Sicario venezolano mató a comerciante y policía le dio de baja

[themoneytizer id=”22300-1″]

Glenalbar Rafael Cuisman Acosta, comerciante asesinado en un atentado a bala registrado en el norte de la ciudad y José Gregorio García Osorio abatido en una persecución policial  registrada la mañana de ayer, tenía un arma de fuego en su poder.

La víctima había dejado minutos antes su casa para llevar a su hija en el colegio. En una rápida acción uno de los delincuentes fue abatido mientras que otro fue capturado y judicializado por porte ilegal de armas de fuego.

Tenebrosa han sido las últimas 24 horas en la ciudad de Santa Marta, donde tres personas perdieron trágicamente la vida, dos de ellas en hechos sicariales que despertaron la alerta de las autoridades.

Ayer, la incursión de dos sicarios en moto asesinaron a un comerciante de 44 años de edad, y en los mismos hechos  fue dado de baja uno de estos delincuentes.

El atentado se presentó a tempranas horas de la mañana de ayer viernes, y encendió las alertas entre las autoridades ante los homicidios ocurridos en la última semana del mes de mayo, teniendo en cuenta que cuatro fueron perpetrados por armas de fuego y uno con arma blanca.

EN LOS ALMENDROS

El hecho de sangre se registró alrededor de las 6:20 a.m, a pocos metros del colegio Liceo del Sur, en la carrera 19 con calle 8 del barrio Los Almendros, al norte de esta capital, cuando la víctima se disponía a salir de su vivienda a dejar a sus hijos a un centro educativo de la ciudad.

El comerciante identificado como Glenalbar Rafael Cuisman Acosta, se encontraba estacionado en un vehículo marca Mazda de color gris, cuando fue interceptado por dos pistoleros a bordo de una motocicleta marca Bóxer de placa NRK-95C, cuyo parrillero sacó un arma de fuego y sin mediar palabras lepropinó varios impactos de bala, dejándolo malherido mientras huían del lugar.

Rápidamente y sin perder tiempo, mal herido fue auxiliado por su compañera sentimental y llevado a bordo de un vehículo hasta la sala de urgencias de la clínica Mar Caribe, donde fue atendido por los galenos en turno, quienes informaron minutos después que este había ingresado sin signos vitales debido a la gravedad de las lesiones ocasionadas en el ataque sicarial.

AVISO A LAS AUTORIDADES

Alertadas las unidades de Policía del CAI Los Almendros, los uniformados activaron un ‘Plan Candado’ por los sectores aledaños, y gracias a la rápida reacción de estos se logró la ubicación de los delincuentes que se movilizaba en una motocicleta, quienes al notar la presencia policial se dieron a la huida y en medio de una persecución el parrillero desenfundó un arma de fuego y disparó contra los Policías.

En el intercambio de disparos, uno de los sujetos identificado como José Gregorio García Osorio fue dado de baja, mientras que Edgar Eduardo Rodríguez Díaz logró ser capturado y trasladado hasta la URI de la Fiscalía, donde fue judicializado por el delito de tráfico, fabricación y porte de armas de fuego o municiones.

POLICÍA SE PRONUNCIÓ

Al respecto, el comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, coronel Gustavo Berdugo Garavito quien arribó hasta la escena del crimen para iniciar las labores de vecindario y la recolección de material probatorio que permita esclarecer este nuevo hecho, aseguró que, “se dio de baja a un delincuente que se movilizaba en una motocicleta y se le incauta el arma de fuego, dando captura a otro. Estos habían cometido  un atentado contra un comerciante que estaba en su vehículo y fue impacto con varios impactos de bala”.

Por otra parte, agregó que con la neutralización y la captura de unos de los delincuentes se avanza en el trabajo investigativo, “con este resultado es mucho mas rápido establecer los móviles de este hecho criminal registrado a tempranas horas de la madrugada”, puntualizó.

INSPECCIÓN DEL CADÁVER

Hasta el centro médico llegaron funcionarios del Laboratorio Móvil de Criminalística de la Sijín, quienes fueron los encargados de realizar los actos urgentesy el levantamiento del cadáver para llevarlo hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de esta capital. Seguidamente iniciaron las respectivas indagaciones para establecer los móviles del hecho.

Trascendió que, Cuisman Acosta era samario de nacimiento, casado, dejó 6 hijos y era el segundo de cuatro hermanos.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte