‘La Ruta del Grafiti’, la apuesta del turismo cultural de Santa Marta

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Santa Marta se ha ido convirtiendo en un escenario cultural como lo son hoy en día, Nueva York y Sao Paulo, los principales gestores del arte grafitero mundial.

Por estos tiempos llegan nuevas expresiones de aquello que denominamos grafiti y que no solo es visible ya en un plano físico sino que también en plataformas digitales.

 

Esta tendencia de la escritura que se hacía en muros y que se hizo notoria en la París de los años 80 y con un sentido más ideológico en Latinoamérica cerca de los años 70 cuando realizaban en murales con frases anti-imperialistas, hemos pasado a otros momentos, en los que Santa Marta se ha venido convirtiendo en un escenario cultural como lo son hoy en día, Nueva York y Sao Paulo, los principales gestores del arte grafitero mundial.

El arte urbano reúne a todos esos artistas que hacen de la calle su escenario de trabajo y que hacen que hoy sea una de las joyas culturales que más está tomando fuerza en la ciudad de Santa Marta; tanto turistas como locales puedes disfrutar de los murales e imágenes plasmados en las diversas calles de la ciudad, y que a menudo son llevados a cabo con la intención de trasmitir un mensaje social, bien sea cultural o ideológico.

Y es precisamente por nueva corriente de expresión artística que ha tomado fuerza en los últimos años, que se creó “la Ruta del Grafiti” una iniciativa de Joselín Steel Pérez y Santiago Devia Aux, un par de esposos,  amantes a la vida y fundadores de Casa Buena Cultura, quienes día a día se dedican a propagar iniciativas culturales que hacen de Santa Marta una ciudad cuna y eje de la cultura colombiana.

“Ubicamos una serie de grafitis que sabemos que mucha gente de la ciudad ha cooperado para su realización, así que dijimos, aquí hay arte, hagamos esta ruta para que la gente los conozca y se percaten de que se están empezando a mostrar esos núcleos de artistas interesados en cambiar la estética de la ciudad manteniendo  y respetando lo colonial´, expresó Joselín Steel Pérez

Así mismo, aseguró a todos aquellos que se suman a la iniciativa que pueden disfrutar tanto adultos como niños, que la ruta del grafitis que ofrece Casa Buena Cultura en compañía de Rent Bike, podrán descubrir y dar respuesta a todas aquellas dudas sobre este arte urbano: ¿qué significan los grafitis?, ¿Por qué hacer estos grafitis?, de igual manera, podrán aprender el trasfondo sociopolítico de estas piezas de arte, que, además de apreciarlas en la calle, también pueden hallarse en galerías de arte.

“Esta es una iniciativa que nació para reactivar aquellos sectores y calles que son catalogadas como “calientes”, pero que hoy tienen una riqueza culturalinnegable y que cuentan con estos espacios atractivos para turistas y locales, pero que muchas veces no sabemos que existen, porque nos da miedo transitar por esta calle.” indicó Joselín Steel.

ARTE Y NO RAYÓN

Con el propósito de incentivar más espacios que activen barrios, calles y predios que están en extinción de dominio que hoy tienen una concepción de feo, peligroso o abandonados, es que Santiago Devia en compañía de su esposa sacaron adelante esta iniciativa.

Sin embargo, como ellos aseguraron, esta es una iniciativa que se está desarrollando con el propósito de revitalizar a Santa Marta y de contribuir con la oferta turística de la ciudad, pues según estadísticas recientes, Santa Marta ya no solo se considera destino turístico en temporada vacacionales, sino que a diario podemos observar una cantidad significativa de extranjeros entrando a la ciudad buscando la inmersión con la cultura local.

“El propósito fue ver a Santa Marta con los ojos que se están viendo actualmente las grandes ciudades, inicialmente en Nueva York que fue donde se inició toda esta onda del grafiti y de varias ciudades como por ejemplo en Bogotá en donde estas rutas ya existían desde mucho antes, para que las personas vean que Santa Marta no tiene nada que envidiarle a las grandes metrópolis.” manifestó Santiago Devia cofundador de esta iniciativa en Santa Marta.

Por lo tanto, dentro de sus objetivos se destacan mostrar aquellos murales o grafitis que contribuyan a hacer de Santa Marta una ciudad más visible y con mucho que ofrecer a nivel cultural, pero siempre y cuando estos respeten los lugares patrimoniales, se haga sin dañar la estética de la ciudad y no se plasme el arte en lugares donde se altere lo colonial o histórico.

“Hay una delgada línea entre lo que es arte y lo que es un rayón, el arte es todo aquello que realmente logra captar la escancia de un artista, eso es arte. No apoyamos cualquier rayón que se vaya haciendo por la calle, con eso ya no estoy de acuerdo, pues puede llegar a un grado de vandalismo, porque eso a la ciudad no la va a impactar de manera positiva. No genera lo mismo un buen dibujo que  uno lo aprecie y realmente diga el artista quiere trasmitir algo a un rayón sin sentido que puede recaer en la delincuencia o en el vandalismo.” Continuó expresando Santiago Devia

SANTA MARTA ENRAIZADA

Santa Marta es una ciudad que está arraigada a sus raíces tradicionalistas y durante muchos años desestimo este tipo de actividades que involucraban expresiones artísticas en murales o paredes abandonadas de la ciudad. Sin embargo, hoy en día con la gran influencia que ha recibido en gran parte a la actividad turística y al arribo de extranjeros a la ciudad que llegan con la intención de volverse locales permanentes de la ciudad, las cosas han ido cambiando en los últimos años.

“Ellos de alguna u otra forma están contribuyendo a que la escancia cultural de la ciudad cambie un poco y se abra a ámbitos más globales del mundo actual, la cultura es algo que está en todos los lugares del mundo, y en un lugar como Santa Marta cultural por naturaleza, se presta para crear más espacios culturales como este y como Casa Buena Cultura”, Joselin Pérez, con respecto al tema.

“Creamos alternativas como Casa Buena Cultura y de esta forma atraemos al público extranjero, pues ellos se ven atraídas al mundo actual, entonces es un poco la manera de cambiar y romper con los radicalismos, regionalismo y de compartir la experiencia sin necesidad de perder sus raíces y así se enriquecerá la ciudad y eso va a darle otra cara a la ciudad una más a mable”, continuó Devia  con respecto a lo anteriormente dicho por su esposa.  Es precisamente por ser un arte público, en un sentido antropológico o cultural, que recoge las acciones y creaciones de artistas que intervienen y que a menudo son denuncias que nadie quiere decir o escuchar que todavía en Santa Marta estas expresiones siguen siendo mal vistas; ya que cuentan con una fuerte influencia de hacer del pensamiento mismo una obra de arte, como lo asume en general el arte contemporáneo.

Actualmente, los artistas del grafiti exhiben su arte en las calles, no sólo para entablar un diálogo con la sociedad sino para provocar un cambio en la apariencia de las ciudades que habitan. Sus trabajos pueden ejemplificar la realidad de quienes viven sin techo o tal vez incitar al transeúnte a la participación en la vida ciudadana, y ya casi no existen ciudades donde los artistas urbanos no promuevan su arte en mayor o menor escala, sea este aceptado o no.

A ciencia cierta en los próximos años este tipo de arte seguramente empezará a exponerse en museos de la ciudad. Comenzará a ser aceptado por los circuitos establecidos del arte como galerías y ferias. Y, tal vez, pase a ser esencia comercial como se dio en el dadaísmo, pero sin perder la idea del arte callejero.

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte