Sedentarismo, el enemigo silencioso de los samarios

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Este faltante de actividad física, trae consigo graves consecuencias para la salud que no deben ser ignorados, tales como el exceso de peso, la obesidad.

POR
LAURA
BUJATO CUAO

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, OMS, al menos un 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud.

De acuerdo con la OMS, esto obedece en gran medida a la insuficiente participación en la actividad física durante el tiempo de ocio y a un aumento de loscomportamientos sedentarios durante las actividades laborales y domésticas, así como también, al aumento en el uso de los medios de transportes ‘pasivos’, que de igual forma ha contribuido a reducir la actividad física de los samarios.

Se concibe el sedentarismo como una forma de vida escasa de actividad física. Más concretamente, la  OMS define como sedentarias a aquellas personas que realizan menos de 150 minutos de actividad física semanal. Este mal hábito se ha convertido cada vez más en una situación habitual en la población, que reduce su ejercicio físico en el tiempo de ocio y aumenta el uso de los medios de transporte como el taxi, mototaxi o el autobús para los desplazamientos.

Conforme a un estudio realizado por la OMS en septiembre del año pasado, Colombia es el sexto país latinoamericano al que más se le atribuyen muertes por sedentarismo, con un porcentaje de 36 % de población inactiva o sedentaria. De este mismo  modo, esto ha sido uno de los factores, para que en Colombia más del 56% de la población presente sobrepeso u obesidad de acuerdo con la última Encuesta de Situación Nutricional del Ministerio de Salud del país, lo que puede propiciar, además de cirrosis, la diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.

SEDENTARISMO EN SANTA MARTA

En la actualidad, la vida moderna sedentaria que están llevando muchas personas, ya sea por la globalización, la influencia externa que constantemente recibimos o una mala administración del tiempo, se está convirtiendo en una amenaza para la supervivencia de las personas. Esto es estimable en las cifras que demuestran el incremento de enfermedades no transmisibles como el cáncer, obesidad, sobrepeso y enfermedades cardiovasculares.

En Santa Marta uno de los principales factores que contribuye al sedentarismo de los habitantes, es el cambio climático y sus variantes temperaturas. Ya sea por las altas temperaturas o por la presencia de fuertes lluvias en la ciudad, los samarios se han habitado hoy a los medios de transporte ‘pasivos’ sobre todo las rutas de busetas y los mototaxis.

Por esto mismo, la doctora González, recomienda realizar de forma consciente y en horas adecuadas los ejercicios. “Si somos más consientes, trataríamos de hacer caminatas o actividad física moderada antes de 7:00 de la mañana y después de y evitamos que por las altas temperaturas nos cansemos y no realicemos un adecuado acondicionamiento físico. Aprovechemos que tenemos las palayas y las personas pueden ir a caminar media hora temprano o en la medida en que sus horarios de los permita.”

Según la doctora Lorena González, Nutricionista Dietista egresada de la Universidad del Atlántico y con más de 26 años de experiencia en esta profesión, lossamarios se han acostumbras actualmente a usar estos medios de transporte para desplazarse a cortas distancias. “Anteriormente no existían buses hacia la carrera quinta, a las personas le tocaba caminar de punta a punta si estaba en busca de algún artículo en concreto. Ahora observamos comportamientos totalmente distintos, como los de tomar una buseta e irse en ella hasta el destino que generalmente está en la misma carrera quinta.”

Este fenómeno, la Nutricionista dietista lo califica como ‘urbanismo’, pues explica que si bien hay distintas alternativas de transporte que no contribuyen con la propagación del sedentarismo, como el uso de las bicicletas o la decisión de  desplazarse hasta los destinos caminando, los samarios no asumen todavíalos hábitos saludables como estos, ni son consiente de los beneficios que traen este tipo de hábitos saludables.

La inseguridad del mismo modo, es un elemento que interviene en la adopción del sedentarismo, pues las personas se abstienen de caminar a tempranos horas o muy tarde por miedo a ser víctimas de hurto o cualquier otro crimen que pueda atentar contras sus vidas.

Pues en la últimos resultados de la Encuesta de Percepción Ciudadana Comparada (EPCC) de la Red de Ciudades Como Vamos presentados en mayo de este año en la Universidad del Magdalena, los samarios dieron a conocer que la ciudad debe mejorar frente al tema de seguridad, pues la ciudad pasó de estar en las tres primeras posiciones hace dos años a estar en la novena posición, siendo un 36% de ciudadanos sintiéndose inseguro en la ciudad.

ENFERMEDADES

Este faltante de actividad física, trae consigo graves consecuencias para la salud que no deben ser ignorados, tales como el exceso de peso, la obesidad, hipertensión arterial, diabetes tipo 2, enfermedades coronarias, hígado graso, entre otros.

Siendo la obesidad una de las enfermedades más común generadas por el estilo de vida sedentario, pues esta indudablemente ligado a los altos índices de grasa acumulada en el cuerpo que son provocados cuando se ingieren más calorías que aquellas que queman y lo cual es  sin duda un disparador para otras enfermedades como cáncer, problemas de corazón y presión arterial alta.

Del mismo modo, en la última Encuesta Nacional de la Situación Nutricional de Colombia, ENSIN 2015, mostró que en los adultos 18 a 64 años el exceso de peso tuvo un aumento del 5,2% en comparación con la encuesta realizada en el año 2010.Del mismo modo, también demostró que el sobrepeso incremento en un 3,1% y la obesidad en 2,2%. Esta estadística nos hace ver que los colombianos, están sufriendo un aumento acelerado en estas patologías.

Por su parte, la presión arterial alta, se traduce en la fuerza de la sangre que empuja contra las paredes de la arteria, la cual se hace más alta cuando elcorazón late, bombeando la sangre. Conocida también como presión sistólica, por el contrario cuando el corazón está en reposo, entre latidos, la presión baja y se conoce como diastólica.

Esta condición de hipertensión puede ser peligrosa, porque puede provocar condiciones que ponen en riesgo la vida, como ataque al corazón o un derrame cerebral.

Del mismo modo, la diabetes tipo 2 o también conocida como diabetes no insulinodependiente, nos hace saber que hay presencia de glucosa en la sangre o también llamada azúcar en sangre muy alta. Con el tiempo, el nivel alto de glucosa en la sangre puede causar problemas serios en el corazón, los ojos, losriñones, los nervios, las encías y los dientes.

El hígado graso por su parte, es una patología en la que se acumula la grasa en el hígado y la cual presenta dos tipos el hígado graso no alcohólico y el hígado graso alcohólico o bien llamado atetosis hepática alcohólica.

“Las personas creen que el hígado graso solo se da por exceso de consumo de alcohol y hay dos tipos, el alcohólico y no alcohólico, el no alcohólico se presenta cuando exceden el consumo de carbohidratos y grasas y no hacen el ejercicio recomendable para la semana, por lo tanto se desarrolla esta enfermedad crónica.”  Aclara la nutricionista Lorena González.

COMO EVITARLO

Según la experta en nutrición, la mejor manera para evitar que el sedentarismo se convierta en el enemigo silencioso de los samarios es realizando  lo aconsejado por la OMS, es decir, practicar como mínimo de 150 horas semanales de actividad física moderada. Ella recomienda para todas aquellas personas con jornadas de trabajo extenuantes realizar las 150 horas en tres días a la semana, ya sea de mañana o de tarde.

Del mismo modo, Lorena González aclara que se hace una excepción con los adultos mayores. “Aquellas personas que por su condición física y de salud que no pueden hacer los 30 minutos, ya sea porque vivan en condiciones de abandono; porque viven solos o con un familiar que los ve muy poco y no pueden salir a caminar solos, es recomendable que aprovechen el espacio en donde se encuentre y por seguridad fraccionar el tiempo de realización de la actividad, es decir, quince minutos en la mañana y quince minutos en la tarde.”

 Así mismo, hace la salvedad que en el caso de los adultos menores de 60 años, no existe ninguna excusa para no ser activos físicamente, salvo la existencia de alguna condición clínica o alguna patología que amerite realizar ejercicios suaves y sin alta intensidad, como lo son los pacientes en estado de recuperación cardíaca.

Finalmente expone que el desplazamiento que realizan a diario los samarios para realizar sus actividades diarias solo implica un movimiento o gasto de energía, pero no son considerados actividad física. “No se consideran, porque las sustancias que se liberan cuando se hace algún tipo de actividad física y se dedica netamente a esta, son diferentes a las que se liberan cuando se está en un sitio en que estas pensando en otras actividades, como el trabajo o elpendiente que necesitas hacer, es decir, no estamos haciendo una actividad física, nos estamos limitando a hacer lo que tenemos que hacer y motivando a caer en el sedentarismo.”

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte