El Magdalena, una región rezagada en servicios públicos

1.233
[themoneytizer id=”22300-1″]

Algunos corregimientos del Magdalena usan troncos de madera para el cableado de la energía eléctrica/ EDGAR PERNETT.

Para algunas personas los servicios básicos como agua, luz y alcantarillado no son de mucha importancia, pues nunca han padecido de la falta de alguno de ellos, y si en el peor de los casos sucediera por algunas horas, no alcanzan a entender lo que significa para muchos el no haberlos tenido nunca.

En el departamento del Magdalena, son muchos los lugares donde todavía este servicio no llega como debe ser y esto se debe en algunos casos por la falta de apoyo de entes gubernamentales que poco o nada han hecho al respecto; sin embargo algunos de los actuales mandatarios departamentales y municipales se preocupan por darles a sus habitantes una mejor calidad de vida, razón por la cual trabajan para conseguir los recursos que permitan poder instalar elservicio de agua, alcantarillado y luz.

En estos lugares la calidad de vida no es la mejor, teniendo en cuenta que no tienen a la mano algunos servicios públicos que son elementales para vivir lo más dignamente posible, algunas de las casas no cuentan con un baño adecuado, un lugar donde preparar alimentos y mucho menos donde escuchar radio o ver televisión.

281 MIL FAMILIAS DEL CARIBE VIVEN EN SUBNORMALIDAD

Según el último reporte de Electricaribe, 281 familias viven en subnormalidad eléctrica lo cual deja en evidencia el atraso que tiene esta región del país en comparación a otras del territorio colombiano.

En la región se registran 281 mil familias que viven en sectores eléctricamente subnormales, presentes en 162 municipios y 1.559 barrios de los 7 departamentos de la costa atlántica.

Estos asentamientos se forman, por lo general, como producto del desplazamiento y utilizan materiales inapropiados para la construcción de las viviendas, las comunidades crean conexiones inseguras a la red de distribución de energía, valiéndose de alambres de púa, cables telefónicos, troncos de madera y materiales reciclables, entre otros elementos.

“Teniendo en cuenta que estas redes no cumplen con las normas técnicas, no son propiedad de Electricaribe y tampoco fueron instaladas por la empresa. Esto implica que como operadores de red no somos responsables de su mantenimiento ni de la atención de los daños que en estos sectores se presenten, por ser de titularidad pública, la responsabilidad del uso, reposición y adecuación de la red, recae sobre los entes territoriales, tal y como lo estipula elArtículo 17 del decreto 0111 de 2011 de la Comisión de Regulación de Energía y Gas, Creg”, precisó Ángela Patricia Rojas Combariza, Agente Especial de Electricaribe.

Sin embargo, a través de la Secretaría de Planeación de cada municipio o distrito, anualmente se emite un aval de sector técnicamente subnormal, por lo que la empresa les comercializa el servicio hasta un totalizador, es decir un solo equipo de medida que registra los consumos del barrio en su totalidad.

DEUDAS DE LOS USUARIOS

A la fecha estos sectores registran una deuda que supera los $381 mil millones de pesos y la cantidad de familias que habitan en ellos se mantienen en un crecimiento continuo.

Adicionalmente, la empresa ha manifestado que en muchos de estos sectores es difícil el ingreso de la operativa y la gestión comercial. En algunos casos, los colaboradores y contratistas de Electricaribe han resultado agredidos, retenidos y hasta les han hurtado dinero y objetos personales.

Pese a la suspensión que realiza la empresa en algunos de estos sectores, los usuarios generalmente se reconectan de manera ilegal y anti técnica.

La Agente Especial de Electricaribe, Ángela Patricia Rojas Combariza, explicó que para los barrios eléctricamente subnormales cuando hay un daño en un transformador la empresa realiza acuerdos con los líderes de cada sector, donde se le pide a la comunidad que realice abonos al total de su deuda y a cambio, pese a no ser su competencia, la empresa procede con el cambio o reparación del equipo.

“Esto es una manera de solidarizarnos con la comunidad y recuperar un porcentaje de la cartera en este tipo de barrios, pero no es nuestra obligación ni responsabilidad atender dichos daños de acuerdo a la normatividad vigente”, comentó.

