MOTOTAXISTAS : Sin Dios ni Ley

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Estudiantes de los colegios públicos de Santa Marta arriesgan sus vidas transportándose en mototaxistas. /MIGUEL ORTEGA

Pese a la alta accidentalidad, los mototaxistas siguen violando las normas de tránsito. La población estudiantil se encuentra en total desprotección.

Por:
LAUDY
PÉREZ LEAL

La comunidad ya no resiste los abusos de los mototaxistas en la ciudad. Muchos opinan que a diario provocan una serie de accidentes porque se niegan a cumplir con las normas de tránsito. Pese a ello hay una realidad inocultable: la mototaxi es el medio de transporte al que mayoritariamente acude la gente, principalmente la población estudiantil.

El transporte ilegal en Santa Marta es una de las grandes competencias que tiene los empresarios de transporte legalmente constituido en la ciudad y  tal situación es motivo de preocupación para ellos que ya se han reunido con el Gobierno Distrital fijando nuevas tarifas, las cuales los estudiante tienen un precio diferencial, pero al parecer esto no es suficiente para que los menores de edad expongan su vida.

Está comprobado que los estudiantes de los colegios de Santa Marta, son los que más utilizan este vehículo para transportarse, ya que los mototaxi se someten a llevar hasta dos menores siendo consciente del peligro que corren por esta mala práctica.

El transporte de motocicletas es un servicio que en su mayoría a los padres de familia no les gusta; pero algunos se ven en la ‘obligación’ de utilizarlos porque manifiestan que las rutas que existen actualmente no son suficientes.

Por otra parte, el momento en que los estudiantes lo usan este servicio, generalmente es en las horas ‘pico’, es decir, el momento en donde gran parte de los vehículos de Santa Marta salen a las calles, lo que consideran muy peligroso.

En ese tiempo es cuando el chofer del vehículo conduce más rápido, debido a que es el momento preciso para hacer más carreras y en su afán de llevar rápido una carrera y regresar por la otra es donde ocurren los accidentes.

En Colombia, según el Registro Único Nacional de Tránsito (Runt), el 57% de los vehículos que existen son motocicletas, puesto que, dada la facilidad de adquisición de este medio de transporte se ha convertido en la mejor opción para muchos colombianos. Sin embargo, a medida que su número aumenta, también la accidentalidad: cada 94 minutos muere un colombiano por un siniestro de tránsito. El 44% de las víctimas son motociclistas.

FACILIDAD EN LA COMPRA

Comprar una moto y usarla para prestar el servicio público de transporte, se ha vuelto una alternativa relativamente fácil frente al desempleo en muchas ciudades de Colombia, pese  a que es una actividad considerada ilegal que tiene como pena la pérdida de la licencia hasta por 25 años.

Una de las infracciones más comunes por parte de los conductores de motos es obstruir el paso de los peatones en las cebras. / EDGAR PERNETT

Desde el pasado 21 de mayo, la seccional de Tránsito y Transporte de la Policía Metropolitana de Santa Marta nuevamente está trabajando de manera articulada con la Alcaldía de Distrital, desde su Secretaría de Movilidad.

El comandante Tránsito y Transporte, el capitán Jorge Larrotta aseguró que “una de las problemáticas que aqueja al sector de transporte legalmente constituido como son los taxi y el servicio de transporte colectivo en Santa Marta, es la informalidad de los motocicletas, es por eso que se han realizado algunos controles en diferentes puntos estratégico de la ciudad, como lo es el sector de la avenida Campo Serrano, a las afuera de los centros comerciales, centro educativos como colegios y universidades para poder contrarrestar un poco lo que es el flagelo que afecta a este transporte”.

El papel de las autoridades viales, no se limitará únicamente a la imposición de multas para aquellos que infrinjan en las normas de tránsito, sino también para controlar y enfrentar en aquellos puntos neurálgicos donde se presenta proliferación de transporte informal, violación del decreto del parrillero hombre entre otros infracciones con las que los conductores no respetan.

La Policía de Tránsito y la Secretaría de Movilidad cuenta con un grupo de prevención, esto quiere decir que no solo están haciendo la aplicación de norma, “sino también se hacen algunas actuaciones de educación, prevención y sensibilización en los centros educativos, en los lugares donde hay mayor afluencia de público donde instalamos aulas móviles, donde les enseñamos, decimos y recordamos todo lo referente a la norma” afirmó el capitán Jorge Larrotta.

Además añadió que “se supone que un conductor que realiza está actividad tuvo que haber pasado por alguna escuela de enseñanzas, tuvieron que haberle dado esas clases de conducción, de aprender las señales de tránsito y el respeto de las mismas, todo lo que nosotros hacemos es afianzar y refrescar, y aquellas personas que están conduciendo sin la licencia darle todos esos tic importantes de la seguridad vial, para que no se vean inmerso en siniestros viales”

Los motociclistas se suben por los separadores, se pasan los semáforos en rojo, hacen giros prohibidos y hasta se creen peatones. / EDGAR PERNETT

COMPARENDOS DE TRÁNSITO

El nuevo convenio que se da luego de un año y medio de no contar con la presencia de la autoridad policial en las vías de Santa Marta, tendrá vigencia hasta el próximo 31 de diciembre; desde que inició los Policía han interpuesto 71 órdenes de comparendos a personas que conducen sus motocicletas o vehículos que utilizan para un servicio no autorizado, en este caso de personas que cobran una suma de dinero en vehículos particulares.

“Cabe resaltar que estos vehículos no cuentan con la seguridad requerida para movilizarse en el evento de que se presentarse un siniestro vial, no van a tener como amparar todas las lesiones y situaciones que se puedan llevar a presentar, lo único con lo que cuentas es con el SOAT y hemos detectado que no cuenta con ningún documento. El transporte legalmente constituido cuenta con algunas pólizas de responsabilidad para poder atender cualquier situación que se llegue a presentar” informó el capitán Larrotta.

Por otra parte, una de las medidas que existe para generar seguridad en la ciudad y disminuir algunos delitos es el no parrillero hombre, sin embargo, las autoridades han realizado 128 órdenes de comparendos a motocicletas que aun violan esta norma.

El pasado martes 4 de junio, en la ciudad hubo restricción de moto, pero los Policía sorprendieron a 103 personas a las cuales les inmovilizaron su motocicleta por no acatar la orden del día sin moto.

Dentro del tiempo de lleva operando nuevamente la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía de Santa Marta, han realizado por lo menos 666 órdenes de comparendos de las cuales inmovilizaron 344 motocicletas.

“Algunas personas se incomodan o piensan que nosotros los controles los encaminamos única y exclusivamente para las motocicletas, pero a lo que vamos es a tratar de contrarrestar toda la siniestralidad vial que se presenta, mirando que los motociclista son los actores viales que más se ven involucrados en los siniestros, ya sea como conductor, tripulante o que el motociclista ocasione a algunos de los conductores, esto refleja todo el control que se ha venido realizando por parte de la Policía Nacional, queriendo garantizar la movilidad y ejerciendo el control en la ciudad” aseguró el comandante de Tránsito capitán Jorge Larrota.

20 personas han sido sorprendida conduciendo bajo los efectos del alcohol, de las cuales nueve fueron motocicletas y 11 a vehículos, es decir 20 comparendo de este tipo; “esto también pone en cintura a estas personas irresponsables que después de consumir estas bebidas embriagantes salen a poner en riesgo la vida de ellos y la de los demás usuarios de la vía para que no se nos lleguen a presentar, por eso tenemos marco sensores, radares y todos los elementos tecnológicos que hoy en día son necesarios para poder detectar y contrarrestar todo este tipo de infracciones” dijo el capitán Jorge Larrota.

INFRACCIONES MÁS COMUNES

No tener los documentos al día, mucho de ellos no cuentan con un seguro, con la revisión técnico mecánica y la licencia de conducción de conducción.

Los adultos que llevan a los niños sin protección en el medio del parrillero y el conductor son muestra de irresponsabilidad en la vía. Se pone en peligro la vida de los menores.

Algunos motociclistas olvidan que el casco es para llevarlo puesto en la cabeza. Prefieren llevarlo en las manos y andar sin protección.

El irrespeto por la señales de tránsito, como es pasarse el semáforo en rojo o irrespetar la señal de pare.

El exceso de velocidad en las principales calles y avenidas de la ciudad, donde los conductores no se miden a la hora de conducir.

Cualquier espacio es aprovechado por los conductores para adelantar los otros vehículos, sin medir los espacios y sin saber si el otro conductor los está viendo.

Las aceras también han sido invadidas por algunos motociclistas para evitar meterse en contravía, hasta se enojan con los ciudadanos que andan por ellas porque les  impiden el paso.

Transportar cargas pesadas en las motos impide la visibilidad, además de que dificulta tener control del aparato, lo que facilita los accidentes en las calles.

Obstruir el paso de los peatones en las cebras es otra de las infracciones recurrentes de los conductores. Los peatones deben esperar el paso de las motos para poder pasar una calle o llegar a una acera.

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte