Temporada de lluvias no será tan intensa: Ideam

563
[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Según el Ideam, las lluvias para este año que caerán en la capital del Magdalena serán con baja intensidad.

Por:
Laudy
Pérez Leal

La capital del Magdalena se prepara para afrontar los dos eventos naturales que afronta, el primero es la declaratoria de calamidad pública por la crisis de agua potable, esto se dio con el fin de garantizar el derecho de la comunidad a este servicio y facilitar el acceso a los recursos que se requieran para tal fin. Lo anterior quedó contemplado en  el decreto 082 firmado por el alcalde encargado, Andrés Rugeles  de común acuerdo con el Consejo de Gestión del Riesgo.

El fenómeno natural de las próximas precipitaciones de lluvias que se pueden generar durante esta época, fueron confirmadas  por el Ideam el cual manifestó que estas lluvias serán con menos intensidad de las del año pasado. Ante esto, La Oficina para la Gestión del Riesgo y Cambio Climático (OGRICC) estableció un Plan de Acción que está cumpliendo para afrontar estos eventos se están presentando.

El hecho que las precipitaciones no se den con la misma intensidad del año pasado, pone en alerta a las autoridades, ya que, deben seguir trabajando bajo los esquemas planteados como los carro tanques y la utilización de los pozos, debido a que la esperanza para los samarios era que las lluvias ayudaran con el incremento del caudal de los ríos los cuales son los principales fuente de abastecimiento, pero el Ideam manifestó que esto no será así.

El Director de la Oficina para la Gestión del Riesgo y Cambio Climático de Santa Marta (Ogricc), Jaime Pérez Arias manifestó: “nosotros vamos a tener, precipitaciones de agua pero muy pocas, que no van a solucionar el problema de agua, pero si pueden generar situaciones de emergencia, teniendo en cuenta los modelos que se están utilizando de desarrollo en la ciudad”

Con la migración de venezolanos, se ha observado el desplazamiento de esta población hacia las zonas de alto riesgo, que son pie de monte de todos los cerros de la ciudad. “Eso está afectado drásticamente todo el entorno ambiental, y por ende nos va a generar un proceso de remoción de piedras, tierra, inmediatamente se presenten los aguaceros más fuertes” aseguró Jaime Pérez.

La Oficina para la Gestión del Riesgo y Cambio Climático (OGRICC) estableció un Plan de Acción o protocolo de respuestas antes los escenarios de riesgos asociados a las temporadas que se pueda presentar, uno de las principales mecanismo son: capacitación a los Comités Barriales Samarios (Cobasa) con simulacros de evacuación, brigadas de recolección de escombros las riberas de los ríos,  retiro de materiales sólidos y demás desechos en las alcantarillas pluviales.

Asimismo, los miembros del Consejo Municipal de Gestión del Riego (CMGRD), entre los que se destacan el Cuerpo Voluntario de Bomberos de Santa Marta, la Cruz Roja y la Defensa Civil Seccional Magdalena, están prestos a brindar el apoyo permanente y necesario a la comunidad samaria para superar cualquier la emergencia que se presente.

PLAN DE ACCIÓN

La oficina para la Gestión del Riesgo y Cambio Climático tiene un panorama amplio y son conocedores de cómo se puede afectar la ciudad con la cantidad de agua que se transporta por las calles o en las arterias principales, las cuales dificultan el tránsito y la movilidad de los vehículos cuando está lloviendo

“El Plan de Acción que nosotros tenemos previstos para ese tipo de intervenciones, básicamente es la estrategia que se llaman los Cobasas, que son grupos de líderes que están enfocados en las comunidades. Esos líderes lo que hacen es procesos de reducción de riesgo, y adicionalmente a eso realizan identificación de las zonas críticas, para tratar de hacer intervención y prevención antes que ocurra el evento” añadió Pérez.

Actualmente, el Comité Barrial Samario, están realizando un diagnosticó bajo unos parámetros, que les permitirá entregar un informe de cuáles fueron las zonas más críticas identificadas, por fenómeno de remoción en masa.

Adicionalmente, la Ogricc está en un proceso de desarrollo para comenzar el proceso de intervención de las cuencas hidrográficas de Santa Marta, río Manzanares, la Quebrada Tamaca, río Gaira, entre otras.

Desde el año pasado, está la intervención a nivel de los PGIRS que son los guardianes de los ríos, quienes están encargados de la limpieza de los ríos, y este año van a generar una operación durante seis meses.

Por su parte, el Director de la Ogricc, Jaime Pérez anotó que “vamos a vincular a 20 guardianes de río, que van acompañar el proceso de limpieza y de concientización hacia la comunidad para que no generen procesos de impacto ambientales sobre la quebrada o los ríos, además, tendremos la  intervención sobre todos estos afluentes hídricos con el objetivo de generar la limpieza o en su caso, destaponar la zona donde son consideradas de alto riesgo por los desbordamientos de las quebradas o ríos”

Así mismo, en el marco del plan de emergencia, trabajan de manera articulada con todos los organismos de socorro y se mantienen en alerta para evaluar cualquier evento que pueda generar una situación de emergencia. Además de valorar cada situación y familia para darles las ayudas necesarias, ya sea porque necesitan ser evacuadas o reubicadas.

Desde el gobierno Distrital les dan un subsidio para alquiler de vivienda o con algunos kits humanitarios, eso dentro de la estrategia que está articulada con los diferentes servicios de respuestas.

Por otra parte, el Distrito de Santa Marta trabaja con entidades, instituciones y organizaciones quienes son las encargadas de ejecutoras de la respuesta a la emergencia que son; Bomberos Voluntarios, Policía, Ejército, Defensa Civil, Cruz Roja, Dadsa, Corpamag, Essmar, Secretaría de Salud (CRUE), Ogricc, Secretaría de gobierno, Secretaría de Movilidad, Interaseo, Electricaribe y Gases del Caribe.

En tiempos de emergencias como las lluvias ocasionadas por la temporada de huracanes se hablan de tres tipos de alertas diferenciadas por colores que son: verde, amarilla y roja, que cada una de ellas cumple con diversas medidas de prevención y les permite tener un protocolo de actuación.

COMITÉ BARRIAL SAMARIO

El Comité Barrial Samario (Cobasa), es una estrategia institucional articulado con la comunidad en materia de prevención para disminuir la vulnerabilidad, los cuales están capacitados para saber cómo actuar antes, durante y después de alguna emergencia ya sea tipo antrópico o natural, asimismo, dar aviso y atención a las respectivas poblaciones vulnerables de los diferentes barrios del perímetro urbano y el sector rural.

Este grupo de voluntarios está conformado por más 400 personas, quienes han sido los primeros respondientes en todas las emergencias que se han presentado en los últimos días en la ciudad, ya que son ellos los encargados de reportar a las autoridades cualquier eventualidad.

En Santa Martas existen 21 grupo ‘Cobasa’ que son; Minca, Guachaca, Bonda, La Coquera y El Paraíso (Gaira), Las Malvinas, Simón Bolívar, Pamplonita, Tayrona Bajo, Las Acacias, Tayrona Alto, los Fundadores, Santa Ana, Puerto Mosquito, Nacho Vives, Ocho de Diciembre, La Paz, María Eugenia, Don Diego, San Jorge y San Martín.

A través de la Oficina para la Gestión del Riesgo y Cambio Climático de Santa Marta (Ogricc), van a realizar un proceso de contratación con una institución de socorro, que se va a encargar de hacer todo el proceso de reducción de riesgo de desastre, capacitación hacia las comunidades, planes de gestión de riesgo escolar, capacitación y dotación a los nuevos Cobasas.

“Nosotros lo que estamos haciendo es una alianza operativa con un organismo de socorro, que básicamente lo que va es a ejecutar una acción que normalmente viene haciendo, la diferencia es que esta vez va  a contar con unos recursos para poder apoyar la acción que hace y fortalecer el proceso que viene realizando” dijo, Jaime Pérez.

Por otra parte, una de las estrategia que ejecutan los Cobasa ha sido las visitas casa por casa advirtiendo y dando recomendaciones en todo lo relacionado al tema de deslizamientos, lluvias, y reconociendo los riesgos de las mismas, ayudando a encontrar e implementar la solución enseguida.

TEMPORADA DE HURACANES

La temporada de huracanes está prevista desde el mes de junio hasta noviembre, sin embargo, Santa Marta nunca ha sido afectada por un fenómeno directo de huracán, porque a nosotros nos recubre la Sierra Nevada y toda la cadena montañosa, pero si genera desplazamiento de nueves del océano hacia el territorio Colombiano.

“Como no es un ciencia exacta, se aspira y se espera que nos incremente un poco las lluvias durante la temporada de huracanes dependiendo la materialización de los fenómenos que se den en la temporada y el recorrido que tengan esos fenómenos” afirmó, Jaime Pérez.

Sin embargo, existe la posibilidad que está temporada de huracanes tengan mayor precipitaciones de agua de lo que el Ideam, pronostica, esto ayudaría en los meses más críticos de la  temporada de sequía que tenemos que son junio y julio, entendiendo que son los meses que más ha bajado el caudal de los ríos históricamente.

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte