Tiendas y el pequeño comercio siguen bajo amenazas de muerte

[themoneytizer id=”22300-1″]

Las autoridades locales afirman que hasta el momento el orden público está en total normalidad. Sin embargo, el miedo y las amenazas se han apoderado de los tenderos y negocios de la informalidad.

Intensos patrullajes realizan la Policía y el Ejército en el corredor vial de la Troncal del Caribe para garantizar la seguridad de la comunidad.

El grupo delincuencial de ´Los Pachencas´ puso en jaque a las autoridades de Santa Marta y por segundo día consecutivo mantuvieron el paro armado que ordenaron desde el mismo día en que fue dado de baja su máximo cabecilla, Jesús María Aguirre Gallego, alias ´Chucho Mercancía´.

Todo el corredor vial de la Troncal del Caribe desde el nororiente de Santa Marta, a partir del barrio Once de Noviembre hacia el departamento de La Guajira, permaneció ayer desolado.

Para comprobar la magnitud del paro armado, HOY DIARIO DEL MAGDALENA hizo el recorrido que nos llevó por los barrios Once de Noviembre, Timayuí, Los Alpes, y las veredas de Calabazo, Marquetalia, Quebrada Valencia, Machete Pelao, Buritaca, al igual que los corregimientos de Minca y Guachaca y comprobamos que efectivamente el paro era total. El cierre de los negocios se cumplió tal como había sido ordenado por ´Los Pachencas´, nadie abrió, nadie atendió

´Esto es como un pueblo fantasma, nadie sale, nadie se asoma, todo el mundo tiene miedo. La orden es que quien abra el negocio, es persona muerta, y quien esté en la calle igual. Entonces así, nadie sale´, declaró a HOY DIARIO DEL MAGDALENA un líder comunal de Calabazo.

EL CORREDOR DE LA TRONCAL DEL CARIBE

Para nadie es un secreto que el corredor de la Troncal del Caribe, desde Santa Marta hasta La Guajira es dominado por la banda criminal de ´Los Pachencas´. En jurisdicción de ese territorio es que se han perpetrado un sin número de crímenes y la gente dice que la zona la manejan los integrantes de la banda.

Ayer, con ocasión del paro armado, ese corredor vial parecía un ´fantasma´. Nada se movió. Ni siquiera los mototaxis que es el servicio usual en la región. La orden fue dada para todo el mundo. Y desde luego todo el mundo la acató por el temor y miedo de ser ejecutado por ´Los Pachencas´

HOMBRES EN MOTO

Tanto en los barrios del Nororiente de Santa Marta como en cada una de las veredas y corregimientos de la comprensión rural, aparecieron hombres en moto dando las instrucciones de cerrar los negocios. ´Las advertencias eran: cierre la tienda, cierre el chuzo, mañana no abra, no busque problemas. Quien no atienda la orden será declarado objetivo militar´. Bajo esas circunstancias la gente no tuvo más alternativa que cerrar sus establecimientos.

En el corredor veredal de Calabazo, Marquetalia, Quebrada Valencia, Machete Pelao, Buritaca, al igual que los corregimientos de Minca y Guachaca, la orden fue mas directa: ´Aquí nadie abre el negocio hasta que termine el paro armado. El que lo haga se atiene a las consecuencias´, comentó un comerciante de la región.

Y es que las veredas el asunto es más complicado porque los comerciantes, tenderos y dueños de negocios saben de dónde vienen la orden. ´Aquí se recibe el mensaje, pero uno ya ni pregunta porque sabemos quién es él manda el mensaje, entonces a uno le toca es cerrar, que más se puede hacer?´, agregó el dueño de un depósito de víveres.

EL MERCADO PÚBLICO

El Mercado Público de Santa Marta una de las principales zonas de influencia de ´Los Pachencas´ dado que allí extorsionan a la mayoría de los comerciantes, abrió parcialmente no obstante que a diferencia de la Troncal del Caribe contó con presencia de efectivos del Gaula desde la madrugada y para garantizar la seguridad de los comerciantes y compradores.

Muchas colmenas y depósitos abrieron sus puertas al público, pero hacia el medio día cerraron

PARQUE TAYRONA

Hasta el parque Tayrona se vio afectado por la orden que dieron ´Los Pachencas´ de que se suspendiera toda actividad económica.

El equipo periodístico de HOY DIARIO DEL MAGDALENA llegó hasta el Tayrona y pudo evidenciar que allí no hubo actividad de ninguna naturaleza.

´No hay mototaxis, ni transporte, ni nada abierto. Ni los pelaos que orientan a los turistas se han asomado hoy por estos lados´, señaló un líder social del sector

Los negocios como restaurantes, venta de comida, llanterías y hasta estaciones de servicio ubicadas en todo el corredor vial de la Troncal del Caribe, tampoco abrieron en el día de ayer.

PATRULLAJE

Por otra parte, los uniformados de la Policía Metropolitana de Santa Marta madrugaron en la mañana de ayer y se trasladaron hasta los diferentes barrios de la ciudad y establecimientos ubicados en todo el corredor de la Troncal del Caribe desde el barrio Once de Noviembre hasta Palomino en límites con La Guajira, para llevar un mensaje de tranquilidad y seguridad al gremio de comerciantes y ciudadanos, quienes se encuentran alarmados por la aparición del pasquín amenazante emitido por la organización criminal ‘Los Pachencas’, quienes aseguraron tomar represarías por la baja del máximo cabecilla ‘Chucho Mercancía’.

Pese a que en algunos sectores se observó la presencia de la Policía, el pequeño comercio no abrió

ASÍ COMENZÓ

El día lunes en la tarde circuló en redes sociales un panfleto que advertía a la comunidad sobre un paro armado en la vía como represalia a la muerte de alias “Chucho Mercancía” y alias “Mario”, líderes de la banda delincuencial “Los Pachencas”.

Ante este panfleto, la Policía Metropolitana de Santa Marta informó en un comunicado que el supuesto paro armado en la Troncal del Caribe es falso y solo “busca intimidar a los habitantes”.

No obstante a ello, los tenderos y pequeños negocios no abrieron.

Así mismo, la Policía invitó a la comunidad a no compartir información falsa porque puede generar pánico entre la comunidad. Reiteraron que cualquier anomalía puede ser reportada a la línea 123 o a los cuadrantes de Policía.

Sin embargo, a pesar del parte de tranquilidad, el comercio ubicado en la vía que comunica Santa Marta con La Guajira no abrió sus puertas al público por temor. En el documento advertían que “todo el que esté afuera es objetivo militar, incluyendo mototaxistas, estudiantes y vendedores ambulantes; nos haremos sentir a las buenas o las malas”.

 “Por ese panfleto todos los negocios están cerrados porque todo el mundo está preocupado. Nosotros confiamos en el Estado, ya con lo que pasó con el señor ese, esperamos que el Estado meta más seguridad a la región y que proteja a los líderes´, dijo uno de ellos

Pese a que la Policía y Alcaldía desmintieron el pasquín, en sectores como Palomino, Mingueo, Dibulla y Río Ancho, corregimientos ubicados sobre la troncal del Caribe, algunos establecimientos comerciales tampoco.

La Fuerza Pública ha hecho presencia a lo largo de la Troncal del Caribe para garantizar la seguridad de la comunidad.

En el corregimiento de Mingueo, municipio de Dibulla en La Guajira los comerciantes temen abrir sus locales a pesar de la presencia de la fuerza

“Estamos presentes para hacerle ver a la población civil que nosotros estamos acompañándolos y que no deben temer ante la situación”, dijo  el coronel Wilson Cardozo, Comandante del Batallón de Infantería Mecanizado #6. Explicó que, aunque fue desmentida la información que rodó desde anoche, están en contacto con la comunidad, hoteleros, comerciantes

Durante los próximos días la Policía y el Ejército vigilará la Troncal del Caribe y de acuerdo a cómo se dé la situación prolongarán su presencia para velar por la seguridad de la comunidad. “Precisamente para contrarrestar lo que ellos mencionaban en el panfleto, en el caso de que lleguen a amenazar a alguien”, enfatizóel coronel Cardozo.

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte