Santa Marta, entre las ciudades menos competitivas del país

[themoneytizer id=”22300-1″]

La ciudad de Santa Marta obtiene sus mejores calificaciones en los pilares de entorno para los negocios e instituciones, con puntajes de 6,7 y 6,0 respectivamente.

La ciudad obtuvo una calificación de 4,6 sobre 10, situándose por delante de Villavicencio y por debajo de Pasto.

Según lo estimado por el Consejo Privado de Competitividad (CPC) y la Universidad del Rosario, Santa Marta se ubica en la décimo cuarta posición del Índice de Competitividad de Ciudades (ICC) 2019, obteniendo así  una calificación de 4,6 sobre 10, situándose por delante de Villavicencio y por debajo de Pasto, lascuales ocupan la décimo quinta y décimo tercera posición en el ranking, respectivamente.

De los 12 pilares que mide el ICC 2019, Santa Marta ocupa su mejor posición en el pilar de: instituciones. A su vez, la ciudad obtiene sus mejores calificaciones en los pilares de entorno para los negocios e instituciones, con puntajes de 6,7 y 6,0 respectivamente.

Los desafíos más importantes en materia de competitividad para Santa Marta se concentran en los pilares de innovación y dinámica empresarial, en el cual presenta su calificación más baja, siendo de 2,4. La ciudad presenta oportunidades de mejora en los pilares de infraestructura y equipamiento, sostenibilidad ambiental, salud, educación básica y media, educación superior y formación para el trabajo, mercado laboral, sistema financiero, tamaño del mercado, y sofisticación y diversificación en los que obtiene calificaciones por debajo de 5 sobre 10

Frente al recálculo de 2018, Santa Marta mantiene su posición en el ranking, al igual que su calificación general del ICC. En lo que respecta a pilares, de un lado, se destaca el aumento en 1,0 punto en la calificación del pilar de infraestructura y equipamiento, lo que responde a avances en materia de costo de transporte terrestre a aduanas y cobertura de la energía eléctrica.

Por otro lado, el mayor retroceso se da en el pilar de mercado laboral, con una disminución de 0,7 puntos, debido a un menor desempeño en indicadores como formalidad laboral, disparidad salarial entre hombres y mujeres, tasa global de participación en el mercado laboral y brecha de participación laboral entrehombres y mujeres.

De igual forma, el equipo investigador aclara que los resultados del ICC 2019 no son comparables con los publicados en 2018. Esto, porque el ICC 2019 es el primer indicador subnacional en utilizar la nueva metodología del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés), implementada en su más reciente Índice Global de Competitividad.

En su lugar, el WEF propone entender la competitividad como un asunto integral, donde todas las áreas son igual de prioritarias para lograr mayor prosperidad. Para efectos de realizar comparaciones válidas, esta publicación ofrece un año base de comparación, llamado recálculo 2018, el cual utiliza los mismos indicadores empleados en la construcción del ICC 2019 pero rezagados a un año. Por su parte, esta nueva publicación presenta 97 indicadores en cuatro factores de análisis, divididos en 12 pilares de competitividad.

LOS INDICADORES

La muestra incluye aquellas ciudades donde la totalidad de los indicadores se encuentran disponibles, los cuales corresponden 100 % a “datos duros” de fuentes oficiales, como instituciones gubernamentales y entidades multilaterales, y no a resultados de encuestas de percepción. En lo que respecta a los indicadores que dependen de datos poblacionales, el ICC 2019 utiliza la información oficial a la fecha de publicación del informe.

Según Rosario Córdoba, presidente del Consejo Privado de Competitividad, “los rankings son útiles para establecer referencias e identificar buenas prácticas, pero este ejercicio va más allá de una competencia entre ciudades o de un juego de suma cero, donde la ganancia de una ciudad es la pérdida de otra. En su lugar, el Índice de Competitividad de Ciudades, y su complemento el Índice Departamental de Competitividad, brindan información valiosa sobre las áreas de política que las regiones deben priorizar, de manera que logremos resolver el reto de la productividad y, por esa vía, alcanzar un crecimiento mayor y sostenido que permita aumentar el bienestar de todos los ciudadanos.”

Por su parte, Alejandro Cheyne, rector de la Universidad del Rosario, señaló que “esta medición les permite a las regiones identificar agendas de trabajo alrededor de áreas o pilares de competitividad, y en los que se requiere la articulación del sector público, el sector productivo y la academia. Por lo tanto, el Índice de Competitividad de Ciudades se constituye en un insumo para que actores relevantes avancen en la construcción de agendas basadas en evidencia, que inviten a trabajar en pro de la competitividad local y nacional y que, en consecuencia, mejoren los estándares de calidad de vida de todo el país”.

El ICC 2019 mide la competitividad de 23 ciudades y áreas metropolitanas, a través de 97 indicadores agrupados en 4 factores de análisis (condiciones básicas, capital humano, eficiencia de los mercados y ecosistema innovador) y 12 pilares (instituciones, infraestructura y equipamiento, sostenibilidad ambiental, salud, educación básica y media, educación superior y formación para el trabajo, entorno para los negocios, mercado laboral, sistema financiero, tamaño del mercado, sofisticación y diversificación e innovación y dinámica empresarial).

MEJOR CALIFICADAS

BOGOTÁ ———————-7,57

MEDELLÍN  —————–7,09

BUCARAMANGA  ————–6,22

CALI AM ———————6,08

BARRANQUILLA ————–5,78

MANIZALES  —————-5,70

TUNJA ———————–5,58

PEREIRA  ——————5,49

POPAYÁN ———————5,11

ARMENIA ———————5,05

Pasto ———————–4,95

Santa Marta —————–4,53

Villavicencio ————– 4,52

IBAGUÉ ———————-4,41

MONTERÍA ——————–4,33

Cúcuta AM ——————-4,30

Valledupar ——————4,27

Sincelejo ——————-4,25

Florencia ——————-3,23

Riohacha———————3,02

Quibdó ———————-2,86

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte