El ‘Pepe Vives Campo’ se llenó de romance con Fermina y Florentino

La escenografía, vestuarios, música ambientada con violín y luces destellando en todo el Teatro Cajamag, logró reunir un sin número de sentimientos que lograron renacer la fuerza del amor.

Fermina y Florentino, al llegar al escenario del ‘Pepe Vives Campo’, lo llenaron de romance, que, a pesar de lo prohibido, de los años transcurridos su amor permaneció intacto.

Esta función estuvo integrada por cinco artistas del grupo Teatro Actores de Barranquilla, dirigido por Mario Zapata, quienes mostraron todo su talento en esta adaptación de ‘El amor en los tiempos del cólera’, de Gabriel García Márquez.

Entre los aplausos y los suspiros de todos los asistentes, la obra alcanzó a estimular la esencia del amor, que sin importar las circunstancias, la magia de los sentimientos siempre estuvo viva.

La obra ‘Los amores de Fermina y Florentino’ es extractada de la exitosa novela de ‘Gabo’, que manifiesta los pasajes con la atmósfera de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

Ese romance vivió maravillosos momentos, con un devenir eterno realizado por los protagonistas, ya viejos, en un barco de vapor por el río Magdalena.

Esta bella historia declaró pensamientos y enfrentó realidades, sin dudar a atreverse a renacer en un verdadero sentimiento de amor, el que quizá hoy día muchas personas o quizás parejas puedan estar viviendo, donde los temores desaparecen, porque la fuerza del amor todo lo puede, sobrepasando límites.

LOS PERSONAJES

Florentino Ariza: Era hijo no reconocido de Pío Quinto, empresario y dueño junto a sus hermanos de la Compañía Fluvial del Caribe. Florentino Ariza vestía de manera sombría, lo cual le hacía parecer más viejo de lo que era. Le gustaba escribir y leer poemas de amor. Estaba locamente enamorado de Fermina Daza, al punto de jurarle amor eterno durante más de 50 años.

Por su parte, Fermina Daza: Es una mujer orgullosa y altiva. Se caracterizaba por su inseguridad e incapacidad de soportar el sentimiento de culpa (necesita dejar clara siempre su inocencia). Es impulsiva, como cuando deja a Florentino o cuando acepta casarse con Juvenal sin amarlo. Siempre interpone la rabia para que no se le note el miedo.

También podría gustarte