“La mujer puede ser sabia y sensual a la vez”

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

El festival Internacional de Danza Oriental Bollywood y Fusión, se encuentra a cargo de la experta en el tema Antonina Canal.

Por
SERGIO
VILLAMIZAR D

Más de 300 bailarinas, con cerca de 600 cambios de vestuarios, harán parte de la edición número 20 del Festival Internacional de Danza Oriental Bollywood y Fusión, que se realizará entre el 8 y 9 de junio en el Teatro Colón de Bogotá.

Detrás de este evento se encuentra Antonina Canal, quien ha dedicado su vida al conocimiento y divulgación de este arte en Colombia para lograr que se entienda que más allá de ser un baile con una alta dosis de sensualidad, es un vehículo de sanación y conexión espiritual.

Pionera de danza árabe e hindú en Colombia, ha participado como jurado y maestra de honor en el Festival Internacional de Danza Oriental ‘Ahlan Wa Sahlan’ en el Cairo, Egipto, donde su academia Prem Shakti ha dejado por lo alto el nombre de Colombia ganado varias medallas de oro como mejor coreografía.

AMBICIOSO FESTIVAL

¿Cómo ha sido el desarrollo de este festival?

Llevo 22 años con la danza árabe en Colombia y 20 años con el festival. Cada año es más exigente el tema porque queremos llegar a un nivel más alto, con mayor responsabilidad, lo que nos ha llevado a ganar cinco medallas de oro en los últimos mundiales de danza de Egipto, perdimos durante ocho años, pero ganamos en los últimos cinco.

Me apasiona este arte, estoy enamorada de él, porque además los beneficios son increíbles. He visto a mujeres sanarse de quistes en ovarios, anorexia y temas de autoestima, porque tenemos muchas mujeres que esto se les vuelve un estilo de vida y la transforman a través del baile.

¿Por qué es importante este arte hoy?

Con este mundo moderno las mujeres nos hemos vuelto muy masculinas, muy ejecutivas y se pierde el lado femenino que es el lado artístico y creativo que se trabaja en el hemisferio derecho del cerebro. Lo bonito de este trabajo y de mi sistema, que es muy diferente a danza árabe normal, es todo un trabajo de autoestima, de empoderamiento, de sanación, liberación de estrés a través de la danza y entrar en la celebración de la vida que es la mejor medicina que existe.

De nuevo este festival en el Teatro Colón…

Yo me la he pasado toda la vida honrando este arte y dándole el lugar que merece, que es tan serio como la ópera o el ballet, por eso me encanta poder llegar al Teatro Colón y he luchado mucho para llegar a él, porque al principio había mucha ignorancia, no había ni restaurantes árabes, la gente no entendía mucho, pero si mucho éxito en mis clases, que llegué a tener hasta 120 personas, lo cual era una locura.

¿Cuál ha sido la clave del éxito?

Ha sido aprender primero yo, con mis viajes a Egipto e India buscando a los maestros porque no existen textos de esto, por lo que he ido sacando mis propios libros y en este festival presentaremos mi cuarto libro, ‘La vida es una danza’ que es la historia de la danza árabe y la danza hindú, con sus beneficios y sus técnicas.

Incluye entrevistas con maestros de danza de distintas partes del mundo, también una selección de fotos en una edición de lujo donde se cuenta un poco la historia de la danza que he ido recopilando en mis distintos viajes.

¿Cómo ha sido esa búsqueda del conocimiento?

Es una enseñanza vía oral, por lo que mi trabajo también ha sido de divulgación y dejarlo en textos en español de todas esas enseñanzas que he recopilado en mis viajes al desierto del Sahara donde me han enseñado a tocar el tambor, también con gurús en India perfeccionando la danza clásica hindú que es muy espiritual.

De igual forma educando a las personas de que este es un arte milenario, espiritual y que no es solo mover la cadera, no es solo un baile sexy para seducir al hombre, aunque sea el baile más sensual y femenino de todos, pero tiene una fuerte carga de sabiduría y espiritualidad.

¿Cómo ha sido el trabajo detrás del nuevo espectáculo que presentará en el festival?

Es necesaria toda esta divulgación, pero también producir espectáculos de primer nivel para darle toda la importancia que se merece. Yo primero soy artista plástica, por lo que una puesta en escena es una oportunidad maravillosa de expresar el arte en todas sus dimensiones, no solo ver a una bailarina mostrando una técnica, es contar un cuento, llevar al espectador por un viaje que en este caso es por el Medio Oriente.

‘Faraónica’ es un homenaje al espíritu femenino, a cómo la mujer es el centro del hogar y si logramos que esa mujer sea empoderada y en sabiduría puede sanar a todo su alrededor. Todo esto lo contamos a través de 30 coreografías.

Existe ‘Candelabro’ que significa fertilidad, ‘Alas’ que es volar, ‘Velos’ que es fluir, ‘La espada’ para cortar el karma, ‘los abanicos de pluma’ la belleza. Cada baile tiene una sabiduría y una magia especial.

¿Tendrán invitados especiales?

Cada edición del Festival contamos con invitados especiales. En esta ocasión nos acompañará Alla Kushnir, de Ukrania, que es la top del mundo en danza que ganó el reality show de danza de Medio Oriente. Llevaba cinco años con la idea de poder traerla, pero su agenda siempre está llena.

También estará Artem Uzunov de Rusia que toca percusión árabe. Es un verdadero virtuoso porque no es tan fácil que un occidental toque un instrumento árabe a este nivel.

¿Cómo es una clase de danza árabe?

Una clase en nuestra academia comienza con un masaje en los pies, con decretos de empoderamiento, donde los miembros deben cumplir solo tres reglas: Sin juicio, sin comparación y sin crítica, porque cada una es bella no importa ni la edad, ni tu talla, tampoco la profesión o el estrato, por lo que en el show la gente verá bailarinas de 4 años hasta 78 años. /[email protected]

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte