Chile apela a sus ‘Cuatro Fantásticos’ para unirse a Colombia en cuartos de la Copa América

Chile confía en sus ‘Cuatro Fantásticos’ para sellar este viernes ante un alicaído Ecuador su pase a cuartos de final y superar a Uruguay en el Grupo C de la Copa América, un torneo que sigue haciendo sufrir a la Argentina de Lionel Messi.

Si como marca el guion le gana a Ecuador (goleado 4-0 en su estreno por Uruguay), el bicampeón de América se colocará primero de grupo con seis puntos, dos más que los que tiene la Celeste, líder tras ceder inesperadamente un empate 2-2 contra Japón el jueves en Porto Alegre.

Chile, campeón de las ediciones de 2015 y 2016, y Uruguay, la selección con más títulos de Copa América (15), decidirán la suerte del grupo en la tercera y última jornada, el lunes en Rio de Janeiro.

Los de Reinaldo Rueda destrozaron a Japón sin miramientos (4-0) pero, aunque la tricolor es en apariencia una presa fácil para la voracidad de Arturo Vidal, Alexis Sánchez, Eduardo Vargas y Charles Aránguiz, el técnico colombiano no quiere caer en un exceso de confianza.

“Nos vamos a enfrentar a un equipo muy fuerte físicamente, veloz, con una madurez importante y gran experiencia de sus jugadores”, dijo el jueves por la noche en Salvador (nordeste), donde se disputa el choque.

“Tenemos que hacer un juego muy ordenado, muy inteligente, porque Ecuador va a llegar con una necesidad y nosotros tenemos que saberlo enfrentar”, agregó.

Si Chile gana será el segundo equipo clasificado para los cuartos de final, después de Colombia. Por ahora no hay ningún equipo eliminado.

– Garra nipona –

Uruguay fue víctima este jueves de otro arrebato de garra de las selecciones invitadas al torneo.

Al igual que Catar, que le puso las cosas bien difíciles a Paraguay y a Colombia, los nipones le plantaron cara a los charrúas con un inesperado empate. Y a punto estuvieron de estropearles el buen inicio que tuvieron en el torneo.

La Celeste se recuperó de dos ventajas anotadas por el volante ofensivo Koji Miyoshi, gracias a un penal señalado a instancias del VAR y convertido por Luis Suárez y a un soberbio cabezazo del defensa José María Giménez.

“Fue más contundente Japón, para las pocas chances claras que tuvo (porque) metió dos goles”, dijo el técnico Óscar Tabárez.

En ese partido, el lateral del Milan Diego Laxalt sufrió una “distensión de musculatura isquiotibial, sin elementos de rotura de fibras”, aunque será duda para el resto del torneo.

De las cinco favoritas a hacerse con esta Copa América -Argentina, Uruguay, Brasil, Chile y Colombia-, solo la Albiceleste está sufriendo, y de lo lindo, en la fase de grupos.

– Argentina ya prepara su ‘match-ball’ – 

El equipo que dirige Lionel Scaloni viajaba este viernes a Porto Alegre, escenario del ‘match-ball’ contra Catar.

Los de Messi son los únicos de los favoritos que no han ganado ningún partido y los que más abucheos y críticas de la prensa están recibiendo.

La derrota con Colombia y el empate del jueves le obliga a ganar el domingo a Catar en Porto Alegre para evitar un nuevo drama nacional.

Scaloni dirigió una sesión para preparar el partido este viernes en el estadio Beira Rio, en el que se pudo ver que el técnico apostaría a un tridente ofensivo, con Messi y Sergio Agüero como fijos, y un tercer integrante que podría ser Lautaro Martínez, recuperado tras recibir un golpe ante Paraguay, o Paulo Dybala.

La batalla de Porto Alegre llegará el día después de la definición del Grupo A, en el que la anfitriona Brasil se jugará el primer puesto con Perú en el Arena Corinthians de Sao Paulo.

El astro Neymar, que se pierde el torneo por lesión, visitó la concentración de la Canarinha este viernes para dar ánimos a sus compañeros.

En caso de empate entre ambos, el gran beneficiado podría ser Venezuela, que a la misma hora chocará contra Bolivia en Belo Horizonte, aunque la preocupación de la Vinotinto este viernes era el estado de salud del defensa central Mikel Villanueva, que según fuentes consultadas por la AFP sufre dengue, aunque el seleccionador Rafael Dudamel no lo confirmó.

“Mikel jugó contra Brasil con fiebre (…), con una erupción que pensábamos era producto de un complejo vitamínico. Hasta el día de hoy le han estado haciendo evaluaciones. No ha trabajado a la par del grupo en los últimos dos días”, declaró el técnico este viernes, sin descartar al jugador para el partido del sábado.

AFP

También podría gustarte