Por último, manifestó que seguirá trabajando de manera coordinada con las autoridades locales y departamentales en actividades de formación de estos usuarios para que mejoren su cultura de pago y sean conscientes de la importancia del ahorro de energía.

Igualmente, para encontrar alternativas que permitan ir superando estas problemáticas, que en muchos casos provocan alteraciones del orden público, y ofrecer condiciones más seguras para la comunidad.

ACUEDUCTO Y ALCANTARILLADO

En entrevista para el periódico HOY DIARIO DEL MAGDALENA, el gerente de Aguas del Magdalena, Ricardo Torres Benjumea dijo: “Eso es responsabilidad de los alcaldes ya que ellos son los responsables del tema de los planes de aguas, nosotros en nuestro plan anual estratégico de inversiones de lo que tenemos diseñado vamos priorizando por años y vamos invirtiendo dependiendo las necesidades, de los respectivos permisos, concesiones de agua.

Seguidamente dijo: “Son 30 municipios entre corregimientos y veredas, con el plan maestro de acueducto y alcantarillado tenemos 81 corregimientos. Todas las cabeceras municipales no cuentan con el sistema de acueducto y alcantarillado, Puebloviejo no tenemos sistema de alcantarillado sanitario  y es cabecera municipal, pero la gran mayoría si cuenta con redes de acueducto y alcantarillado, vale la pena decir que de los 30 municipios 26 hacen parte del programa.

Y añadió: “En el plan  no está San Zenón, no está Santa Ana, El Banco, Remolino y adicionalmente a eso de esos  26, hay dos que no honraron su compromiso financiero con el plan  como es el caso del municipio de Plato y el de Nueva Granada, es decir de 24 municipios que estén en el programa incluido el distrito de Santa Marta, hemos hecho inversiones millonarias para optimizar el  sistema de acueducto y alcantarillado”.

ACUEDUCTO

Por otro lado el gerente de Aguas del Magdalena aseguró que el sistema de acueducto en el departamento del Magdalena, está en un 97%: “a todo el mundo no le llega el agua por diferentes razones, pero la capacidad instalada está, falta la otra parte que es la optimización en la prestación del servicio, no en la construcción, no en la instalación de redes que hacen parte de las inversiones que ha realizado el programa”.

Plan De Aseguramiento de Servicios Públicos  PAS

El PAS Magdalena, es en términos prácticos la hoja de ruta que les permitirá a los operadores municipales de acueducto, alcantarillado y aseo,  tener herramientas conceptuales para optimizar el funcionamiento de estos servicios públicos.

Esto se logrará a  través de asesoría técnica, comercial y social, donde se acompañará  a los operadores, para que estos puedan brindar:

  • Agua de calidad
  • Aumentar la continuidad en el suministro del servicio
  • Organizar sistemas de recaudo para que la comunidad pague precios justos
  • Ampliar la cobertura para que todos los sectores de los municipios puedan beneficiarse de estos servicios y mejorar la calidad de vida.

“Luego que Aguas del Magdalena construyera la infraestructura de Acueducto y Alcantarillado en los municipios del departamento que integran el PASMagdalena, nos percatamos que muchos de las entidades municipales que tenían a su cargo la operación de estos servicios, no tenían los conocimientos suficientes para manipular en forma correcta la infraestructura y garantizar la prestación de los servicios, en otros casos, hacían falta herramientas de bajo costo que impedían el funcionamiento de los sistemas, por esta razón, Aguas del Magdalena, entidad encargada de la ejecución del Plan Departamental de Agua PDA, decidió  a través del PAS Magdalena, ayudar a los operadores a poner en funcionamiento la infraestructura construida, para garantizar, en elmediano y largo plazo, la sostenibilidad de las inversiones realizadas y contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de los pobladores de los municipios.”, manifestó Torres.

Actualmente los municipios beneficiados con el PAS Magdalena son: Nueva Granada, Sabanas de San Ángel, Sitionuevo, Pueblo viejo, Zona Bananera, Algarrobo, Ariguaní, Pijiño del Carmen, San Sebastián de Buenavista, Guamal, Santa Bárbara de Pinto, Tenerife, Zapayán, Chivolo, Pedraza, Concordia, Cerro de San Antonio, El Piñón, y Salamina.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte