Rector de Unimagdalena solicitó al gobierno agilizar registro calificado de Licenciatura en Etnoeducación

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

El rector de la Universidad del Magdalena, Pablo Vera Salazar, pidió al Gobierno Nacional agilizar el registro calificado para la licenciatura de etnoeducación en beneficio de las comunidades indígenas de la Sierra Nevada.

Vera Salazar señaló que el desarrollo en la Sierra debe darse de forma integral, puesto que garantizar el acceso a la educación no basta con adecuar aulas y vincular a un maestro sino hay que procurar que las propias comunidades indígenas formen sus propios docentes.

Por:
EMILY
BUSTAMANTE NÚÑEZ

La Universidad del Magdalena está esperando el registro calificado de la Licenciatura en Etnoeducación, por lo tanto, el rector del alma máter, Pablo Vera Salazar, le solicitó al Gobierno Nacional agilizar el proceso para beneficiar a las comunidades indígenas de la Sierra Nevada.

“Queremos formar etnoeducadores pero allá mismo en los territorios; queremos que varios indígenas que han hecho sus programas de maestrías se formen doctorados, tenemos dos estudiando pero no tienen ellos ni nosotros como sufragar los costos de esa formación”, sostuvo Vera Salazar.

La Universidad del Magdalena es pionera a nivel nacional en otorgamiento de cupos directos a comunidades indígenas y, en la actualidad hay más de 100 estudiantes, pero “queremos que muchos más lleguen, un estudiante para llegar a la Universidad requiere un acompañamiento adicional que ni las comunidades indígenas  ni nosotros estamos en capacidad de otorgarles”, reiteró el Rector.

Agregó que “es necesario que el tema de educación no se aborde de manera segmentada, es decir, por un lado el tema de educación inicial, por otro lado la educación media y por el otro lado la educación superior, que inclusive a veces no se contempla dentro de esa articulación, lo mismo aplica para los temas de salud pero también de desarrollo productivo”.

En la zona rural y en muchas zonas de la Sierra Nevada designan profesores que luego de un año se trasladan llevándose la plaza y queda el vacio en la institución, precisó el alto funcionario de esta casa de estudios superiores.

LAS REFLEXIONES DEL RECTOR

Pablo Vera Salazar, rector de la Universidad del Magdalena, dijo “les compartiré algunas reflexiones sobre todo el proceso de articulación de la Universidad con el desarrollo de nuestras comunidades y, en particular con el desarrollo de la Sierra Nevada de Santa Marta y de todos los ecosistemas estratégicos que tenemos. Desde la Universidad hemos venido pensando en la participación que hemos tenido en los diferentes espacios que es necesario asumir la conservación como un eje central de cualquier proceso de ordenamiento en el uso del territorio y esa conservación debe partir de la base que no es un uso exclusivo o excluyente para otro tipo de usos, sino pensar que el agua y la gestión integral del agua, la gobernanza del agua como le llaman las comunidades indígenas, es un asunto central y vital para todos porque los problemas de gestión integral del agua se originan en las cuencas y terminan afectando a toda la comunidad”.

Añadió que “es necesario que se revisen las normas que dio origen a la conceptualización y desarrollo de las áreas protegidas, no podemos seguir en un ejercicio de gobernanza donde el Departamento y el Distrito no tienen incidencia sobre la gobernanza de esas áreas, pero las afectaciones que se generan en ella al final perjudican a las comunidades de Santa Marta así como del Magdalena. Estamos en una oportunidad muy importante de articular por primera vez dos instrumentos de planificación fundamentales el Plan de Ordenamiento Departamental y el Plan de Ordenamiento Territorial en su conexión con la ruralidad”.

LA VISITA A LA SIERRA

Durante la visita de la Universidad a la vereda de Siberia jurisdicción de Ciénaga y, el Rector indico que es increíble como tienen una institución educativa con 18 sedes y un internado que necesita 60 maestros y solo tiene 18 por nueve meses que se contratan a través de fundaciones.

Una infraestructura que llamarlo puesto de salud es demasiado generoso y, que por primera vez en tres años recibió visita de médicos, pediatras que fueron los que llevarob desde la institución de educación superior, dijo.

Vera Salazar, sostuvo que “si nosotros no generamos una estrategia de desarrollo integral para la Sierra Nevada, para las comunidades indígenas, para los colonos y para los campesinos, nuestros jóvenes no va a tener más oportunidad que la ilegalidad. Ese Plan de Desarrollo que plantea una inversión histórica debe requerir un esfuerzo de articulación interinstitucional muy fuerte y disminuir los conflictos sobre el uso del territorio, todos coincidimos en que la conservación y la gestión integral de nuestras cuencas debe ser el punto central de cualquier otro tipo de desarrollo que se genere”.

Agrego que “pero la discusión entre la conservación y la pobreza siempre la va a ganar la pobreza, sino generamos oportunidades para nuestras propias comunidades, un modelo turismo sostenible y comunitario, que permita que las propias comunidades sean valedoras de esa riqueza natural que tenemos que no es patrimonio de los magdalenenses o de los colombianos sino de toda la humanidad, pero requiere que nosotros podamos empinar y decidir sobre su uso sostenible”.

Por otro lado, manifestó “cuando estuvimos visitando la Sierra, encontramos un problema recurrente de tala y quema de bosques, que es un tema que hay que abordar de manera urgente y que requiere de mucha educación y mucho compromiso de todas las instituciones, también la auto crítica de las propias comunidades que con muchas prácticas tradicionales o ancestrales que ya hoy no son compatibles con el concepto de sostenibilidad”.

LA CONSERVACIÓN

“Yo creo que como nunca hay la oportunidad muy importante de ponernos de acuerdo en los puntos fundamentales para construir entorno a la conservación, como eje central para construir un entorno sostenible pero sobre todo que no excluya otro tipo de usos porque cuando entendemos que no podemos seguir aceptando un turismo que simplemente venga a depredar y a contaminar sino un modelo de turismo sostenible, educativo, de investigación y de preservación, podemos armonizar esos usos para evitar los conflictos que durante tanto tiempo se han generado”, señaló Vera Salazar.

Además hizo un llamado a una intervención integral del Estado para partirle de una vez por todo el espinazo y la estructura de la ilegalidad que permea en la ruralidad, donde cada vez que se aceptan un golpe significativo se recrudecen los niveles de violencia en la ciudad y, considera que al parecer no se han dado cuenta que ese problema sigue latente.

El rector de Unimagfalena, indicó que “las comunidades indígenas lo denuncian permanentemente, Parques Nacionales ha sufrido las amenazas sobre esa situación y es necesario para poder llevar desarrollo y poder construir equidad como lo plantea el plan del Gobierno Nacional, que de una vez por todas llegue la legalidad a través de la presencia efectiva e institucional del Estado que no es solamente más Policía y Ejército sino más educación y más escuela, más oportunidades porque cuando hay desarticulación interinstitucional entre lo público, los únicos que ganan son los ilegales”.

La Universidad del Magdalena seguirá trabajando por el desarrollo sostenible de todas las comunidades, por un diálogo fructífero y constructivo entre colonos, campesinos, autoridades, Parques, empresarios, porque al final todos quieren en este territorio tener un mejor vivir.

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte