Sicario en moto mató a soldador

286

Carlos Alberto Orellano Jiménez, de 50 años, que fue sorprendido por un hombre quien le propinó los impactos de bala con un arma calibre nueve milímetros, que acabaron con su humanidad casi al instante.

Los investigadores a cargo del caso, manifestaron que las primeras hipótesis arrojan posibles retaliaciones o `ajuste de cuentas´, en contra de la víctima.

Un nuevo hecho criminal se registró en la madrugada de ayer, en el municipio de Ciénaga. Un barranquillero fue asesinado de dos disparos en la cabeza, cuando transitaba la calle 25 con carrera segunda del barrio Montecristo.

La víctima fue identificada como Carlos Alberto Orellano Jiménez, de 50 años, natural de Barranquilla, quien según informaron las autoridades, había estado preso por  el delito de hurto a residencia, en el año 2014.

Por otro lado, testigos del hecho manifestaron que el crimen ocurrió a primeras horas de la mañana del domingo, cuando el occiso caminaba por el lugar antes mencionado, momentos en que fue sorprendido por un hombre quien le propinó los impactos de bala con un arma calibre nueve milímetros, que acabaron con su humanidad casi al instante.

Una comisión del CTI de la Fiscalía, estuvo a cargo de la inspección técnica al cadáver, el cual fue trasladado hasta la morgue de esa municipalidad.

Asimismo, los investigadores a cargo del caso manifestaron que las primeras hipótesis arrojan, posibles retaliaciones o `ajuste de cuentas´,  debido a que al lado del cadáver, fue hallado un bolso de viaje que presuntamente pertenecía a Orellano Jiménez, en el que había un teléfono celular que aparecía reportado como robado. Sin embargo, las indagaciones continuarán para poder establecer los verdaderos móviles del crimen.

 

También podría gustarte