Colombia entera rechaza otro fallo ‘bacano’ de la Corte Constitucional

715
[themoneytizer id=”22300-1″]

La corte constitucional dejó sin validez dos artículos que permitían a las autoridades de policía multar a quienes sorprendieran consumiendo alcohol o la dosis mínima de drogas en el espacio público. 

Otra vez, legislando en contra de la inmensa mayoría de los colombianos, la Corte Constitucional actúo en contravía de los niños, los adultos mayores, de las mujeres embarazadas, y de quienes por salud, no tienen por qué soportar el humo y consumo de drogas  sicoactivas.

Reviviendo en todo su ´esplendor´ la llamada ´sentencia bacana´ del extinto magistrado Carlos Gaviria Díaz que bajo ´profunda inspiración´ promovió el derecho que desde el Siglo pasado se conoce como ´el libre desarrollo de la personalidad´ elevado a rango constitucional, esta vez dio marcha atrás a eficaces disposiciones contempladas en el Código Nacional de Policía y las cuales prohibía el consumo de drogas y alcohol en el espacio público.

Como se sabe, el alto tribunal anunció su decisión en la noche del jueves y enseguida se empezaron a escuchar fuertes voces de rechazo, voces que empezaron a crecer en número durante la mañana del viernes.

Uno de los primeros en reaccionar fue el expresidente y líder natural del uribismo, el senador Álvaro Uribe Vélez.

Uribe trinó pocos minutos después de que magistrados de la Corte comunicaran su decisión y aseguró en su primer mensaje que “esta decisión ayuda a la esclavitud de la persona que termina enajenada, sin voluntad, con peligrosidad para la comunidad por efecto de consumo”.

El expresidente luego dijo que el fallo es “muy grave” y que el Gobierno debe enfrentar “esta tragedia” que, según él, está afectando a las familias colombianas, por lo que, desde San Andrés en donde está en actividades de campaña electoral, hizo un llamado para dentro del partido Centro Democrático se convoque a la ciudadanía a que proteste en las calles.

El presidente Iván Duque también usó el argumento de la afectación a la familia para criticar a la Corte y anunciar que el decreto emitido desde su despacho en el que se faculta a la Policía para incautar incluso dosis mínimas de marihuana a personas que sean descubiertas en la calle seguirá vigente, pese al fallodel alto tribunal.

 “Nosotros seguiremos aplicando las normas”, sobre todo, “en virtud de un principio constitucional contemplado en el artículo 44, según el cual los derechos de los niños están por encima de los derechos de todos los ciudadanos”, aseguró durante la ceremonia de ascensos de generales y subtenientes en la Escuela Militar de Cadetes José María Córdova.

LOS ALCALDES, EN CONTRA

Alcaldes de distintas ciudades del país manifestaron su rechazo a la decisión de la Corte. Enrique Peñalosa, de Bogotá; Federico Gutiérrez, de Medellín; Alejandro Char, de Barranquilla y Maurice Armitage, de Cali fueron algunos de los mandatarios que rechazaron el fallo.

El alcalde Peñalosa lanzó sus críticas a través de su cuenta de Twitter, diciendo que al menos mil homicidios cometidos en Bogotá cada año tienen motivaciones en consumo de alcohol y sustancias psicoactivas que llevan a riñas.

Para Maurice Armitage, la determinación significa un retroceso en las campañas de la Alcaldía para recuperación y protección de parques públicos de Cali.

Char y Gutiérrez hicieron pronunciamientos similares, en los que se declararon preocupados por la protección de los niños.

Por su parte, la Asociación Colombiana de Ciudades Capitales, Asocapitales, emitió un comunicado sumándose a las críticas de los alcaldes y declarando que los artículos que la Corte Constitucional declaró inconstitucionales y que permiten el consumo “vulneran abiertamente el derecho que tienen los ciudadanos, y especialmente los menores de edad, de disfrutar un espacio público libre de drogas y alcohol.

Por otro lado el constitucionalista y exmagistrado José Gregorio Hernández la decisión de la Corte Constitucional es mala porque “en vez de preservar el interés público, la dignidad humana y los derechos superiores de la comunidad, en especial de los menores -piénsese en los parques, hospitales, centros deportivos a los que concurren los niños y adolescentes-, supedita su vigencia a un mal entendido derecho al libre desarrollo de la personalidad”.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte