´Tumbaron´ a Linero con 5 mil dólares

[themoneytizer id=”22300-1″]

Ha sido la ´tumbada´ de su vida. Todos los ahorros que tenía se esfumaron como ´palabras que se lleva el viento´. Ayer, los colombianos fueron sorprendidos por la noticia que nos entregó el exsacerdote Alberto Linero quien  denunció que le fueron robados 5.000 dólares que eran transportados por una persona de su equipo de trabajo que se movilizaba en un vehículo pedido con una aplicación móvil.

Según contó el exsacerdote y actual panelista de la emisora Blu Radio, la empleada llevaba hacia su oficina una maleta en la cual tenía varias de sus pertenencias, entre estas ropa, una cámara fotográfica y 5.000 dólares en efectivo producto de sus ahorros personales.

Dijo el excura que una vez llegaron al lugar, el colaborador de su equipo de trabajo se bajó del carro y la conductora arrancó sin darle la oportunidad a la mujer de sacar el bolso en el que se encontraba la alta suma de dinero.

´Fue como un abrir y cerrar de ojos, la conducta arrancó como pelao que se abre a correr cuando está jugando al escondido´, aseguró el exsacerdote.

NO CONTESTA

Pero lo más preocupante de la situación es que Alberto Linero y miembros de su equipo  han intentado en repetidas ocasiones comunicarse con la conductora del vehículo, pero aun así no han podido contactarla. También, señaló que la aplicación del servicio de transporte tampoco les ha dado razón sobre el hecho.

´Estoy esperanzado en que la persona devolverá lo que no es suyo, pues seguro se trata de un error´, dijo.

Linero dijo que ya interpuso la denuncia ante la URI de la Fiscalía por la desaparición de los 5.000 dólares, que corresponde a más de 15 millones de pesos.

 “Siempre trato de ver la vida con optimismo, así que estoy esperanzado en que la persona devolverá lo que no es suyo, pues seguro se trata de un error”, aseveró.

Y agregó: “Evito juzgar a las personas y entiendo que para eso están las autoridades competentes. También creo en la justicia colombiana y en el buen servicio de la Policía Nacional”.

Así mismo, el exsacerdote ha señalado en sus redes sociales que pese al incidente  nada le “puede quitar el placer de gozar la vida”.

“Soy feliz. Disfruto lo que hago, el cariño de la gente, los buenos resultados en el trabajo. Me va bien. Y obvio también sufro derrotas y dolores; pero todo eso forma parte de la vida, se enfrentan y se sigue adelante”, indicó.

La desgracia del Padre Linero después de abandonar la iglesia

A los insultos en redes y la pérdida de audiencia, se suma el robo a los ahorros de toda la vida. Está tan desesperado que “piensa volver al convento”

ESTÁ TRISTE

De otro lado, el portal Las2orillas sobre el tema escribió:

Triste, no puede estar de otra forma. Cada centavo que había ganado no le metió en un banco sino que lo fue acumulando pacientemente, primero en su casa cural, luego en el apartamento donde vive. Llegó a tener cinco mil dólares. El aumento en la divisa fue una buena noticia para él. Esta mañana le dijo a uno de sus asistentes que tomara un auto y fuera hasta las oficinas de Blu Radio a llevarle en una maleta los cinco mil dólares y una cámara fotográfica. Su asistente se bajó pero la conductora del carro no le dio tiempo y arrancó llevándose los ahorros de toda una vida.

Alberto Linero dijo que ya son muchas las lecciones que le ha dado la vida después de dejar el sacerdocio y que quedó tan aburrido que hasta le gustaría regresar de nuevo al seminario. Lo dice en tono de broma. A pesar de la pérdida Linero no se arrepiente de nada.

El padre Linero se ha enamorado muchas veces. Él entendió que el corazón de algunos hombres, como lo escribió García Márquez en El amor en los tiempos del cólera es como un motel de prostitutas con muchos cuartos. Por eso no se atormenta. Él está seguro de su fe y por eso puede hablar abiertamente de lo que lo tienta porque es hombre y de tierra caliente.

Él dice que es Samarquillero, osea que cree que a las dos ciudades el río Magdalena no las divide sino que las une. Nació el 28 de octubre de 1968 en Santa Marta y a los veinte se fue a vivir a Barranquilla a estudiar Filosofía en el Seminario. Desde ese momento Curramba fue su casa. Cuando le han propuesto irse a vivir a Bogotá, el padre Linero dice que el se acomoda a cualquier sueldo pero, eso sí, le deben garantizar traer a toda la gente de Barranquilla para mamar gallo en la calle y que le lleven los atardeceres en el Magdalena y también el Carnaval.

El padre Linero, por encima de cualquier cosa, es un hombre. Él siempre ha dicho que en su vida han aparecido mujeres que le han hecho propuestas interesantes. Él no se reconoce como un santo, todo lo contrario, se asume como un pecador y sabe que el día que se llegue a enamorar de verdad dejaría el sacerdocio. Pero ha sentido mariposas en el estómago, por eso puede aconsejar con propiedad a todos esos muchachos que, derrotados por un despecho, recurren a su consejo.

Su curiosidad por el mundo y sus pasiones no tiene límites. En el 2014 reconoció públicamente que estaba leyendo Las 50 sombras de grey el Best –Seller erótico que ha vendido más de 40 millones de copias en todo el mundo. Aunque le gustaron las descripciones del libro, la historia no lo atrapó tanto.

Pero tal vez lo que más le gusta a este hombre grande, un bonachón de férrea voluntad que logró bajar casi treinta kilos con una dieta en donde suprimió las carimañolas, los pasteles de yuca, las butifarra y la coca-cola, sean las canciones de Diomedes Díaz. Su preferida es Amarte más no pude en donde dice encontrarle, incluso, una diferencia teológica: Yo te puedo perdonar si es que estás arrepentida pero volver contigo no lo puedo hacer ni en sueños. “Puedo perdonarte pero nunca volveré a ser tu pareja, que sabiduría”. Sin embargo no es un gran parrandero y está convencido que su tentación más grande pudo haber sido la de pensar ser, en algún momento de su vida, alcalde de Barranquilla o de Santa Marta. Ya no piensa eso, ahora cree más que nunca que la religión y la política no se revuelven.

Ahora, libre ya de culpas, disfruta la vida al máximo e intenta aprender de ella así sean en sus momentos más oscuros.
Con información de El Tiempo y Las2Orillas

También podría gustarte