Por falta de conciliación se hundió la Ley Anticorrupción

[themoneytizer id=”22300-1″]

El triste final de esta ley estaba casi cantado desde el lunes cuando se acabó de votar el proyecto después de más siete sesiones, en las cuales se superaron más de 80 impedimentos y la amplia discusión para que se incorporaran las mencionadas normas anteriormente.

Fracaso total. De esa forma se podría resumir el cierre de la agenda le legislativa anticorrupción al término del año de sesiones del Congreso, en donde secentraba su expectativa principal en que fuera ley el llamado estatuto anticorrupción, con el cual se quitaba la casa por cárcel a los corruptos, se acaban las prisiones especiales para funcionarios y hasta se tumbaban los acuerdos interinstitucionales, foco de la corrupción estatal.

El triste final de esta ley estaba casi cantado desde el lunes cuando se acabó de votar el proyecto después de más siete sesiones, en las cuales se superaron más de 80 impedimentos y la amplia discusión para que se incorporaran las mencionadas normas anteriormente.

Su hundimiento se ratificó luego de que el presidente de la Cámara, Alejandro Carlos Chacón, no anunciara la conciliación para que fuera discutida en la sesión del jueves, la última de la legislatura, esto porque, según él, la conciliación no se pudo concretar.

“Al día de hoy no ha llegado, además trataron de violentar la ley al perecer trabajando sin la designación del conciliador que había hecho la Cámara”, indicó Chacón al levantar la sesión y dar de esa forma por muerta esta ley.

El caso que expresó el presidente de la Cámara se debió a que desde el Senado se adelantó la discusión de la conciliación con el representante Gabriel Vallejo, del Centro Democrático, más no con Jairo Cristo, de Cambio Radical, a quien Chacón le designó para esa labor.

El dignatario defendió la designación de Cristo con una carta en la que se notificaba al representante de Cambio Radical como conciliador, más no era el uribista Vallejo, con quien según el conciliador Germán Varón estuvo reunido por más de una hora acordando el texto.

“Desafortunadamente no fue anunciado para la sesión plenaria de la Cámara, por ley quinta no se podrá tramitar. Yo firmé un informe de conciliación, no se qué pasó con esa conciliación. La hice con el representante del Centro Democrático que fue designado como ponente, en adelante no sé que pasó. Yo no verifico que él haya sido designado, yo creo en la palabra por principio”, indicó el senador Varón.

Por su parte, el presidente del Senado, Ernesto Macías, al retomar la sesión después de las 7:00 de la noche, sostuvo que el Senado actuó de forma diligente para la conciliación de esta ley anticorrupción, y que fue la Cámara la cual no convocó para discutir la misma en la sesión del jueves.

“Infortunadamente la Cámara levantó la sesión sin anunciar la conciliación, no permitieron radicar el informe de conciliación”, dijo Macías, al responsabilizar a su colega de la Cámara, Alejandro Chacón.

Sumado a este ‘agarrón político’, al proyecto anticorrupción le surgió otro problema de último momento: la radicación de tres recusaciones contra todos los 172 representantes a la Cámara, lo cual obligaba a que la Comisión de Ética se reuniera y decidiera si aceptaba o no ese reclamo. De la misma forma se debían discutir al menos 100 impedimentos que ya se habían anticipado se iban a dar en la sesión del jueves si así hubiera sucedido.

Una ley más del paquete anticorrupción que quedó a punto de hundirse es la referente a la declaración de conflictos e intereses de los congresistas, la cual aunque ya superó la discusión en la Cámara, en el Senado su votación se suspendió el miércoles y se retomaría el jueves.

 A SANCIÓN PRESIDENCIAL

 Mientras que la ley anticorrupción se hundía, el Gobierno Nacional logró terminar el trámite en el Congreso de la República de dos proyectos de amplió interés: las leyes de reforma al sector de las TIC y el que transforma a Coldeportes en el Ministerio del Deporte.

Los dos pasaron para que el presidente de la República los pueda sancionar en los próximos días, en especial el de las TIC, que fue una de las leyes que anunció desde su posesión que tramitaría en el legislativo.

Con esa ley el gobierno busca acceso a internet a más de 20 millones de ciudadanos que aún no pueden disfrutar del mismo como se hace en otras regiones, de esa forma también la administración Duque espera cumplir su compromiso de la equidad.

La otra ley, la que crea el Ministerio del Deporte, si bien viene del gobierno de Juan Manuel Santos, el proyecto fue acogido para dar impulso al deporte y la formación en más escuelas del deporte. La ley se aprobó dejando a Bogotá como la sede del ministerio, el cual deberá quedar listo en un año, plazo previsto para que se de la transformación del actual Coldeportes en ministerio.

También se logró la aprobación este miércoles en las plenarias la conciliación del acto legislativo de la reforma a las regalías. El texto después de julio deberá cumplir su segunda vuelta, es decir cuatro debates más para convertirse en reforma constitucional.

BOGOTÁ COLPRENSA

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte