de 2019 por los sindicatos de conductores de los buses, las asociaciones de propietarios aseguraron que no apoyan esta protesta y que ese día prestarán el servicio normalmente a como dé lugar.

Según Ángela Gutiérrez, representante de la Asociación de Propietarios de Vehículos de transporte de servicio urbano, les solicitó a la Secretaría de Seguridad y a la Policía Metropolitana que el martes se restrinja la circulación de motocicletas y se preste vigilancia para evitar que los buses que presten el servicio sean objeto de ataques.

Gutiérrez, enfatizó: “estamos solicitándole al Alcalde y a las autoridades competentes que nos colaboren con la seguridad el martes por un cese de actividades que están programando unos señores del sindicato y una minoría de conductores que saben que hay una problemática y están muy inconformes; nosotros con todo respeto les queremos decir que todos no estamos de acuerdo en hacer el paro porque tenemos unas mesas de trabajo, todavía creemos en el diálogo y no queremos formarle un caos más a la ciudad del que ya tiene´, dijo.

LO QUE DICEN LOS CONDUCTORES

Por su parte, Maximino Osorio Carreño, representante de la Organización Sindical de Trabajadores del Transporte Urbano de Santa Marta, resaltó su respaldo ante la decisión que tomaron la mayoría de los conductores sobre el cese de actividades a partir de las 00:00 horas del día martes, “saldremos a marchar, iniciaremos desde el parque Los Trupillos  y llegaremos hasta la Bahía, la intención es situarnos frente a la Alcaldía. Todo esto se debe al no pago del salarios a los trabajadores, hemos visto un atropello a un personal que tiene toda una vida trabajando, por esta razón los conductores se han visto obligados a entregar los vehículos”.

Asimismo, Edelberto Jiménez, secretario de la organización UNTT, agregó “apoyamos a los conductores porque no tienen salario, pocas veces le pagan seguridad social y el horario de trabajo es excesivo. Por tal motivo queremos defender los derechos laborales de los empleados, esta gente no tiene remuneración digna”.

Del mismo modo, el conductor Misael Parra, narró su experiencia,  “yo apoyo el paro porque no me pagan sueldo, me gano lo que me quede del producido del día, son  300 mil pesos de tarifa más 90 de combustible. Para mi casa me he llevado 20 mil pesos,  además hace 2 años no  me dan dotación”.

Edwin Mario Bonita, secretario de la Organización Sindical Sintrapomar, reiteró, “los conductores estamos bastante afectados con lo que está ocurriendo en la ciudad, nosotros estamos reventados económicamente, por lo que optamos  por realizar al cese de actividades, las leyes colombianas son explicitas y dicen que todos tenemos derecho a un salario, a unas condiciones laborales optimas, prestaciones de ley entre otras cosas, entonces aquí no nos dan garantías, no tenemos las condiciones ni laborales ni económicas para seguir en pie de lucha”.

Marlon Pinzón, conductor expresó: “los dueños nos indisponen, llevaron a un solo conductor a una emisora para hablar bellezas de ellos, pero resulta que cuando nosotros los conductores lo acorralamos él se desmintió, tenemos pruebas suficientes para que la opinión pública sepa la verdad”.

LA COMUNIDAD

Antonio Ruiz Varela, habitante de Santa Marta, hizo referencia al caso en mención, mientras se bajaba de una buseta de servicio urbano, “estoy preocupado, en la ciudad no se admiten parrilleros hombres, lo que significa que debo coger buseta o taxi, porque no cuento con vehículo propio y el solo hecho de imaginar que se consolidaría un paro busetero, me genera estrés, pagar taxi sale costoso, por lo menos uno con la busetica se ayuda bastante”.

Del mismo modo, Betty Fuentes, una mujer de la tercera edad dijo “la ciudad se ha convertido en un caos, ya uno ni sabe por qué se han generado tantos problemas, creo que todos los samarios e incluso los visitantes necesitamos el transporte urbano, y según lo que cuentan los conductores pienso que no es justo con ellos, ellos también merecen una vida digna pero la gente que tiene plata siempre quiere más y los pobres quedan bien jodidos”.

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte